Citroën no quiere encasillarse con los Airbump y se plantea abandonarlos

 |  @ClaveroD  | 

¿Qué sería de la actual Citroën sin los peculiares Airbump? Con la presentación del Citroën C4 Cactus el fabricante francés apostó por un concepto nuevo destinado a conferir personalidad y resistencia a su nuevo crossover. Los Airbump se han convertido automáticamente en la nueva seña de identidad del Cactus y por ende de la marca, viendo ahora como el Citroën C3 también los instala, pero por contra los elimina en el Citroën C3 Aircross. Ante esta situación parece que Citroën teme que los Airbump estén jugando en su contra y por ello la firma francesa se plantea seriamente su futuro en la gama.

Un recurso estilístico muy práctico en el día a día que ahora Citroën pretende reposicionar en su gama

La simplicidad de los Airbump es tan alta como reconocible es su diseño. Se trata de estructuras de poliuretano TPU diseminadas por la carrocería buscando ofrecer una superficie de contacto que nos permite despreocuparnos de los golpes cotidianos, estructuras que a su vez confieren un recurso estilístico muy interesante ante su capacidad de personalización y la sensación de robustez que añade a los vehículos que las emplean.

Gracias a los Airbump los conductores de modelos como el C4 Cactus pueden despreocuparse hasta cierto punto de los pequeños golpes en la carrocería, teniendo además la posibilidad de cambiar estos “acolchados” de una forma bastante más sencilla y económica que cualquier reparación de chapa y pintura. Gusten más o menos los Airbump han conseguido conquistar al mercado gracias a su protección y diseño.

Pero ahora Citroën quiere evitar encasillarse con los Airbump, algo que parece haber notado el fabricante tras los primeros años de vida del Cactus en el mercado, pero que pretende remediar a futuro con un replanteamiento del Citroën C4 Cactus en su segunda generación. En estos momentos el C4 Cactus afronta la mitad de su vida comercial y muy pronto recibirá su primer gran restyling aunque se esperan mínimos cambios dado su éxito en ventas. Si nos fijamos en los modelos que han llegado tras el C4 Cactus podemos descubrir como el nuevo Citroën C3 mantiene los Airbump pero sólo de forma opcional para reforzar su nueva imagen crossover, encontrando como el Citroën C3 Aircross que defiende una filosofía más “SUV” no permite instalar Airbump en su carrocería, ni siquiera de forma opcional. A futuro parece que Citroën reducirá la presencia de los Airbump en sus modelos más lúdicos, quedando en el aire qué sucederá con el Citroën C5 Aircross que fue presentado con los Airbump como protagonistas pero que podría perderlos para su versión final.

Fuente: Auto Express

Vídeo destacado del Citroën C4 Cactus

Lee a continuación: Novedades en la gama Citroën C4 Cactus: edición especial OneTone y cambio automático de seis relaciones

El Citroën C4 Cactus está a medio camino entre un subcompacto algo elevado y un SUV algo bajo. Su única carrocería dispone de 5 puertas y 5 plazas, con una curiosa banqueta corrida en los asientos delanteros si se opta por la caja automática.

Ver todos los comentarios 6
  • David

    Es que están siendo muy poco lógicos estos de Citroen al querer abandonar esa idea.
    Primero que nada darían un golpe sobre la mesa si los incorporaran a la familia de vehículos profesionales.
    Que si que un coche para llevar los niños al cole y hacer la compra es practico que no se roce fácilmente pero que me decís de una furgoneta, en todos los tamaños seria un acierto que los trajeran.
    Una Berlingo con airbump seria un gran aliciente, una jumper lo mismo y así se distancia de la imagen de la boxer o ducato.
    Pero de verdad no piensan que estos vehículos son los mas expuestos a miles de golpes y roces?
    Dejen de usarlo como recurso estilista y vallan a la pura funcionalidad de un vehículo profesional.

  • Alexander Sanchez Taveras

    No sé si sea posible, pero podrían cubrirlos con gomas del mismo color de la carrocería. Algo similar a los covers de smartphones…¿Qué opinan?

  • NFC94

    Hace un tiempo leí en este mismo sitio que el Fiat Panda original en cierto momento dejó de traer defensas de plástico en la carrocería precisamente porque cumplían tan bien su función que la gente ya no precisaba ir al chapista con tanta frecuencia. Y esto de los airbumps suena parecido.

  • Alan Josue Parada Slame

    Como dice un conocido cada vez que le pregunto si le gusta el Citröen Cactus: ¡ Parece un coche hecho con remiendos ! . Ahí queda.

  • xurxo aguado rojo

    O soy yo, o el mundo está al revés. Están todas las marcas gastandose millonadas en diseñadores para diferenciarse de otras marcas, y ahora que citroen lo consigue, quiere dejarlo…no entiendería para nada la decisión primero porque me parecen superpracticos ( el lateral de mi coche que no los tiene estos elementos, es un claro ejemplo) y me parece que le dan un aspecto muy offroad/robusto. Como opinión subjetiva, a mi el cactus me parece el más bonito de todos los SUV pequeños, pero ya sabemos que este coche o lo amas o lo odias.

  • Bob

    Es probable que el área de laminado de concesionarios Citroen este perdiendo dinero con este diseño plástico.

El Citroën C4 Cactus está a medio camino entre un subcompacto algo elevado y un SUV algo bajo. Su única carrocería dispone de 5 puertas y 5 plazas, con una curiosa banqueta corrida en los asientos delanteros si se opta por la caja automática.