En vídeo: pocos coches suenan mejor que este Ferrari 599 GTB preparado para drifting

 |  @sergioalvarez88  | 

¿Quién en su sano juicio emplearía un Ferrari 599 GTB como base para hacer drifting? Es una pregunta que muchos os estaréis haciendo en estos momentos. sin embargo, ¿por qué no usar como base un superdeportivo italiano como coche de drifting? El enorme Daigo Saito usa un Lamborghini Murciélago y el americano Ryan Tuerck tiene un Toyota GT 86 con motor de Ferrari 458 Italia. No son las bases más comunes, pero sí son las más apasionantes, y las que más expectación generan. Personalmente te garantizo que su sonido es de lo mejor que escucharás hoy, con toda seguridad.

Este Ferrari 599 GTB era originalmente un superdeportivo de motor delantero y dos puertas, ocupando el mismo puesto que hoy ocupa el Ferrari 812 Superfast en la marca. Es la montura escogida por el drifter italiano Federico Sceriffo para la nueva temporada de la Fórmula Drift, cuyo primer evento ha tenido lugar en Long Beach (California, EE.UU.) el pasado fin de semana. El coche ha sido bautizado como Fiorella, y ha sido completamente transformado a nivel técnico y estético, con el objetivo de “ir de lado” lo más rápida y eficazmente posible.

En este enlace podéis ver el espectacular duelo entre Daigo Saito y Vaughn Gittin Jr., con un Lamborghini Murcielago y un Ford Mustang preparados para el drifting.

Su motor 6.0 V12 ha sido sobrealimentado por dos compresores volumétricos, para los que ha sido necesaria la modificación del vano motor y muchas labores de “fontanería”. El resultado son 800 CV de potencia y más de 1.000 Nm de par máximo, canalizados al eje trasero a través de una caja de cambios secuencial. Un freno de mano hidráulico ha sido instalado en el interior, donde sólo encontramos dos baquets y una jaula antivuelco. Apenas queda rastro del salpicadero o instrumentación original: Fiorella es un verdadero coche de carreras, sin margen a la nostalgia.

Su chasis ha sido reforzado con protecciones que evitan daños mayores a piloto y mecánica: los accidentes son habituales en esta disciplina. Además de tener una suspensión completamente ad-hoc se han modificado las manguetas del eje delantero, logrando un ángulo de giro muy superior al de serie. Por último, la carrocería ha sido agraciada con todo tipo de aditamentos aerodinámicos. Originalmente el coche era de color Rosso Ferrari, pero el drifter ha decidido pintarlo de color amarillo. Por el momento apenas tiene pegatinas de patrocinadores.

Sobre estas líneas podéis ver su primera exhibición en público. Su sonido es simplemente glorioso, y estamos seguros de que dará mucho de que hablar en esta temporada de Fórmula Drift. A continuación os dejamos con una galería de imágenes de esta creación, así como fotos de su proceso de modificación.

Fuente: Carscoops
En Diariomotor:

Lee a continuación: Vendido uno de los rarísimos Ferrari 599 GTB Fiorano con cambio manual: ¿Es suficientemente cara la última joya de la corona?

Ver todos los comentarios 5
  • X 2.0

    Me parece muy desmesurado emplear una joya como esta para drift. El GT86 tiene pase por el echo de estar usando un motor que muy probablemente proceda de un siniestro.

    • Juan Gelabert

      Y un pecado ponerle 2 turbos a uno de los mejores V12 atmosféricos de la historia(aunque un drifter lo necesite).

      • X 2.0

        Completamente de acuerdo.

  • Antonio Luis Ramirez Navarro

    Para que es la enorme toma de aire tras el cristal trasero? Para la caja de cambios?

    • Vic

      Los coches de Drift suelen montar el radiador en el maletero.