CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Dodge

3 MIN

Con el Dodge Challenger Shakedown comienza la traca final de los ‘muscle car’ y del V8 de Dodge

Elena Sanz Bartolomé | 27 Ago 2022
Dodge Challenger Shakedown  01
Dodge Challenger Shakedown  01

La traca final ha comenzado. Hace unos días, Dodge anunciaba que la producción del Dodge Challenger y del Dodge Charger escribirá su punto final en 2023. Esto significa que llega la última oportunidad de hacerse con uno de sus ‘muscle car’. Para dar una despedida adecuada a su V8, la marca lanzará siete ediciones especiales: la primera acaba de llegar. El Dodge Challenger Shakedown es el principio del fin.

El Dodge Challenger Shakedown se basa en un antiguo concepto de 2016 y sólo fabricarán 1.000 ejemplares: una cifra que hará, aún más, especial a esta edición. Debajo del capó habrá una placa que confirmará que se trata de una de las últimas variantes de este ‘muscle car’.

Dos versiones con el mismo motor

La producción se dividirá en partes iguales: 500 unidades corresponderán a la versión R/T Scat Pack estándar con la carrocería teñida en Destroyer Grey (un color que regresa en 2023) y llantas de 20 pulgadas Low Gloss Black Slingshot con pinzas de freno rojas firmadas por Brembo. Los otros 500 ejemplares serán la versión Scat Pack Widebody con el Pitch Black como tono elegido para el exterior y llantas Carbon Black Warp Speed.

Ambas versiones tendrán un motivo de color rojo y negro con un toque vintage que recorrerá la carrocería de principio a fin. Y bajo ella estará el legendario HEMI V8 de 6.4 litros de Dodge que produce 491 CV. Todavía no está claro si se asociará con la transmisión manual de seis velocidades, con la automática de ocho velocidades o si se podrá elegir cualquiera de las dos.

Toques de edición especial

Dodge quiere dejar claro el carácter especial del Dodge Challenger Shakedown y Shaker le ayudará a conseguirlo: suyos son detalles específicos como las entradas de aire en el capó Mopar o los gráficos ubicados debajo del capó. Habrá, también, detalles en las aletas laterales o en el alerón trasero. En el interior, los asientos combinaran el cuero Black Nappa con Alcantara y el contraste llegará con las costuras rojas: el mismo color de los cinturones de seguridad y de algunos elementos del habitáculo.

Esta edición especial se beneficiará de los paquetes Plus Group, Technology Group, Navigation, Carbon/Suede y Dynamics: con esto deducimos que no será un modelo asequible aunque, de momento, Dodge no se ha pronunciado al respecto.

Seis modelos más hasta noviembre

Los seis modelos restantes del Dodge Challenger y del Dodge Charger se irán desvelando en los próximos meses: el último lo hará en el SEMA Show de Las Vegas, que se celebra en noviembre. Se rumorea que esta versión es un modelo Hellcat sobrealimentado que puede funcionar con combustible de etanol E85: esto permitiría al V8 producir más de 900 caballos, una cifra de potencia que no ha alcanzado ningún Dodge anterior.