Así te "cazan" usando el teléfono móvil las cámaras de Tráfico

Camaras Trafico Telefono Movil

El avance de la tecnología, y la búsqueda de métodos más efectivos para perseguir las infracciones de tráfico más peligrosas, han llevado a la Dirección General de Tráfico a introducir sistemas que van más allá de los radares de velocidad fijos que ya conocemos. Desde hace tiempo, la DGT está trabajando con cámaras de tráfico capaces de vigilar el uso del cinturón de seguridad y el teléfono móvil. Tras un periodo inicial de pruebas, estas cámaras de tráfico comenzaron a sancionar a conductores sin cinturón de seguridad, y ahora también identificarán a conductores que utilicen el teléfono móvil.

Cómo te "cazan" usando el móvil las cámaras de Tráfico

Hasta hace poco, la única forma de multar a un conductor que utilizase su teléfono móvil mientras conducía era que un agente de Tráfico detectara la infracción, ya fuera desde un control terrestre, o desde un control aéreo, desde los famosos helicópteros Pegasus. Ver cuántos puntos te pueden quitar por usar el móvil.

Las cámaras de Tráfico, que llevan años trabajando en las carreteras españolas, ahora son capaces de identificar también a conductores que están hablando por el teléfono móvil.

Imágenes captadas por Pegasus, de un conductor manipulando su teléfono móvil mientras conduce.

Los dispositivos instalados en las carreteras españolas son capaces de procesar las imágenes captadas por la cámara, y determinar mediante ese procesamiento si el conductor está utilizando su teléfono móvil, o viaja sin cinturón de seguridad. Tras ese procesamiento automático, una revisión manual permite eliminar falsos positivos y constatar si ha existido una infracción de tráfico.

En total hay 216 cámaras de la DGT instaladas en las carreteras españolas y capaces de identificar el uso del cinturón y el teléfono móvil. La imagen que ilustra esta entrada muestra, con bastante claridad, cómo las cámaras captan al coche que pasa bajo ellas, cámaras que toman fotografías frontales, a diferencia de las cámaras de los radares fijos. También muestran la resolución y la claridad con la que se puede apreciar si el conductor está utilizando el cinturón de seguridad, o lleva su teléfono móvil en la mano.

La multa por utilizar el teléfono móvil mientras se conduce es de 200 euros, así como la detracción de 3 puntos. Aunque la Dirección General de Tráfico tenía la intención de elevar la sanción, y hacer que la pérdida pudiera llegar a ser de 6 puntos, el anticipo electoral ha impedido que se lleve a cabo esta medida y todo apunta a que no se llevará a cabo, al menos a corto plazo.

Lee a continuación: Diésel R33: 5 datos que debes conocer sobre el nuevo gasóleo azul

Ver todos los comentarios 0