Un paso más lejos del primer título del WRC de Sébastien Ogier con Citroën

 |  @fernischumi  | 

De defender el resultado a verse obligados a ganar. A 40 puntos de Ott Tänak a falta de cuatro rallyes para el final, Citroën Racing y Sébastien Ogier están viendo su único objetivo de la temporada tambalearse. Con solo dos pilotos inscritos de forma permanente, la estructura de los dos chevrones era consciente de que pelear por el título de marcas se iba a tornar cuanto menos improbable, por lo que el objetivo era el de conseguir el mayor número de victorias posibles con ambos pilotos y de darle a Ogier una montura que le permitiera conseguir su séptimo Campeonato del Mundo, el primero con los colores de la firma del chevron estampados en el mono más allá del que logró en el JWRC.

La realidad es que el francés no sumó ni un scratch en Alemania, que los problemas de equilibrio no pudieron ser solventados tras el Tour de Corse y que Ogier está perdiendo la senda del título poco a poco después de acumular una racha que le lleva a estar sin victorias desde el Rally de México y que además le ha mantenido fuera del podio en las tres últimas pruebas del Mundial.

La lluvia durante los test de Sébastien Ogier, el subviraje, los riesgos acometidos para poder ser competitivos, así como los pinchazos en el Panzerplatte, llevan a la estructura a una situación límite que se debe empezar a solventar en Turquía, quizás aprovechando esa fiabilidad mecánica que les ha acompañado hasta ahora y de la que ni Hyundai, ni Toyota han podido presumir hasta el momento.

Después de este Rally de Alemania, nuestro sentimiento primordial es de decepción. Esperábamos estar luchando por los primeros lugares porque era un evento importante y nuestro objetivo era claramente intentar cambiar las cosas en el campeonato. Sin embargo, rápidamente se vino abajo. Es evidente que nuestras pruebas antes del rally no corrigieron las imperfecciones del automóvil y reaparecieron los problemas que tuvimos en Córcega. Así que este fin de semana se convirtió rápidamente en una misión de rescate. A pesar de nuestra difícil situación, la temporada no ha terminado y no somos de los que nos damos por vencidos. Seguiremos luchando, comenzando con Turquía en tres semanas, donde será esencial salir por un buen resultado - Sébastien Ogier

La prueba otomana fue el momento más débil para Toyota, algo que obviamente choca con el resultado final, el cual se convirtió en el tercer triunfo consecutivo para Tänak y el verdadero despegue del estonio en la lucha por el título mundial después del abandono de Ogier. Fueron realmente lentos y estuvieron lejos del rendimiento de las primeras posiciones, pescando un gran resultado al mantenerse lo máximo posible alejados de los pinchazos y de los errores.

Pensamos que habíamos entendido el origen de nuestra debilidad en la cita corsa y rectificamos el tren rodante para esta nueva cita en el asfalto, donde esperábamos desempeñar los papeles principales, pero debemos admitir que no fue así. el caso. Estuvimos más cerca de los líderes este fin de semana, pero aún estamos demasiado lejos para estar satisfechos con eso. Claramente fallamos algo en nuestra preparación. Este es un resultado muy malo para nosotros. Esperamos poder luchar por los grandes puntos. Debemos redoblar nuestros esfuerzos. Necesitamos poder evolucionar el coche mucho más rápido. Mientras no podamos proporcionar un coche capaz de pelear a nuestros pilotos, ellos no podrán mejorar su posición en el campeonato. No puedes confiar únicamente en la suerte para ganar un título - Pierre Budar

Habiendo estrenado en Finlandia la nueva geometría del tren delantero y en Alemania un propulsor, ahora Pierre Buddar apunta a que el trabajo se centrará en el chasis y los diferenciales, aunque parece complicado que lleguen piezas nuevas antes de disponer más jokers en 2020.De nuevo los datos reflejan lo complicado que está la tarea de conseguir el séptimo título del piloto de Gap. Difícil, que no imposible. En 2017, su primer año con M-Sport, ya fue capaz de llevarse el título a pesar de no conseguir la victoria en ninguna de las siete últimas pruebas, mientras que en 2018 hizo lo propio a pesar de sus tres rallyes consecutivos fuera del podio (Finlandia, Alemania y Turquía).

Lee a continuación: Control Stop. Sébastien Ogier se quedó sin margen ante la evolución continua de Toyota