Encuesta DM
x
¡Ayúdanos a mejorar! Solo tienes que respondernos a unas preguntas. ¡Te llevará menos de un minuto!

¿El sleeper perfecto? Este Chevrolet Tahoe esconde el corazón de 638 CV de un Corvette ZR1

 |  @sergioalvarez88  | 

En Diariomotor nos encantan los coches tipo sleeper, para qué negarlo. Los sleeper son coches que aparentemente son normales, incluso pueden tener un aspecto descuidado o viejo. Sin embargo, son coches cuya mecánica tiene unas prestaciones inesperadamente elevadas, gracias a swaps de motor de primer nivel, normalmente acompañados de trenes de rodaje muy modificados y remozados. Cualquier coche puede ser candidato a ser un brillante sleeper, pero por algún motivo, este impecable Chevrolet Tahoe de los años 90 es un candidato perfecto. Nadie espera que tenga más 650 CV bajo su capó.

Para ser sinceros, este SUV está a caballo entre un sleeper y un restomod. El motivo es que la base es inusualmente buena. No hay nada especial en estos Chevrolet Tahoe de los años 90, más allá de su solidez mecánica, su fiabilidad y un diseño que ha supera con nota el paso de los años. Sin embargo, esta unidad, pese a tener 20 años en su chasis, solamente acumulaba 33.000 millas en su odómetro (poco más de 50.000 km). Hablo en pasado porque hace cinco años fue extensamente modificada por su propietario, que adquirió el todocamino americano en 2012 en un estado impecable.

El interior está completamente de serie, a excepción de un retapizado de los asientos de serie con cuero gris de alta calidad.

El concesionario Titus Will Chevrolet de Olympia, en el estado estadounidense de Washington lo transformó entonces en una auténtica bestia de devorar asfalto. Todo comenzó con la compra a Chevrolet Performance de un motor 6.2 V8 sobrealimentado por compresor y 638 CV, idéntico al que montaban los anteriores Chevrolet Corvette C6 ZR1. Chevrolet vendía estos motores sueltos, atendiendo a la demanda de proyectos como este. El motor encajó perfectamente en el vano motor del Tahoe, y fue modificado con componentes de máxima calidad, buscando un mejor rendimiento y fiabilidad.

Lleva inyectores de mayor capacidad, unos colectores completamente artesanales, una nueva ECU y una correa más fuerte para el compresor. No me extrañaría que su potencia real rondara tranquilamente los 750 CV. Su refrigeración ha sido mejorada con componentes BeCool, y por supuesto, no va asociado al cambio automático de cuatro relaciones original del Tahoe. Va acoplado a un cambio 4L80 de cuatro relaciones, con un convertidor de par reforzado y un radiador de refrigeración. El eje trasero es un Dana 60 con un diferencial Detroit Locker diseñado para soportar hasta 1.000 CV de potencia. Sus amortiguadores y barras estabilizadoras están preparados para el torrente de potencia del LS9.

El sistema de tracción total funciona a la perfección. Solo se nota que es un coche completamente diferente cuando se hunde el pedal derecho.

Su eje de transmisión, sus palieres y el eje delantero – en esta ocasión de GM Performance, con el mismo ratio final de 3,73 del trasero – también están completamente modificados, soportando al aumento de potencia del motor. Por último, el sistema de frenado ha sido mejorado con discos y pinzas de mayores dimensiones, albergados ahora en el interior de las llantas de 20 pulgadas de un Chevrolet Suburban. Dentro, incluso el radiocassette original está en su sitio. Este SUV está actualmente en subasta en el portal estadounidense Bring A Trailer. A la hora de escribir este artículo, la puja iba en 43.000 dólares.

Un buen precio para un SUV que es capaz de humillar a cualquier Porsche Cayenne Turbo o Alfa Romeo Stelvio Quadrifoglio.

Lee a continuación: Así ayudaron a Porsche los ingenieros del Corvette a conseguir el récord del GT3 RS en Nürburgring

Ver todos los comentarios 1
  • 4×4 de corazon

    35,000dollares es lo que se va ir….