CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Otros rallyes

4 MIN

Previo de la Subida a Pikes Peak 2017: Dumas está decidido a hacer historia

Iván Fernández | 19 Jun 2017
pikes-peak-2017-hillclimb-ppihc (3)
pikes-peak-2017-hillclimb-ppihc (3)

Todavía estará secándose el sudor de una de las ediciones de las 24 Horas de Le Mans más agobiantes de la historia moderna, pero Romain Dumas debe cambiar el chip y centrarse en el que será su tercer gran reto en apenas un mes tras estar presente en Nürburgring y La Sarthe, el quinto si tenemos en cuenta su participación en el Dakar y el Rallye de Monte-Carlo. Ha quedado claro que el ganador de las ediciones de 2016 y 2014 de la Subida a Pikes Peak no tiene miedo a los retos y es por ello que este año no sólo tratará de conseguir su tercer triunfo en la carrera, sino también superar el récord de Sébastien Loeb.

Será sin lugar a dudas un todo o nada, especialmente después de que Dumas haya tenido problemas con el propulsor de su barqueta Norma MXX RD Unlimited durante los test previos realizados antes de las 24 Horas de Le Mans 2017. Para los que os lo estéis preguntando, sí, el motor es Honda y sí, HPD deberá desplazar alguna unidad extra hasta la montaña del Colorado con el objetivo de no tener mayores sobresaltos el definitivo día de la carrera (el próximo domingo 25 de junio a partir de las 8:00h del Colorado, las 16:00h en la España peninsular.

Serán 54 coches y 31 motos las que disputarán la 95ª edición de la Subida a Pikes Peak. Si repasamos la lista de inscritos nos encontramos con que este año no tendremos gran duelo entre Dumas y Millen. El neozelandés no volverá este año a estar al volante del proyecto de los letones de Drive eO, sino que regresará con su ya habitual Hyundai Genesis Coupe de 2012 dentro de la categoría Time Attack 1. De esta forma, más allá de la presencia de Tony Quinn y su Ford Focus con motor de Nissan GT-R, el exótico Palatov D1PPS, el Enviate Hypercar PP1800 fabricado por Cody Loveland y pilotado por Paul Gerrard, o la nostálgica presencia del australiano David Rowe y su Audi Quattro S1 Evo2 de 1985, la categoría Unlimited en esta edición cuenta con muy pocos alicientes.

Tampoco la categoría de eléctricos será uno de los grandes puntos de atención más allá del duelo que se presume que llevarán hasta las últimas consecuencias Tesla y Faraday Future. El primero, volverá a estar presente dentro de la categoría de Time Attack 2 Producción, con el CEO de GO Puck! al volante (Blake Fuller), mientras que el FF 91 sólo formará parte de la lista de vehículos de exhibición, por lo que es de esperar que su tiempo no sea revelado en el caso de que no sea mejor que el del Model S P90 D.

Sin grandes rivales entre los Unlimited, el mayor reto para Romain Dumas será el de acercarse lo máximo posible al 8:13.878 de Loeb.

No volverá a repetir el Acura EV Conceptdel año pasado, el cual no parece que arrojó los resultados que se esperaban de él, mientras que destaca la gran ausencia de Jeff Zwart y su siempre espectacular Porsche 911 GT3. Dan Novembre, Spencer Steele, el pastor cristiano Layne Schranz o el editor de Jalopnik, Robb Holland, sí estarán presentes en sus respectivas categorías, aunque obviamente, lejos de la lucha por la gloria absoluta.

Aunque no repetirá con su eléctrico de 1.000 CV y tracción total, Acura no ha querido faltar a la tradición por sexto año consecutivo y es por ello que será el fabricante con mayor representación en la Carrera hacia las nubes. En este caso se llevarán dos unidades del TLX (uno con motor V6 turbo de 500 CV, el segundo, una versión GT similar a la que competía en el Pirelli World Challenge) así como una versión Time Attack 1 del NSX GT3 además la responsabilidad de suministrar el Pace Car y gran parte de la caravana de vehículos que se encargará de la seguridad.

Acura NSX and TLX to race up Pikes Peak.