Mercedes-Benz premia a sus trabajadores en Alemania con un bonus de 5.400€ por un gran 2016 (pero no a sus empleados en España y el resto del mundo)

 |  @davidvillarreal  | 

Un año más, el grupo Daimler (Mercedes-Benz y smart) premia a sus trabajadores por un año inmejorable. Tan inmejorable como para que Mercedes-Benz haya conseguido crecer un 11,3% en tan solo un año, y superar a sus más directos competidores, Audi y BMW. Tan inmejorable, como para que Mercedes-Benz lidere mercados tan importantes como Alemania y Estados Unidos. En 2016 se entregaron un total de 2.083.888 Mercedes en todo el mundo y, con la renovación de productos clave, y el crecimiento de la gama, Mercedes-Benz espera que sus ventas sigan creciendo en los próximos años con buen ritmo. Tal vez así entendamos por qué Daimler gratificará con 5.400 euros a sus trabajadores en Alemania, más de 130.000 empleados, aunque por desgracia se haya olvidado de sus empleados en España, como los operarios de la fábrica de Vitoria, y de sus empleados en el resto del mundo.

Mercedes-Benz y smart siguen creciendo a buen ritmo, situándose la marca de la estrella como la líder entre las premium, sobre Audi y BMW

La gratificación, en cualquier caso, será similar a la que Daimler ya ofreció a sus trabajadores el año pasado, por un buen 2015, que en ese caso fue de 5.650 euros. Desde 1997, Daimler gratifica a sus trabajadores en Alemania con un bonus que se basa en los beneficios del grupo. Daimler cerró 2016 con un beneficio operativo de 12.900 millones de euros, algo menos que los 13.200 millones de euros que consiguieron en 2015. Razón por la cual el bonus se ha visto reducido con respecto al año pasado, aún siendo esta la segunda gratificación más alta ofrecida a sus trabajadores desde que se implantará esta idea hace veinte años.

Además del éxito cosechado por Mercedes-Benz, tampoco podemos olvidarnos del buen momento que vive smart, que tras renovar su gama entregó 144.479 unidades en todo el mundo en 2016 y consiguió un crecimiento del 21% con respecto a 2015.

La gratificación llegará a 130.000 trabajadores de Daimler en Alemania, de los más de 280.000 que trabajan para la empresa en todo el mundo

Pero como ya decíamos al principio, esta gratificación solo la recibirán los trabajadores de Daimler en Alemania, aproximadamente 130.000 empleados. Con lo cual, la gratificación no llegará ni a la mitad de los trabajadores de Daimler en todo el mundo, que suman una plantilla superior a los 280.000 empleados (en 2014 era de 279.972).

Daimler no es la única compañía que gratifica a sus empleados por el buen resultado de la empresa. Sin ir más lejos, Porsche gratificó a sus trabajadores el año pasado con un bonus de 8.911 euros por un gran 2015.

Fuente: Daimler
En Diariomotor:

Lee a continuación: Ventas de coches en enero: el veterano SEAT Ibiza lidera y se venden cada vez menos diésel

  • Kanzler

    No leo en el artículo el motivo por el cual, los empleados de Mercedes en España, no reciben el bonus.

    A lo mejor ese bonus dado a los empleados en Alemania, existe también en la contabilidad de la factoría de Vitoria, pero no pagada a los empleados. Y si fuera que ese dinero que recibirían los empleados en España lo cobra a lo mejor la cúpula directiva, o se utiliza para compensar otro tipo de inversiones, quien sabe. A lo mejor “agradecimientos” a quienes les otorgan extensiones de impuestos y ventajas fiscales, para lograr apalear el paro, que esos mismos políticos con su ineficacia han contribuido a aumentar.

    De hecho queda claro que quien gana siempre son los magnates. Cifras astronómicas de ganancia para Mercedes, sus accionistas en los cuales cuenta y en gran parte Arabia Saudita y los empleados que hacen el trabajo fuera de las factorías alemanas nada. Eso si, deben estar agradecidos del honor de serles permitido trabajar para tan ilustre empresa…

    • M.A.

      Luego decimos del proteccionismo y de Trump. A Mercedes le interesa el mercado global (ya se lo echó en cara Marchionne, de Fiat, diciendole que si MB tuvieran que competir con marcas como KIA y Hyundai no sería tan entusiasta de la globalidad).
      Trump es “America First”, pero los alemanes tampoco son dados a “dar fuera”

      • Kanzler

        Ni los alemanes ni los brasileños, ni los habitantes de Marte.
        Critican a Trump por sus medidas pero ellos las tienen en practica da hace décadas, disfrazadas de discursos “Political Correct” y les hacen eco esos cráneos vacios que manifestan defendiendo a estos demagogas, cuando un gobierno como el Trump les sería mas válido y protector de sus intereses y no los intereses de multimillonarios accionistas sacando provecho de la masa trabajadora.
        Ahí está la rata Merkel lamiendo los pies a Erdogan hoy en Turquía y despotricando contra Trump como que fuera un Nazi, cuando el verdadero lo está visitando hoy.

        Las medidas de Trump son racistas, pero las Erdogan son democráticas , que basura nos ha tocado por gobernantes.

        .

        • M.A.

          Ahi le has dao, amigo.

  • ADN

    Obviamente, podrá tener fábricas en todo el mundo, pero al fin y al cabo el dinero se va derechito a su país de origen. Lo mismo con los fabricantes de todas las marcas. Sí, con plantas en otros países, pero por estrategia comercial, en realidad el dinero se va a la central. Es una practica tan antigua que hasta El Vaticano la lleva a cabo.

    • Kanzler

      No exactamente. FCA es italiana. Fabrica Doblo y Bravo en Turquía, 500 en Polonia, etc.
      Sede Financiera es Holanda.
      El dinero no va a Italia ni paga impuestos en Italia. Pero tampoco en Turquía ni en Polonia si no en Holanda. Pero el motivo de tener su sede financiera en Holanda, está justamente en las ventajas fiscales y exoneraciones a parte de los negocios -bueno, yo le llamo negociados- con las transferencias entre países, bancos y deducciones fiscales.

      Un electricista que trabaja por su cuenta en Alemania, paga € 800,- obligatorios de seguro enfermedad. La mitad de sus ganancias se van en impuestos al Fisco. Normalmente un electricista que logra hacerse de € 2.000,- al mes para él, para vivir, ha pagado a lo mejor € 30.000,- de impuestos en el año.
      IKEA en Alemania, con las triquiñuelas fiscales de los gigantes ha pagado en 2016 poco mas de impuestos que ese electricista, habiendo facturado y ganado milenios de millones.

      Por eso Trump ha visto que se va mucho dinero de las grandes empresas estadounidenses en el camino, con este sistema de “liberalización” que los sin cerebros exclavos que trabajan por algo mas de € 1.500,- al mes critican, como si Trump fuera un verdugo, cuando lo que trata es de que ese dinero hecho humo o mejor dicho, que va a los bolsillos de cuatro “iluminados” quede en el Fisco USA.
      Si esto es tan malo, sigamos como ahora aplaudiendo la Merkel, Rajoy, Junker, Obamas y otros Nobel…