comscore
MENÚ
Diariomotor
SUV

3 MIN

El Skoda Kodiaq GT ya es una realidad: SUV, coupé, y de momento, sólo para China

Skoda Kodiaq Gt 01

Skoda sigue apostando fuerte por los SUV. Tras la llegada del Skoda Kodiaq, su primer modelo de siete plazas, y el Skoda Karoq, la interpretación de Skoda del SEAT Arona, la firma checa ha presentado ya de forma oficial el Skoda Kodiaq GT, su primer modelo SUV coupé, coronándose como el buque insignia de la marca en el mercado chino.

La historia de Skoda con los SUV se puede resumir en una sola palabra: éxito. Y es que el fabricante checo no ha parado de conquistar listas de ventas desde la llegada del Skoda Yeti, hace ya más de 10 años. La demanda de este tipo de vehículos ha ido en aumento constante, y Skoda ha sabido responder a la clientela con una gama de modelos muy competitiva.

El mercado chino es, sin duda, uno de los más importantes para la marca, de ahí que Skoda haya desarrollado un modelo pensando únicamente en este mercado. Hablamos del Skoda Kodiaq GT, un SUV que, por primera vez en la marca, apuesta por uno de los formatos de moda, el de las carrocerías coupé.

El Skoda Kodiaq GT es un SUV coupé que actuará de buque insignia

Atrás quedó la época en la que la mayoría de las marcas contaban con una gran berlina como buque insignia. En la actualidad, el poderío de una marca se demuestra a través de los SUV que ofrezca, y Skoda ya ofrece en China, gracias a este Skoda Kodiaq GT, nada más y nada menos que cuatro SUV: el Skoda Kodiaq, el Skoda Karoq y los específicos Skoda Kamiq y Skoda Kodiaq GT.

3
FOTOS
VER TODASVER TODAS

El Skoda Kodiaq GT es el nuevo tope de gama de Skoda, y para ello ofrece un diseño más deportivo y aparente que el resto de modelos. En la parte delantera es prácticamente imposible encontrar diferencias respecto al Skoda Kodiaq que vemos por nuestras carreteras, aunque las entradas de aire están más marcadas en el modelo chino.

SUV+coupé, la combinación de moda

El Skoda Kodiaq GT muestra la musculosidad de su diseño a partir del pilar B, cuando la caída del techo se empieza a hacer más evidente y la superficie acristalada desciende dramáticamente respecto al Skoda Kodiaq tradicional. El portón trasero, más tendido, los grupos ópticos, más afilados, y el sistema de escape, con doble salida real, hacen el resto. 

Mecánicamente serán dos las combinaciones disponibles: un 2.0 TSI de 180 CV con tracción delantera y un 2.0 TSI de 220 CV con tracción integral y cambio automático DSG de siete relaciones, descartando de esta manera el uso de mecánicas de gasóleo.

Fuente: Skoda