CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Dacia

3 MIN

Nürburgring también es para coches terrenales: así se las gasta un Dacia Logan (+ vídeo)

Elena Sanz Bartolomé | 18 Jun 2021
Dacia Logan Nurburgring 01
Dacia Logan Nurburgring 01

Las 24 horas de Nürburgring son una de las carreras de resistencia más difíciles y espectaculares de las que forman el calendario. Una competición en la que Nordschleife y el circuito de Grand Prix se combinan en un recorrido de 25 kilómetros plagado de curvas y muchas vueltas. Un escenario en el que se acumulan los modelos de Porsche, BMW, Audi, Mercedes… o Dacia. Sí, habéis leído bien. Nürburgring también es para coches terrenales y, en 2021, un pequeño Dacia Logan ha conquistado el Infierno Verde. El circuito alemán es un desafío único: desde lo complicado del trazado hasta el clima errático pasando por el rendimiento del coche elegido. Cuando se da paso a la acción, la gestión del tráfico es fundamental para los modelos más rápidos mientras que para los vehículos más lentos pesa la conciencia de lo que les rodea. En este segundo grupo suelen encontrarse humildes ejemplares de carretera transformados para la competición porque dibujar Nürburgring una y otra vez no es, exactamente, para lo que han sido diseñados.

La preparación de Logini

El Dacia Logan de ‘Ollis Garage Racing’ es el mejor ejemplo de ello. Los pilotos Oliver Kriese y Jürgen Bussmann tienen un taller en Münster, donde se ha gestado un proyecto en el que también están involucrados Michael Lachmeyer y el ‘youtuber’ Misha Charoudin. El resultado ha sido un utilitario apodado ‘Logini’ que ha terminado enfrentándose a una de carreras de resistencia más difíciles. Hablamos, no en vano, de un coche que en el mejor de los casos tendrá, aproximadamente, una quinta parte de la potencia del Porsche 911 GT3 R.

El modelo empleado es el equivalente al de producción que está basado en el que participó en la Dacia Logan Cup de 2007. Eso sí, le han aplicado algunos cambios. El motor de serie de 90 CV ha sido sustituido por un 2.0 de 165 CV procedente de un Renault Mégane, los frenos de tambor traseros se han sustituido por unos de disco y los delanteros han aumentado su tamaño. Además, han añadido varios elementos de seguridad, un alerón trasero y ha sido equipado con llantas de competición.

Puesto 98

Las cosas no comenzaron bien en Nürburgring: Logini no terminó la sesión de clasificación debido a algunos problemas técnicos, pero los mecánicos trabajaron duro y estuvo listo para la carrera principal del sábado. Una cita que acabo convirtiéndose en la más corta de la historia: duró sólo nueve horas y media debido a la densa niebla que se instaló sobre el asfalto.

Esto no fue impedimento para que el Dacia Logan lograse completar un total de 41 vueltas para acabar ocupando el puesto 98º de la clasificación: de los 121 vehículos que comenzaron la carrera, 22 se quedaron por el camino. En su categoría, la SP3, terminó en el cuarto puesto de cinco participantes por delante de un Opel Manta que abandonó. Poco importan las cifras que indican su lugar en la clasificación o los más de trece minutos que tardaba en dar una vuelta al circuito. Este Dacia Logan ha demostrado que los coches terrenales también pueden conquistar el Infierno Verde de Nürburgring.

Imágenes: 24 Horas de Nürburgring