Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
Monoplazas
Logo Icon

3 MIN

Viernes clave para las esperanzas de victoria de Fernando Alonso en la Indy500

La intentona de 2019 no pudo empezar de peor forma. Si bien la tarea ya era hercúlea, a sabiendas que McLaren se embarcaba en un proyecto completamente nuevo con apenas un pequeño apoyo técnico de Carlin, el accidente sufrido durante la segunda práctica ha sido un contratiempo mayor en el programa de los de Woking hacia las 500 Millas de Indianápolis. La escuadra poco ha podido trabajar en la puesta a punto del coche, el cual empezó con un set-up muy básico tal y como reconocía el propio Fernando Alonso y que pasa por la necesidad de estrenar un coche completamente nuevo durante un viernes en el que los monoplazas saldrán a pista con el máximo de prestaciones.

Los trabajos se sucedieron. Incluso Alonso estuvo hasta la medianoche en el box para supervisar las labores del equipo, el cual se afanó para tratar de recuperar el monoplaza dañado tras su golpe contra los muros de la curva 3. No fue, así, y además de alargarse las tareas de los mecánicos, la irrupción de la lluvia y de las tormentas llevó a que el ovetense no pudiera rodar ni una sola vuelta durante la jornada del jueves.

La razón para tal retraso no fue únicamente lo dañado que había quedado el chasis Dallara, sino que también se tuvo que realizar el cambio de motor al descubrir durante la inspección que también había resultado afectado por el choque. Salir con el muleto que en este caso fue ensamblado por Carlin y que utilizó en el test de Tecas en lugar del monoplaza que aerotransportó McLaren desde su cuartel general en Reino Unido.

Ayer, el equipo revisó el daño y tomamos la decisión de cambiar al coche de repuesto. Durante el proceso de anoche, también se supo que habíamos dañado el motor y que resultó en un cambio de propulsor que agregó una carga de trabajo adicional. Si bien tenemos un número de miembros con experiencia en el equipo, todavía somos relativamente nuevos como equipo. Debido a esto y al hecho de que tenemos un profundo respeto por Indianápolis, estamos siendo cuidadosos y medidos en nuestro enfoque y queremos asegurarnos de que estamos enviando al mejor monoplaza posible en la pista - Gil de Ferran

Se planta de esta forma en el viernes, último día de prácticas antes de la clasificación con tan solo 96 vueltas en su zurrón, el segundo piloto que menos ha rodado de todos los inscritos, únicamente superado por las 94 vueltas realizadas hasta el momento por el nuevo piloto de Red Bull, Patricio O’Ward, también hombre de Carlin. El objetivo es el de rodar, dejar el coche preparado durante el Fast Friday para meterse entre los 33 que formarán la parrilla dentro de dos domingos.

Sería faltar a la realidad definir a Fernando Alonso Díaz como un simple piloto de Fórmula 1. El asturiano marcó un antes y un después en la historia del automovilismo español con su irrupción en el Mundial de F1 ...

Artículos Relacionados

Treinta años sin el Grupo B: repasa con nosotros los coches que lo hicieron inolvidable