CERRAR
MENÚ
Diariomotor Energía y SostenibilidadLogo Diariomotor Energía y Sostenibilidad

7 MIN

El lado más pasional del coche eléctrico y la inteligencia de la plataforma modular MEB de Volkswagen

David Villarreal | @davidvillarreal | 21 Oct 2022
Volkswagen Id. Buzz
Volkswagen Id. Buzz

Desde hace tiempo vengo defendiendo que la transición hacia el coche eléctrico puede ser algo más que el fin de una era, la de los automóviles con motores de combustión interna, y será también una oportunidad para recuperar la conexión con vehículos que, además de sostenibles, serán más pasionales y conectar con el diseño más icónico y el atractivo visual que necesariamente sigue guiándonos a muchos en la compra de un automóvil.

El Volkswagen ID.Buzz se convertía en uno de los lanzamientos del año, pero también en una prueba fehaciente de las posibilidades del coche eléctrico y, sobre todo, de la inteligencia de las plataformas modulares, como la plataforma modular de propulsión eléctrica MEB de Volkswagen.

Una metodología de desarrollo y construcción de vehículos eléctricos eficiente, inteligente, que aún va a depararnos sorpresas muy agradables.

La transición hacia el coche eléctrico no solo es el fin de una era, la de la combustión interna, sino también una oportunidad para recuperar la conexión con el automóvil más pasional
Volkswagen ID.Buzz.

La plataforma MEB de Volkswagen

El lanzamiento del Volkswagen ID.Buzz, como una reinterpretación de la legendaria T1 de Volkswagen, no habría sido posible, o habría sido muy diferente, sin una plataforma modular como la MEB.

En un momento como este, en el que Volkswagen ha reconocido encontrarse en un momento clave solo comparable a la "transición del Beetle al Golf", la marca alemana tuvo la idea de concebir sus coches eléctricos alrededor de una plataforma común que pudiera acoger una extensa gama de productos. Una plataforma desarrollada desde cero, concebida para una producción más eficiente, para adecuarse a las necesidades de cada coche eléctrico y maximizar el espacio, pero también para permitir una versatilidad sin parangón y la máxima libertad de los diseñadores.

En esencia, y en un resumen muy rápido, la plataforma MEB es una arquitectura para coches eléctricos que se basa en la presencia de una batería posicionada en el centro y en la base, en cuyos extremos se integran el resto de componentes y sistemas de un vehículo eléctrico, motores, transformadores, y sistemas de carga. Extendiendo, o encogiendo, la sección de la batería se puede crear un amplio abanico de coches eléctricos, de tamaños y especificaciones técnicas muy diferentes.

Pero la plataforma MEB no es solo mecánica y sistemas eléctricos, sino también una compleja arquitectura de software que, entre otras cosas, han llevado a Volkswagen a realizar una importante inversión con objeto de llevar a cabo otra transición, la de convertirse en una compañía tecnológica propiamente dicha.

Sin la plataforma MEB no hubiera sido posible el Volkswagen ID.Buzz, o habría sido muy diferente
Volkswagen ID.3.

La plataforma MEB es la esencia de la gama ID de Volkswagen

La plataforma MEB está presente en productos de volumen, para todos los públicos, como el eléctrico de referencia de la marca, el Volkswagen ID.3, tras el cual llegaron el Volkswagen ID.4 y el Volkswagen ID.5.

Un compacto y dos crossover, entre los 4,26 y los 4,6 metros de longitud. Configuraciones de tracción trasera y total, como es el caso del ID.4 GTX y el ID.5 GTX con 220 kW (299 CV) de potencia. Sistemas de baterías y motores eléctricos con autonomías y potencias perfectamente escalonadas para las necesidades de cada producto y cada cliente. Y una base adecuada también para un gran monovolumen de más de 4,7 metros que, como el ID.Buzz, también dispone de una versión de transporte, ID.Buzz Cargo, para un uso profesional libre de emisiones contaminantes.

