Sébastien Ogier planea debutar en el DTM de la mano de Mercedes-AMG

 |  @fernischumi  | 

Hora de nuevos retos. El propio Sébastien Ogier reconocía en una reciente entrevista que cuando dejara el Mundial de Rallyes debía asegurarse de tener nuevos retos ya que una persona como él, con un alma de competidor, los necesitaba antes de terminar un proyecto. Aunque no sabemos todavía qué será del francés en la temporada 2019, todo apunta a que está muy cerca de probarse de nuevo en los circuitos, en este caso en uno de los campeonatos tan exigentes como es el DTM.

No sería la primera vez que Sébastien Ogier probase suerte en los circuitos, ni tan siquiera sería su debut al volante de un coche del Campeonato Alemán de Turismos. Hasta ahora, el cinco veces Campeón del WRC y una vez del JWRC ha hecho incursiones dentro de las pistas tanto en monoplazas, dentro de la Fórmula 4, como en GT’s, habiendo probado las sensaciones que genera un Audi R8 LMS GT3 en el ADAC GT Masters e incluso habiendo disputado varias pruebas de la Porsche Carrera Cup, algo que también hizo su predecesor en el trono del Mundial de Rallyes, Sébastien Loeb.

Incluso durante sus 10 años como piloto del WRC, Ogier ha podido probar en circuito tanto el Audi RS5 DTM de Mattias Ekström (apenas cinco vueltas en Nürburgring) o un monoplaza de Fórmula 1 propiedad de Red Bull Racing el año pasado en Spielberg. El inmenso curriculum del galo se completará un poco más si finalmente se confirmar que el próximo mes de septiembre el piloto de M-Sport disputará la cita del DTM en el Red Bull Ring al volante de uno de los Mercedes-AMG C63 DTM con los colores de Red Bull.

Ogier sería el elegido de la firma de la estrella para ocupar el asiento de invitado que el resto de marcas ya han aprovechado, primero con Mattias Ekström despidiéndose de Audi y del campeonato en Hockenheim a pesar de no estar ya en el DTM a tiempo completo, o en el caso de Alex Zanardi con su participación de la mano de BMW el próximo mes en la carrera de Misano. Tal y como apunta el medio británico Autosport, Sébastien ya se habría podido sentar en el Mercedes DTM que hace las labores de taxi en los fines de semana de carrera y junto a él estuvo su esposa, Andrea Kaiser, presentadora de las series alemanas para el canal SAT1.

Antes de confirmarse su participación en la cita austriaca, Mercedes deberá pedir una excepción a la norma que impide que los pilotos invitados compitan en una de las tres rondas finales de la temporada, algo que deberá contar con el visto bueno tanto de BMW como de Audi. Sin embargo, parece que no será impedimento para volver a ver a Sébastien Ogier competir al máximo nivel en circuitos. Por el momento, después de completar los test previos a Finlandia y probar el Mercedes DTM en Zandvoort, Ogier se ha desplazado a Goodwood donde realizará el recorrido de la subida con el Ford Fiesta WRC.

Vía | Rallye-Magazin

Lee a continuación: Sébastien Ogier: "debo asegurarme de que cuando decida parar tenga otros desafíos"