Sébastien Loeb: “No voy a decir que nunca jamás, pero ya está, he tenido suficiente”

 |  @fernischumi  | 

Hemos sido los más rápidos en todas las etapas pero no hemos conseguido llegar hasta el final de cada una de ellas. No voy a decir que nunca jamás, pero ya está, he tenido suficiente”. Estas son las palabras que reflejaban ayer la desesperación de Sébastien Loeb, más abatido que nunca después de haber perdido su quinta victoria de etapa en el Rally Dakar 2019 tras sufrir un problema de transmisión en los últimos kilómetros de la especial cuando contaban con una sólida ventaja sobre Nasser Al-Attiyah y Nani Roma.

La falta de motivación fue evidente, no solo por la propia expresión corporal de la pareja francesa mientras esperaban la llegada de su compañero del equipo PH Sport, sino también a la hora de hacer las reparaciones. En el Peugeot 3008 DKR portaban una transmisión de repuesto, sin embargo, después de intentarla ajusta por primera vez las piezas no quedaron consolidadas, rompiendo después de unos kilómetros y obligando esta vez sí a detenerse para esperar a Pierre Lachaume, el cual le prestaría la transmisión de repuesto de su Peugeot 2008 DKR para que los nueve veces campeones del mundo de Rallyes pudieran completar la penúltima etapa.

Se esfumaba así la opción de asaltar la segunda plaza de la general ocupada de Nani y recortar unos minutos muy valiosos para tratar de meter presión a Nasser Al-Attiyah y Mathieu Baumel de cara al último día. Una semana a la contra desde aquella tercera jornada en la que un problema con el RoadBook les hizo perder más de media hora cuando abrían la carrera. Vencedores en cuatro jornadas, los pinchazos en el primer día de la etapa maratón, los problemas eléctricos del lunes y la rotura de la transmisión ayer, termina por dejar un sabor agridulce a un Daniel Elena que ha relajado su discurso contra la organización desde la semana pasada

Ahora la puerta de volver al Dakar sigue abierta a pesar de que el propio Sébastien Loeb realizara dichas declaraciones en el calentón del momento, algo que ya sucedió tras su abandono en la edición pasada, cuando aseguró que se había esfumado su última opción de ganar la prueba con el cierre del proyecto Peugeot Sport. Solo unos meses más tarde estaba confirmando su participación en la prueba con una unidad privada.

¿La próxima oportunidad? Quién sabe… Lo más lógico sería pensar en 2021, seguramente con la opción de ser integrante de un equipo oficial ahora que ya no tiene lazos con el Grupo PSA y que para entonces su contrato con Hyundai Motorsport por dos temporadas habría llegado a su fin. Terceros, a 2 horas y 2 minutos de Nasser y Mathieu Baumel, la despedida de Loeb y Elena a la firma del león no será recordada con grato recuerdo:

Sí, nos llevamos un buen recuerdo del rally. La velocidad está aquí, la navegación también, después hemos tenido muchos problemas con los pinchazos del otro día, lo del RoadBook de la tercera etapa, hoy hemos roto la transmisión… muchos pequeños problemas que cuando lo pones todo junto no es un buen resultado para nosotros. El próximo año seguro que no volveremos al Dakar porque tenemos el Monte-Carlo con Hyundai, después veremos, hay que ganarlo al menos una vez – Daniel Elena a RTVE

Lee a continuación: Nasser Al-Attiyah sentencia el Rally Dakar 2019 en una jornada para olvidar de Loeb, Sainz y Peterhansel

  • Adismo

    Donde se puede ver todos los resumes?

    • XQV

      Los de Teledeporte, en http://www.rtve.es/alacarta/videos/dakar/. También Eurosport ha seguido la competición (no sé si se puede ver a la carta) y la propia organización pone algunas de las mejores imágenes en Twitter y YouTube.

  • Ferran Pistola

    Pues sería una pena que Loeb no lo intentase al menos una vez más. Para mí, en este Dakar, han demostrado que son rápidos fuera de las pistas WRC y los barrancos y valles; también són rápidos en los fuera pistas de dunas y terrenos rocoso.
    Ojalá vuelvan en 2021, y esperemos que el Rally se haya “reinventado” y se algo más que dar vueltas al sur de Perú.

  • Ivoviedo

    El principal problema que tiene Loeb es con que equipo lo hace. este año casi le sale bien la jugada por mucho que llore que es un privado tenía un coche auténtico pata negra y yo diría que mucho mejor que el mini buggy y a la altura del Toyota de nasser loeb es un pilotazo y es rapidísimo pero este año Nasser es el justo ganador.

  • BMW ///M3

    Es que, si nos paramos a pensar, y sin contar la victoria en Pikes Peak en 2013, lleva sin ganar un título absoluto desde el Mundial de 2012. Esa sequía le habrá afectado.