CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

3 MIN

Sólida carrera de Carlos Sainz y Fernando Alonso a pesar de problemas en boxes

Àlex Garcia | 18 Jul 2021
carlossainzgpgranbretana2021c
carlossainzgpgranbretana2021c

El Gran Premio de Gran Bretaña tuvo acción a raudales y los pilotos españoles no estuvieron exentos de ella, a pesar de estar en la zona generalmente menos caliente de la prueba. Aunque durante buena parte de la carrera rodaron en tierra de nadie, tanto Carlos Sainz como Fernando Alonso tuvieron sus momentos de protagonismo con geniales adelantamientos para terminar sexto y séptimo respectivamente. Solo les fallaron sus paradas en boxes, en las que ambos perdieron valiosos segundos que pudieron, especialmente en el caso del de Ferrari, costarles posiciones y puntos valiosos. Vistas las circunstancias, completaron sólidas carreras que darán un premio importante a sus equipos.

En un fin de semana con más elementos competitivos que nunca gracias a la carrera corta (clasificación sprint) situada entre la sesión clasificatoria y la carrera principal, los pilotos españoles tuvieron una actuación importante aunque con más altibajos de los deseados. Carlos Sainz partía desde la novena posición el sábado antes de sufrir un toque con George Russell y caer al fondo del grupo para luego remontar hasta ser undécimo. Una sanción al británico acabó con el español partiendo décimo hoy. Mientras tanto, Fernando Alonso era undécimo en la parrilla del día de ayer y protagonizó unan gran arrancada con neumáticos blandos que le permitió llegar a ser quinto, antes de asentarse en séptima posición, puesto desde el que partía en la carrera principal del domingo.

Desde el principio quedó claro que tanto Alonso como Sainz se sentían cómodos en Silverstone, aunque el asturiano perdía una posición en primera instancia que 'solo' recuperó con el abandono de Verstappen. Por su parte, Sainz subió hasta la novena posición. Tras el periodo de bandea roja, en la resalida el asturiano se situó sexto, mostrándose muy agresivo y capaz para ganar puestos en pista. Sainz empezaba a mostrar junto a Leclerc que el Ferrari funcionaba bien en carrera y mientras el monegasco lideraba, el español remontaba posiciones hasta situarse por detrás de Alonso y eventualmente adelantarle.

Los dos compatriotas mantendrían estas posiciones durante buena parte de carrera, esperando que el momento de las paradas pudiera servirles para ganar algo más de tiempo. En el caso de Sainz se había hecho todo bien en materia de momento de parar y de la actuación en pista del madrileño... pero desafortunadamente una parada muy lenta le hizo volver a pista por detrás de Ricciardo cuando estaba todo perfecto para hacerlo por delante. Poco antes, Alonso había sufrido también un retraso (menor) en boxes. El Alpine estaba inicialmente por detrás de Stroll pero Alonso se sacó un adelantamiento fantástico de la chistera. Ello le llevaría a se séptimo, mientras Sainz era sexto e intentaba presionar a Ricciardo vuelta tras vuelta. Sin embargo, adelantarle resultó una tarea imposible.

Los compases finales no tuvieron ya mayor historia. Sainz siguió empujando y presionando a Ricciardo para intentar llegar a la quinta posición, mientras Alonso se protegía de los pilotos que le perseguían para asegurarse el séptimo puesto. Sin más cambios, ambos completaron la prueba en sólidas posiciones con buenos puntos para sus equipos aunque con la sensación por partida doble de que sin los problemas en las paradas en boxes, habrían podido optar a llevarse a casa un mayor bagaje, en especial un Sainz al que hoy claramente le tocaba ser quinto. En dos semanas, la siguiente opción de pelear en Hungaroring.