¿Es falso el escape del Renault Mégane RS? ¿Qué esconde esa enorme salida central?

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 

El Renault Mégane RS ha sido uno de los coches del pasado Salón de Frankfurt. Ya os hemos hablado de su futura versión Trophy, así como de su freno de mano convencional, un soplo de aire fresco en un segmento que se ha pasado totalmente a los frenos de mano eléctricos. Incluso os hemos enseñado algunas fotos que hemos tomado sobre el suelo de Frankfurt. En esta ocasión, nos colamos bajo el coche para ver qué hay tras esa enorme salida de escape central.

Es otra de nuestras manías, lo reconocemos. El efectismo necesario en muchos vehículos de corte deportivo ha provocado que sus salidas de escape se sobredimensiones, y en su interior se escondan dos pequeños tubos a veces siquiera conectados a la boca. En otros casos es aún más flagrante: una moldura cromada en el paragolpes simula la presencia de un escape, pero en cuanto te acercas, encuentras una tapa de plástico oscuro en su interior; tras el paragolpes, el verdadero escape se encuentra normalmente apuntando al suelo.

Simular salidas de escape u ocultarlas tras molduras de plástico es el equivalente al "postureo" en el mundo del automóvil.

 title=

 title=

Es algo que nos molesta porque en Diariomotor nos gustan los escapes sin efectismos. No necesitamos embellecedores o cromados, sólo un escape sencillo que en el caso de un deportivo, suene bien. En cuanto vimos la salida central del escape del Renault Mégane RS, nos agachamos a ver qué había en su interior. La boca en sí es una simple moldura cromada en el paragolpes, y en su interior, siquiera conectados a ella, encontramos dos salidas de escape, muy juntas, sin floritura alguna.

Intentamos ver más hacia atrás de las bocas del escape, en busca de algún resonador o del silencioso - como ya hicimos con el Honda Civic Type R cuando fue presentado en el Salón de Ginebra - pero el carenado inferior del coche nos lo impide ver. Sí sabemos que los Renault Mégane RS permiten al conductor amplificar de forma digital el sonido del escape, y también sabemos que este sistema se puede desactivar al completo, personalizando el modo de conducción a través del selector de modos Multi-Sense de Renault.

Lee a continuación: Si quieres un Renault Mégane RS con freno de mano convencional, te tendrás que casar con el cambio manual

Ver todos los comentarios 8