Pero aún hay mucho más.

La variedad de vehículos eléctricos que pueden construirse amparados en la plataforma MEB es enorme y a día de hoy tan solo hemos conocido una parte de los productos que Volkswagen, las marcas del Grupo lanzarán en los próximos años

Eléctricos para todos los públicos, pero también eléctricos de lujo

La plataforma MEB de Volkswagen, que ha dado vida a un compacto como el ID.3, será también el corazón de un nuevo coche eléctrico de lujo, que con alrededor de cinco metros de longitud y autonomías próximas a los 700 kilómetros pondrá a Volkswagen en la pugna de los coches eléctricos de gama alta. El nuevo eléctrico de Volkswagen, que ya fue anticipado por el prototipo ID.Aero, comenzará a producirse en 2023, en Emden, Alemania, y llegará a los concesionarios demostrándonos una vez más las posibilidades de las plataformas modulares.

El Volkswagen ID.Aero es, una vez más, una muestra de que el avance del coche eléctrico, y las plataformas modulares en las que se apoye, permitirán seguir creando coches pasionales. Que en la era del crossover y el SUV, aún habría sitio para un sedán, sobre todo si este se construye aprovechando toda una serie de tecnologías que serán amortizadas en una amplia gama de productos.

El próximo Volkswagen ID llegará en 2023 y será el producto más lujoso de la gama eléctrica de Volkswagen
Ilustración del prototipo Volkswagen ID.Buggy junto con los componentes que conforman la plataforma modular MEB.

Vehículos exóticos, que rompen esquemas

Para rizar el rizo, Volkswagen nos ha demostrado también que su plataforma modular no solo es apta para crear turismos convencionales, sino también para vehículos aún más exóticos, como el ID.Buggy presentado en 2019. A pesar de su condición de prototipo, de visión conceptual de un diseño, el ID.Buggy nos demostró también que, en tanto se reutilicen plataformas como la MEB y todos sus componentes eléctricos, amortizados en productos de volumen, la posibilidad de que veamos en los concesionarios productos aún más pasionales y de bajo volumen está presente.

Cada coche eléctrico basado en plataforma MEB que se vende contribuye a amortizar la mayor inversión de la historia de Volkswagen, la realizada para desarrollar su transición hacia el coche eléctrico.

Cada modelo de volumen basado en la plataforma MEB que lanza Volkswagen nos acerca más a la posibilidad de que surjan productos más innovadores, pasionales, o icónicos, como ID.Buzz o el de momento prototipo ID.Buggy.

El prototipo del Volkswagen ID.Buggy nos demostró que la plataforma MEB permite crear vehículos aún más pasionales y de bajo volumen, que se salgan por completo de la idea más tradicional de un automóvil
Ilustración del Volkswagen ID.Buggy y sus componentes eléctricos.

Más allá de Volkswagen

Volkswagen se ha erigido como responsable y líder del proyecto de plataforma MEB que, en cualquier caso, también emplean el resto de marcas del Grupo Volkswagen y ya está presente en los productos eléctricos de Audi, CUPRA y Skoda.

Pero no deberíamos perder la ocasión de recordar otra de las oportunidades que ha brindado esta plataforma a Volkswagen, gracias a otras marcas que emplearán la tecnología y la plataforma MEB en sus productos. Y eso nos lleva de nuevo a la reflexión anterior. Cada coche eléctrico basado en la plataforma MEB que se vende ayuda a amortizar la inversión y aumenta las posibilidades de que de ella surjan coches más pasionales, icónicos y exclusivos.

De manera que podemos estar convencidos de que el futuro de la plataforma es cuanto menos prometedor y que tras ID.3, ID.4 e ID.5, veremos muchas propuestas pasionales como ID.Buzz, o lujosas como ID.Aero. Y que la idea de que puedan materializarse proyectos aún más atrevidos y exóticos, como el ID.Buggy, no es ni mucho menos descabellada.

Advertisement