Turquía triunfa en la peculiar Copa de Naciones de GT 2018

 |  @eloy_eg  | 

Ya es conocido por todos los aficionados a los GT el afán de Stéphane Ratel por crear cuantos más campeonatos y eventos mejor. Y este fin de semana presenciamos el nacimiento de uno más. Con el fin de alejar a los amateurs de la Copa del Mundo de GT en Macao, FIA y SRO crearon un nuevo evento por países reservado a pilotos plata y bronce y el circuito de Sakhir en Bahréin albergó su primera edición, con triunfo de un país tan atípico como Turquía.

Con España ausente pese a que la RFEdeA lanzó un concurso para pujar por la representación nacional en este evento, finalmente fueron 18 los coches y países representados en el mismo. Y como no podía ser de otra manera entre gentlemen drivers, la mayoría fueron Ferrari 488 GT3 (Italia, Japón, Bielorrusia, México, Dinamarca, Tailandia, Alemania y Rusia), aunque también vimos en pista modelos de Porsche, Audi, Lamborghini, Nissan, Mercedes y McLaren.

En las sesiones de clasificación todo apuntó a que Bélgica podría ser gran favorita, pues tanto su piloto plata como su piloto bronce marcaron las dos poles en juego al volante del Audi R8 LMS alineado, cómo no, por WRT. Y tal impresión se reforzó cuando Charles Weerts y Mike den Tandt se hicieron con el triunfo en la primera carrera de clasificación de forma bastante cómoda, favorecidos por un toque en la primera curva entre los Ferrari del Reino Unido, Tailandia y Dinamarca. Aunque el Safety Car reagrupó al pelotón, ello descartó a algunos de los rivales más potentes, entrando el Mercedes de Turquía (Yoluc/Guven) en meta a casi medio minuto.

Sin embargo Bélgica protagonizó una lamentable salida en la segunda carrera de clasificación y tras ver cómo el pelotón engullía su Audi, encima recibió un toque y sufrió un trompo. Ello dejó en cabeza a dos Mercedes, los de Turquía y Francia, que protagonizaron una bonita lucha hasta que tras el cambio de piloto Beaubélique cometió un trompo. Ni siquiera una fuerte remontada del Reino Unido evitó ya que Turquía se impusiera y se hiciera con la pole para la carrera definitiva.

Sin fortuna en lo que restó de fin de semana, Bélgica volvió a ser el centro del accidente en la salida de la carrera principal, atajando sin control la primera curva mientras Turquía y Reino Unido luchaban por el liderato. Los otomanos aguantaron en principio, pero debieron ceder posteriormente la cabeza de carrera en una maniobra preciosa y al límite. Mas con el cambio de piloto se cambiaron también las tornas y Ayhancan Güven superó a Chris Froggatt para alcanzar así el triunfo. Dinamarca completó el podio. Los dos representantes latinoamericanos, Argentina y México acabaron lejos de los primeros puestos: 9º fue el Lamborghini de Balbiani y Pérez-Companc, víctima tanto de un toque como de una sanción en la final, mientras que 12º acabaron Fuentes y Pérez de Lara con un Ferrari.

En el marco del mismo evento tuvo lugar una Copa Internacional de GT4 donde se impuso uno de los Alpine de CMR Racing, en manos de Pierre Sancinéna y Pierre-Alexandre Jean. La edición 2019 de la Copa de Naciones tendrá lugar en el trazado romano de Vallelunga.

Foto | FIA - Facebook

Lee a continuación: Fernando Alonso ya sabe lo que se siente al exprimir un coche de la NASCAR en circuito

  • Slim Charles

    Supongo que el factor de que sean pilotos amateur (por lo de que la habilidad de los pilotos es mucho más dispar) hizo que el Mercedes turco tuviese un ritmo absurdo después de la resalida. Pero me sigue pareciendo increíble que le recuperase 1 segundo por vuelta al Ferrari inglés.

    Sobre la competición, me ha gustado. Obviamente no es motorsport de alto nivel, pero por otra parte ves carreras moviditas. Hostias por doquier y bastante incertidumbre. Y al final también hay hueco para grandes batallas.

    Lo que no me ha gustado es lo de ver a franceses con coches alemanes, alemanes con coches italianos, chinos con coches japoneses... Entiendo que si traes a AF Corse para ayudar a montar equipos, no le vas a pedir que rule el Nissan GTR para que los japoneses corran con el coche de su país. Pero forzar a los equipos a utilizar coches del país al que representen daría mucho atractivo a la competición. Yo es lo primero que intentaría mejorar.