Teemu Suninen afrontará ocho pruebas del Mundial con un Ford Fiesta WRC

 |  @fernischumi  | 

Aunque se esperaba que el finlandés tuviera un papel más importante dentro del equipo M-Sport tras la marcha de Ott Tänak, los rumores apuntan a que Teemu Suninen deberá esperar a tener su tan ansiada oportunidad a tiempo completo en el Mundial de Rallyes tal y como le ha ocurrido a su compatriota, Esapekka Lappi. Según el medio finlandés UrheiluUutiset.com, la campaña 2018 de Suninen compaginará pruebas al volante del Ford Fiesta RS WRC, así como apariciones con el ya habitual Ford Fiesta R5 Evo2.

El acuerdo permitiría a Teemu Suninen disputar ocho pruebas al volante de un World Rally Car, comenzando en Suecia y previsiblemente compartiendo la tercera unidad ‘oficial’ de M-Sport con otros pilotos ligados a la formación de Malcolm Wilson, con Bryan Bouffier iniciando la temporada en el Rallye de Monte-Carlo a merced de los incesantes rumores. Teemu se espera que dispute la cita monegasca con el R5, algo que se repetirá de cara al Rallye de Alemania. El Tour de Corse puede ser la única ausencia para una temporada en la que Suninen deberá seguir demostrando lo que ya dejó entrever en Polonia y Finlandia el pasado 2017.

No es el único que tendrá que aguardar su oportunidad. Pontus Tidemand se ha visto bloqueado por la falta de asientos disponibles en la categoría absoluta, algo que le obligará a aguantar una temporada más entre los R5 compaginando previsiblemente su programa con Skoda con la participación activa en el desarrollo del Volkswagen Polo GTI R5. Todo ello a la espera de que el mercado de fichajes de cara a la temporada 2019 se mueva mucho más con la mayoría de los pilotos quedando libres a finales de la próxima campaña.

Stéphane Lefebvre se muestra optimista a pesar de que ha recorrido el mismo camino que Eric Camilli o Elfyn Evans tras su paso por el equipo oficial de M-Sport. El francés considera positivo este paso atrás, sin embargo, es consciente de que cualquier cosa que no sea una victoria. Hayden Paddon y Dani Sordo también deberán contentarse con un programa parcial, mientras que a Craig Breen le ha pasado seria factura la llegada de Sébastien Loeb. Tres rallyes menos para el irlandés en lo que Kris Meeke ha considerado una decisión equivocada por parte de Citroën Racing en unas declaraciones a Motorsport News no muy adecuadas para un jefe de filas puesto en tela de juicio:

Una cosa que no creo que sea correcta es sacar a Craig del coche para esos tres rallyes. OK, esta no es mi decisión, pero para mí, Craig ha hecho lo suficiente el año pasado y merece absolutamente el segundo asiento y una montura a tiempo completo este año. He estado allí lo suficiente para saber cuánto se beneficia un piloto por estar en el coche durante toda la temporada y, creo, eso es lo que deberíamos haber hecho.

Lee a continuación: Rallyes de dos días en el WRC. ¿La solución para avanzar o el principio del fin?