¡280 CV para el cohete de Renault Sport! Todo lo que debes saber sobre el nuevo Renault Mégane RS (+40 fotos)

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 

Renault ha presentado en el Salón de Frankfurt uno de los coches más esperados del año. Se trata del nuevo Renault Mégane RS, el último integrante de la apasionante familia de Renault Sport. El nuevo Renault Mégane RS despeja varias de las incógnitas que habían surgido durante su desarrollo, como su nivel de potencia o su caja de cambios. Ya podemos certificar que el Renault Mégane RS de tercera generación está sólo disponible en carrocería de cinco puertas, tiene 280 CV procedentes de un explosivo motor 1.8 TCe y cuenta con un cambio manual de seis relaciones - y una caja EDC de doble embrague de forma opcional.

Un Renault Mégane elevado a la máxima potencia

El nuevo Renault Mégane RS se presenta tras sucesivas filtraciones, pero no por ello resulta menos impresionante. En su frontal nos encontramos una calandra de nido de abeja, las siglas RS situadas justo bajo el logotipo de Renault y los ya característicos antinieblas en forma de bandera de cuadros. Una moldura plateada nos recuerda a los últimos Mégane RS de la pasada generación. Sus pasos de rueda han sido ensanchados y dotados de enormes branquias de refrigeración - no de adorno. Llantas de diseño agresivo y hasta 19 pulgadas de diámetro ocupan una posición destacada en su perfil lateral.

 title=

Renault Sport ha pintado su buque insignia de un explosivo color naranja - llamado Tonic Orange - abandonado el amarillo de pasadas generaciones como color de comunicación.

Estas llantas de 19 pulgadas están asociadas al chasis Cup y están envueltas en neumáticos de 245 mm de sección, siendo las llantas de serie de 18 pulgadas, con neumáticos deportivos de 235 mm de ancho. Me gusta cómo ha Renault Sport resuelto la zaga del Mégane Sport. Lo ha hecho con un enorme difusor funcional, en cuyo centro encontramos una única salida de escape de enormes dimensiones. El portón del maletero está coronado por un spoiler de dimensiones generosas. En el habitáculo, Renault ha dotado al Mégane de asientos deportivos forrados en Alcantara, un nuevo pedalier y una palanca de cambios con detalles en color rojo

La instrumentación digital del compacto deportivo se tiñe de rojo y el conductor debe sujetar con firmeza un volante forrado en cuero perforado y Alcantara, con dos enormes levas de aluminio solidarias en el caso de la versión equipada con la caja de cambios EDC. El resto del habitáculo posee detalles en color rojo y molduras de aspecto deportivo en diversos paneles. En la tablet central, parte del sistema de infotainment R-Link 2, podremos cambiar entre los diferentes modos de conducción - cinco modos, Comfort, Normal, Sport, Race y Perso - y activar o desactivar las ayudas a la conducción.

 title=

Este sistema de infoentretenimiento también integra la última versión del RS Monitor, un sistema en el que podemos analizar nuestros tiempos de vuelta, o las constantes vitales de nuestro compacto deportivo.

La tecnología RS Vision Lighting, en combinación con los antinieblas, ofrece según la marca una iluminación ideal para la conducción deportiva.

ADN Alpine para un explosivo motor 1.8 TCe

El alma de este nuevo Renault Mégane RS es un motor 1.8 TCe de cuatro cilindros, ya conocido por nosotros, pues fue presentado en el nuevo Alpine A110. Esta unidad de 1.798 cc desarrolla una potencia máxima de 280 CV a 6.000 rpm, con un par máximo de unos notables 380 Nm. Este motor es capaz de girar a un régimen de hasta 7.000 rpm y pasa toda su potencia al tren delantero. No tenemos aún datos prestacionales, pero sabemos que el Renault Mégane se podrá encargar con dos tipos de caja de cambios y dos tipos de chasis. La opción lógica - debería ser la única - es el cambio manual de seis relaciones.

Es la misma unidad de seis relaciones del pasado Renault Mégane RS. La segunda opción es una caja de cambios EDC de doble embrague y seis relaciones, completamente revisada y actualizada. Se podrán encargar dos tipos de chasis, el Sport y el Cup - dos puestas a punto, por así decirlo. El principal aliciente de la versión Cup es la presencia de un autoblocante mecánico para el eje delantero, mientras que el chasis Sport, además de una puesta a punto más benévola, simula la presencia de un autoblocante mediante la electrónica. Ah, ¿había mencionado que los Renault Mégane RS tendrán un freno de mano convencional?

Los topes de los amortiguadores son hidráulicos, una herencia directa del mundo de los rallyes, donde Renault Sport tiene presencia constante.

También es la primera vez que el Renault Mégane RS disfruta de un sistema 4Control de cuatro ruedas directrices, especialmente tarado para una aplicación deportiva. Aunque aún no conocemos sus prestaciones puras, sabemos que es un coche desarrollado con la conducción deportiva en mente, que permitirá diabluras que no son posibles en otros compactos deportivos. Por si esto os parece poco, durante 2018 llegará al mercado una versión Trophy con 300 CV de potencia y 400 Nm de par motor. Además de una puesta a punto aún más salvaje, acometerá la titánica tarea de arrebatar al Honda Civic Type R el récord en Nürburgring de vehículos de tracción delantera. Ahí queda eso.

Lee a continuación: El Audi Elaine es un SUV eléctrico casi tan grande como el Q7, potente, con 500 km de autonomía y semiautónomo

Ver todos los comentarios 24