CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos
Híbridos

6 MIN

¿Es buena idea comprar un coche híbrido usado? ¡Atento a estas cuatro alternativas baratas!

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 16 Ene 2022
Honda Insight Usado Barato
Honda Insight Usado Barato

Los coches híbridos llevan entre nosotros ya no pocos años. De hecho, el primer Toyota Prius data del año 1997, pero su popularidad no estalló hasta que los taxistas españoles comenzaron a adoptarlos en masa - hará unos 10 años. Los híbridos han estado presentes en el mercado durante ya décadas, y han demostrado ofrecer unos consumos de combustible excepcionales, especialmente en ciclo urbano. Además de gozar de etiqueta ECO de la DGT, los híbridos también son una excelente oportunidad en el mercado de segunda mano.

Hoy, os presentamos cuatro alternativas con el sello de la triple "B", es decir, buenos, bonitos y baratos. La parte "bonita" es más subjetiva, pero la realidad es que la tecnología de los coches híbridos está más que probada, tanto a nivel de fiabilidad como de durabilidad. Su único punto débil son las baterías, que tras unos cuantos años de carga y descarga, pueden presentar problemas en algunas celdas. Es por ello que no resulta recomendable adquirir un coche híbrido con problemas de batería: la reparación puede ser bastante costosa.

Con todo, hay que reconocer que las baterías de los primeros híbridos sí están diseñadas para ser reparadas, y es relativamente sencillo reemplazar celdas dañadas, incluso por un aficionado a la mecánica. En todo caso, el mensaje "oficial" de esta guía es asegurarse que el coche híbrido usado que vayamos a comprar no presente testigos de carga o batería encendidos. En caso de duda, resulta más que recomendable llevar el vehículo a un taller independiente o concesionario para verificar el buen estado de la parte eléctrica del coche.

Dicho sea esto, entramos en harina.

1) Honda CR-Z

El Honda CR-Z fue uno de los primeros híbridos ligeros del mercado. Llegó en 2010 y su peculiaridad era el ser uno de los poquísimos híbridos con caja de cambios manual. Su motor 1.5 VTEC desarrollaba 114 CV, y estaba acompañado de un motor eléctrico de 14 CV. Este motor ofrecía un empuje adicional, similar al de un pequeño compresor, y reducía los consumos de forma considerable. Del Honda CR-Z hay que destacar un gran comportamiento dinámico, gracias a un peso muy ligero y un chasis ágil, con una puesta a punto bastante deportiva.

El Honda CR-Z se vendió entre los años 2010 y 2016. Todos fueron fabricados en Japón.
honda-cr-z-2016-10 honda-cr-z-2016-10

Su diseño es más personal, pero tengo que reconocer que es un coche que siempre me gustó. Además, algunas versiones incluso montaban asientos de cuero, techo solar, faros de xenón o navegador. Es posible encontrar unidades con más de 200.000 km en el entorno de los 6.500 euros, pero resulta más recomendable optar por una unidad con menos kilómetros. Por un precio en el entorno de los 8.000 euros encontrarás buenas unidades.

2) Toyota Prius Mk2/Mk3

El Toyota Prius es el coche híbrido por excelencia. Su diseño aerodinámico de cinco puertas le ha granjeado no pocas críticas, pero es el que ha permitido que su eficiencia en el consumo de combustible quede fuera de toda duda. En España, los Toyota Prius de segunda y tercera generación han sido coches (y son) tremendamente populares en el sector del taxi, donde han demostrado una gran fiabilidad y durabilidad. Los Prius de tercera generación son más eficientes y potentes que los de segunda generación, con 136 CV combinados, en vez de 111 CV combinados.

Son duros como rocas: hay muchos a la venta con más de 500.000 km, usados como taxi.

Además, son coches más amplios y de mejor tacto de conducción. Si estás pensando en comprar un Toyota Prius de segunda mano podrás encontrarlos por precios tan bajos como 3.000 o 4.000 euros, pero es mejor evitar estas unidades: muchas superan los 400.000 km, muchas han sido usadas como taxi, y muchas tienen fallos en la batería. Por tanto, es mejor pagar un precio cercano a los 8.000 euros, y asegurarse una unidad de origen particular de tercera generación con menos kilómetros.

3) Honda Insight

El Honda Insight fue lanzado al mercado en 2009, y fue desarrollado como alternativa al Toyota Prius por parte de Honda. Es un coche diferente: es un híbrido ligero, en el que el motor de gasolina siempre estará funcionando cuando el coche está en movimiento, siendo el motor eléctrico un apoyo en situaciones de poca carga. Su diseño es muy aerodinámico, y nunca fue plato de gusto para todos los públicos, pero incluso hoy en día, se sigue viendo futurista. Su mecánica híbrida desarrollaba 98 CV combinados, siendo de solo 14 CV su motor eléctrico.

En 2012 recibió un lavado de cara, que duró apenas un año a la venta.

Su interior tenía un aspecto muy vanguardista y fue uno de los primeros coche en evaluar nuestro estilo de conducción mediante un asistente a la eficiencia integrado. No tantos Honda Insight han sido usados como taxi, y es posible encontrar unidades en buen estado por un precio en el entorno de los 6.000 euros. No son tan eficientes como un Prius, pero gozan de etiqueta ECO y un buen maletero.

4) Lexus CT 200h

El Lexus CT 200h fue el primer coche compacto de Lexus. Fue un coche desarrollado sobre la plataforma del Toyota Prius de tercera generación, con el que también comparte su mecánica full-hybrid de 136 CV. Es decir, estamos ante un coche de diseño mucho más sensato y convencional, pero equipado con una mecánica extremadamente eficiente, además de un interior construido con materiales de alta calidad y unos ajustes de primer nivel. El Lexus CT 200h fue lanzado al mercado en 2010, y ha sido descatalogado en 2021, tras más de una década en venta.

Los Lexus CT rara vez fueron usados como taxi, y son tan fiables y duraderos como un Prius.

Es un coche tan eficiente como un Toyota Prius, y su mecánica está igual de probada. No obstante, al ser un coche de una marca premium, no han sido tan usados como taxi, y generalmente han sido mantenidos a rajatabla en los concesionarios de la marca. Como es lógico, comandan precios superiores: unos 9.000 euros es el precio de entrada para unidades del año 2012 en el entorno de los 200.000 km, pero si podemos estirar nuestro presupuesto algo más, podremos optar a coches más modernos con menos kilometraje.