Toby Price se pasa a los circuitos con Mitsubishi Australia y disputará las SuperUte Series

 |  @fernischumi  | 

Toby Price está decidido a dar más pasos dentro de su carrera sobre cuatro ruedas. El australiano, segundo en el pasado Dakar 2018 y ganador de la edición 2016, es un apasionado de las carreras de coches y en más de una ocasión ha dejado entrever su decisión de llevar su carrera del manillar de la KTM a los automóviles una vez que su carrera deportiva en motos haya llegado a su fin. Con contrato hasta finales de 2019 con KTM, Price ya sabe las sensaciones que produce llevar un buggy de primer nivel, e incluso es uno de los poco pilotos que puede presumir de haberse puesto al volante de un World Rally Car.

Tras su test con PH Sport en el que además del Citroën DS3 WRC también se sentó en una de las unidades del Peugeot 2008 DKR16 que tiene en propiedad el equipo francés, el australiano daba la sorpresa durante la semana pasada cuando anunciaba que se unirá a Mitsubishi Australia a partir del próximo mes. Sin conflicto de intereses entre la firma austriaca y la filial de la marca nipona, Price disputará al volante de un Mitsubishi Triton/L200 representando al fabricante de coches del que ya es embajador al igual que ocurre con SEAT y Laia Sanz.

Price, que en el pasado ya ha disputado bajas off-road en su país, se unirá de esta forma a las recién creadas SuperUte Series, campeonato monomarca que se disputa en circuitos con pick-up especialmente preparadas con especificaciones para volar sobre el asfalto. El debut de Toby será con motivo de la Adelaide 500, carrera que se disputará entre el 1 y el 4 de marzo en el icónico circuito australiano. En los fines de semana en los que no pueda estar presente por compromisos con KTM, el equipo buscará una alternativa para que mantenga en carrera al Triton #87.

Estoy feliz de formar parte de las Triton SuperUte Series con el apoyo de Mitsubishi Motors Australia. Tengo muchas ganas de ponerme a trabajar, aprender más sobre las carreras de circuitos y tener algunos fines de semana emocionantes. Va a ser un buen momento y mi objetivo es mantenerlo sobre cuatro ruedas y obtener buenos resultados.

No es el único que ha dado el salto de las motos a los coches después del Dakar, Anastasiya Nifontova a sus 39 años ha decidido disputar la Baja Rusia que comenzaba durante la jornada del viernes al volante de un Toyota Land Cruiser 200 T2. Esta estadounidense de nacimiento disputará quizás una de las pruebas más particulares del calendario de la Copa del Mundo FIA de Rallyes Cross-Country.

Lee a continuación: Toby Price deja el manillar de su KTM para probar un World Rally Car