Simone Faggioli: sin victoria, pero convirtiéndose en el tracción trasera más rápido de la historia de Pikes Peak

 |  @fernischumi  | 

Simone Faggioli fue el otro gran protagonista de la jornada de ayer. El italiano debutaba en el Subida Internacional a Pikes Peak, con una versión de la Norma habitual que le acompaña por Europa y con el deseo de ampliar su ya destacado palmarés con una decena de entorchados continentales. Difícilmente iba a estar en tiempos del Volkswagen I.D. R Pikes Peak, un coche creado tecnológicamente y mecánicamente para ser el más rápido en esta subida, sin embargo, la barqueta de Faggioli se defendió a las mil maravillas sabedores perfectamente de que técnicamente estaban en condiciones inferiores respecto prototipo eléctrico.

Tracción trasera, un motor 3.7 biturbo de casi 800 caballos puesto a punto por TFT (lejos del Zytek de 3.000 cc y 500 CV que acostumbra a utilizar) y la ligereza habitual de los modelos M20 FC creados por el constructor francés. El proyecto creado a dos años puede que no se lleve adelante si no se consigue el presupuesto necesario para volver a afrontar la prueba estadounidense, sin embargo, Faggioli ya puede presumir con su 8:37.230 de haber sido el piloto con un vehículo de tracción trasera más rápido de la historia de la Carrera hacia las nubes, honor que hasta ahora estaba en poder de Romain Dumas tras su victoria en 2016 con un 8:51.445.

Se quedaron eso sí a 40 segundos del nuevo récord absoluto logrado por Volkswagen y Romain, sin embargo, parece que hay margen para la mejorar. En la Onboard publicada por los responsables del Pikes Peak podemos ver cómo Faggioli hizo una espectacular primera sección, en la que llegó incluso a estar muy cerca de los tiempos del francés. Las secciones rápidas parecían adaptarse al pilotaje del 10 veces Campeón de Europa, el cual ya destacaba antes de iniciar la carrera que una de las cosas que más le había costado era la situación de no poder entrenar de forma integra el recorrido y tener que hacerlo por partes.

Donde más tiempo se dejó el domingo Simone fue en la segunda mitad de la ascensión, lugar en el que Faggioli sufría de sobreviraje especialmente a la salida de las curvas más lentas y de las horquillas, teniendo que realizar en más de una ocasión contravolantes al límite que desafortunadamente fueron provocados por un problema externo: una pequeña fuga de aceite caía directamente sobre los neumáticos del eje trasero y hacia que la zaga se insinuara en cada aceleración. La cámara OnBoard se convierte en todo un espectáculo y la demostración de calidad fue reconocida por el propio Dumas antes y después de la prueba, cuando ya en la cima se acercó para felicitar al transalpino. La comparativa entre los dos pilotos del equipo de Faggili (con el apoyo de Norma y de Pirelli) evidencia la rapidez y superioridad sobre un Bouduban que reconoció no haberse adaptado a la prueba y que al igual que Simone estaba deseando regresar en 2019.

Cámara OnBoard - Fabien Bouduban:

Lee a continuación: Un McLaren en Pikes Peak: Flying Lizard luchará por la categoría Time Attack con un MP4-12C GT3

  • Txesz

    Por lo que he leído, hubo problemas con el motor y al final salieron a correr con menos potencia de la anunciada.

    Tal vez con el propulsor al 100% se hubiese acercado mucho al tiempo de Loeb... Ójala puedan refresar el próximo año.