CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
WEC

4 MIN

El Toyota GR010 #8 gana las 24 Horas de Le Mans 2022

Eloy Entrambasaguas | 12 Jun 2022
toyota-gana-le-mans-2022
toyota-gana-le-mans-2022

Toyota cumplió con los pronósticos y sumó con un doblete su quinto triunfo consecutivo en las 24 Horas de Le Mans. La sorpresa quizá vino por el coche que se impuso dentro de la estructura nipona: el #8 de Sébastien Buemi, Brendon Hartley y el novato Ryo Hirakawa. Pese a conquistar la pole, en ningún momento de la carrera pareció el GR010 Hybrid más veloz en pista. Sin embargo tuvo mayor fortuna con las 'slow zones', evitó salidas de pista y esquivó un problema eléctrico que sepultó las opciones del #7 (López/Conway/Kobayashi), finalmente segundo.

Con este triunfo todos los protagonistas del GR010 vencedor entran de una u otra manera en la historia de la prueba: sólo Audi, Porsche y Ferrari habían logrado hasta ahora cinco triunfos consecutivos como los cosechados por Toyota desde 2018, que pasa además a ser la sexta marca más laureada de la historia de Le Mans. Sébastien Buemi empieza a amasar un palmarés envidiable con su cuarta victoria (que se suma a dos Mundial de Resistencia y un título en Fórmula E), seguido de Brendon Hartley y sus tres triunfos. Y Ryo Hirakawa se convierte en el quinto japonés en conquistar Le Mans y el más joven hasta el momento.

Pese a no estar en disposición de lucha por la victoria en ningún momento, la Scuderia Cameron Glickenhaus puede estar más que satisfecha con su prestación en estas 24 Horas de Le Mans 2022. Gracias al Glickenhaus 007 LMH #709 conquistó su primer podio, con Ryan Briscoe, Franck Mailleux y Richard Westbrook. Todos ellos habían alcanzado podios de categoría en Le Mans pero este será su primer podio absoluto. Además, la segunda unidad logró remontar hasta el cuarto puesto absoluto. El desastre entre los Hypercars lo protagonizó Alpine, hundida entre los LMP2 por problemas de fiabilidad.

En LMP2 nada pudo evitar el triunfo del #38 de JOTA Sport, con António Felix da Costa, Will Stevens y Roberto González a los mandos. Pese a los intentos del malogrado #31 de WRT primero y el #9 de Prema (finalmente segundo con Kubica, Delétraz y Colombo, por delante del segundo coche de JOTA) después, su ventaja bailó pero se mantuvo sólida en todo momento gracias a monumentales relevos de Da Costa. Se trata del primer triunfo en Le Mans del portugués y González, mientras que Stevens suma esta victoria a la conquistada en GTE-Am en 2017. Sébastien Ogier, enrolado con Richard Mille, finalizó noveno.

Porsche se llevó el triunfo en GTE-Pro gracias al 911 #91 pilotado por Gianmaria Bruni, Richard Lietz y Fred Makowiecki en lo que supone la muy accidentada despedida de esta categoría. Se trata del primer triunfo de Makowiecki, el segundo de Lietz y el tercero de Bruni. Ferrari, un peldaño por detrás de Porsche y Corvette por rendimiento, supo mantenerse prácticamente libre de problemas y situó los dos 488 de AF Corse en los otros dos escalones del podio, con el #52 de Miguel Molina tercero tras sobreponerse a su pinchazo en la noche del sábado. Antonio García tuvo que retirarse con el Corvette #63.

Eso sí, Porsche no pudo poner la guinda del pastel al escapársele la victoria en GTE-Am. Pese a que los 911 parecieron ser claramente el coche a batir, Aston Martin logró meterse poco a poco en carrera gracias a un mayor ritmo y menos problemas, imponiéndose así TF Sport tal y como ocurriera en 2020. En esta ocasión sus pilotos fueron Marco Sorensen (tercera victoria, tras dos en GTE-Pro), Henrique Chaves y Ben Keating, que se resarce así de la victoria perdida por descalificación de su Ford GT en 2019. Completaron el podio el Porsche #79 de WeatherTech Racing y el Aston Martin #98 de Northwest AMR. La alineación 100% de Iron Dames finalizó séptima y el Porsche #93 de Michael Fassbender en 16ª posición.

Foto | Toyota GAZOO Racing