Algo pasa en Chevrolet: el nuevo Equinox, su crossover más vendido en EE.UU., se pasa al diésel

 |  @sergioalvarez88  | 

Algo está pasando en Chevrolet. O quizá, algo está pasando en Estados Unidos. Tras el enorme escándalo causado por el fraude en las pruebas de emisiones de Volkswagen, cabría pensar que el futuro del diésel en EE.UU. es muy oscuro. Y de repente, la novedad estelar en uno de los productos estrella de Chevrolet al otro lado del charco… es un motor turbodiésel. ¿Qué nos hemos perdido? Analizamos al nuevo Chevrolet Equinox 2018, una de las novedades más importantes de Chevrolet en Estados Unidos.

El Chevrolet Equinox es el segundo vehículo más vendido de General Motors en Estados Unidos. Casi nada.

El Chevrolet Equinox nació hace ya más de una década como crossover. Un cruce entre berlina, compacto y monovolúmen. Nunca fue un producto de espectacular calidad, pero no se puede negar su importancia para General Motors. En lo que va de 2016, se vendieron 158.475 unidades de su segunda generación, claramente desfasada a nivel estético y mecánico. Aunque las ventas de los Chevrolet Silverado son el doble de importantes, el título de “segundo coche más importante de General Motors” no es desdeñable.

El nuevo Chevrolet Equinox – MY 2018 para los yankees – mide 4,65 metros de longitud. Se construye sobre la plataforma Delta de General Motors, desarrollada por Opel y compartida con el Opel Astra europeo, entre otros vehículos. Es hasta 180 kg más ligero que su predecesor, gracias al uso de acero de alta resistencia, principalmente. Otra novedad importante es la presencia de suspensión independiente en las cuatro ruedas y un sistema de tracción integral inteligente, sólo activado ante pérdidas de tracción.

Es una generación completamente nueva, construida sobre la plataforma Delta de General Motors.

Su diseño está en línea con los últimos desarrollos de Chevrolet, y es un gran paso adelante con respecto al anterior Equinox – como ya os decía, un producto de baja tecnología y poco actualizado. Su frontal es una versión crossover del frontal de los nuevos Chevrolet Cruze o Chevrolet Volt. Formas orgánicas y grandes llantas en su perfil, máxima expresión de la actual moda crossover: combina imagen aguerrida y moderna con una buena aerodinámica. Por supuesto, las llantas de grandes dimensiones son “obligatorias”.

El interior gana en espacio y en tecnología. Además de un diseño moderno, posee una pantalla táctil central compatible con Apple CarPlay y Android Auto. Destaca el espacio del maletero, que crece hasta los 1.798 litros con la fila trasera abatida – se forma una superficie plana de carga. También viene cargado de sistemas de asistencia a la conducción y seguridad activa: aviso de vehículo en punto muerto, alerta de tráfico cruzado, avisador de salida de carril o visión en 360 grados. Ah, y un turbodiésel europeo.

Gasoil en la tierra de la gasolina

Los 1.5 turbo y 1.6 turbodiésel usan una caja automática de 6 relaciones, el 2.0 turbo estrena una nueva automática de 9 relaciones.

¿Con qué motores se ofrece en EE.UU. el Chevrolet Equinox? Prepárate para resetear tu cerebro: en primer lugar, un 1.5 turbo de cuatro cilindros, con 170 CV y 275 Nm de par motor. En segundo lugar, un potente 2.0 turbo de cuatro cilindros, con 252 CV y 383 Nm de par máximo. En tercer lugar, un turbodiésel de 1,6 litros y cuatro cilindros, con 136 CV de potencia y 320 Nm de par motor. ¿Os suena este motor? Sí, es el mismo 1.6 CDTI de origen Opel, el mismo que equipan por ejemplo los Opel Astra u Opel Zafira de nueva generación.

No se explicita en la nota de prensa, pero entendemos que está asociado a un sistema de tratamiento de gases basado en AdBlue para poder cumplir la estricta normativa anticontaminación Tier2Bin5 – la misma que motivó a Volkswagen a hacer trampas. Sus consumos parecen muy contenidos: en base al ciclo de homologación americano – mucho más realista que el europeo – consume 5,9 l/100 km en autopista. Es un consumo mucho más bajo que los 7,6 l/100 km y 8,4 l/100 km de los motores de gasolina.

Con un maletero de 846 litros y la autonomía del diésel, el Equinox parece ideal para roadtrips de larga distancia.

El diésel tiene mucho sentido en EE.UU., donde el conductor medio aún recorre unos 25.000 km anuales, muchos más que el europeo medio. Chevrolet ya tiene experiencia con el diésel en EE.UU.: las Chevrolet Colorado se venden con un 2.8 turbodiésel de cuatro cilindros y los Chevrolet Cruze han montado un 2.0 turbodiésel de 163 CV. La pregunta es si el americano medio está dispuesto a adquirir un crossover diésel después del fiasco de Volkswagen. Sé que los motores turbo no se les atragantarán.

En Diariomotor:


Lee a continuación: Toyota C-HR Launch Edition: ¿quieres comprar un Toyota C-HR? ¡Ha llegado el momento!

  • Daniel Casals Juli

    estamos posiblemente delante el nuevo opel antara o el equivalente

  • David Bueno

    Ya están tardando en traer ese 2.0 de 252CV a los Astras.

  • Danielrs500

    pues el primer Equinox tenia una característica muy particular, y es que el motor V6 3.4 era Made in China, una completa novedad…….también fue un hecho que imagino que no agrado demasiado a los Norteamericanos.