Hennessey VelociRaptor V8: libera al redneck que hay en ti

 |  @sergioalvarez88  | 

Decía la canción de Toy Story, “hay un amigo en mi”. Y yo creo que también hay un redneck estadounidense en ti, que se manifiesta con fuerza en cuanto ve a la impresionante Hennessey VelociRaptor V8. Es posiblemente el coche más yankee, políticamente incorrecto y divertido de todos a los que el preparador estadounidense mete mano – con permiso de los Dodge Challenger SRT Demon, claro está. La Ford F-150 SVT Raptor es lo más cercano a un todoterreno superdeportivo hoy por hoy, y Hennessey le ha dado lo único que le faltaba para ser perfecta: un V8 sobrealimentado por compresor.

Si el V8 es una tarta de manzana y un bate de béisbol, un V8 sobrealimentado por compresor es en la “escala yankee” un águila calva invadiendo países productores de petróleo mientras suena Van Halen. Las Ford F-150 SVT Raptor vienen muy bien dotadas de serie, con un potente 3.5 V6 EcoBoost con 450 CV de potencia. A Hennessey no le parecía suficiente, y han transplantado en su vano motor un 5.0 V8 “Coyote” – disponible también en las Ford F-150 – al que han duplicado su potencia de serie. Está ahora asociado a un compresor Whipple de 2,9 litros, dando como resultado una potencia final de 758 CV.

La conversión tiene un sorprendente look OEM. Ningún profano podría distinguirla de un producto de serie.

Sí, lo has leído bien. Son unos 100 CV más que un Ford GT, entregados a unas puntiagudas 7.000 rpm. Esta conversión emplea la caja de cambios automática de 10 relaciones que ya conocemos en Ford, así como extensas mejoras en cableado, alimentación de combustible, admisión y escape, sin olvidarnos de una completa reprogramación electrónica. Es un coche extremadamente rápido, especialmente sabiendo que pesa unas 2,5 toneladas: hace el 0 a 96 km/h en sólamente 4,1 segundos y el cuarto de milla lo completa en sólamente 12,2 segundos. Esta preparación no estaría completa sin una buena transformación estética.

Transformación que no altera los pilares básicos de la pick-up, pero la diferencia de otras Raptor. Cuenta con paragolpes específicos de acero troquelado, una barra LED frontal y unas nuevas llantas de 20 pulgadas con neumáticos off-road BF Goodrich KM03 de 37 pulgadas de diámetro. Por si fuera poco, sus capacidades todoterreno han mejorado aún más: Hennessey ha elevado su altura libre al suelo en 152 mm y ha reemplazado sus amortiguadores por otros de calibre aún mayor. Dentro sólo una placa numerada y un bordado en los asientos frontales la diferencian de otras Raptor.

Hennessey sólo construirá 100 unidades de la VelociRaptor V8, a un precio que empieza en unos mareantes 147.950 dólares.

No te pierdas el vídeo que hemos dejado bajo estas líneas, en la que la VelociRaptor hace lo que mejor sabe hacer: quemar rueda como si no hubiera un mañana.

Lee a continuación: Así es el Hoonitruck, la Ford F-150 de 914 CV que protagonizará la décima gymkhana de Ken Block

Ver todos los comentarios 3
  • Dylan Luque

    estaria bien que le cambiaran el motor al ford gt tambien. ese diseño necesita un v8 como dios manda en un americano

    • Pablo

      dios no existe y el GT esta mas que bien con ese motor

      • 4×4 de corazon

        Ya tuve el privilegio de conducir el ford gt 2018 y wow se siente bien con su v6 twin turbo que no le pide nada un v8