CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Curiosidades

3 MIN

Así es la surrealista, aunque muy curiosa, historia de Corea del Norte y su industria automovilística

David Clavero | @ClaveroD | 1 Feb 2022
Mercedes Clase S Corea Norte Kim Jong Un 01
Mercedes Clase S Corea Norte Kim Jong Un 01

Entre los muchos secretos que rodean a Corea del Norte y todo lo que allí sucede, su industria del automóvil es uno de los más interesantes. Es muy difícil saber con exactitud qué pasa dentro de las fronteras del país coreano, pero hoy os traemos un vídeo donde se analizan muchas de las peculiaridades del mundo automovilístico de Corea del Norte. Desde coches rusos a chinos de cuestionable calidad, pasando por licencias Fiat, Volvos sin pagar y un enorme parque de Mercedes. Hoy descubrimos cómo son los coches de Corea del Norte.

A través de este vídeo elaborado por nuestros colegas de Donut Media, nos sumergimos en Corea del Norte para intentar averiguar cómo funciona allí el mercado automovilístico, además de su supuesta industria local. Como decíamos en un principio, es difícil saber con exactitud qué sucede dentro del país, sin embargo son habituales las filtraciones de información e imágenes de lo que sucede allí, lo que nos permite atar algunos cabos con respecto a las noticias que a lo largo del tiempo se han ido conociendo.

Quizá lo primero que debemos puntualizar es que en Corea del Norte, solo puedes tener coche si formas parate del gobierno o el ejercito, por lo que con una población estimada en 25 millones de persona, apenas circulan 30.000 vehículos por sus carreteras. La industria automovilística local existe, siendo iniciada por la URSS con la construcción de una fábrica que permitió motorizar a Corea del Norte con la fabricación del conocido Gaz Pobeda, dando lugar así a una industria que permitiría fabricar más modelos Gaz en el futuro, además de motores y vehículos militares de toda clase y condición. Por desgracia no se conoce cifras de fabricación.

Pero Corea del Norte tiene sus propias marcas de coches, dos para ser exactos: Singri Motors y Pyeonghwa Motors. Mientras Singri, que fue la primera en crearse, se especializó en coches provenientes de la URSS, la firma Pyeonghwa es el actual símbolo de modernidad de la industria automovilística norcoreana al fabricar los Fiat Siena y Dobló bajo licencia, además de otros modelos con origen en marchas chinas como Brilliance, Great Wall, FAW-Volkswagen, King Long, Maxus o Beijing Jeep. Como curiosidad, en 2016 pudimos ver por primera vez cómo era un concesionario de esta marca en Pyongyang, y aquí debajo tenéis el vídeo.

Pero hay ciertos coches que llama mucho la atención ver rodando por Corea del Norte, comenzando por los Volvo 144; una remesa de 1.000 unidades que se cuenta jamás fueron pagadas por el gobierno norcoreano. Y por supuesto, dentro de la austeridad y la feroz lucha contra el capitalismo que defiende Corea del Norte, no podemos pasar por alto la gran cantidad de Mercedes que moviliza al régimen norcoreano, destacando los Clase S que emplean los más altos cargos del régimen. Tal es la magnitud de este parque, que Mercedes-Benz tuvo que emitir un comunicado oficial para desmentir que hubiese vendido coches a Corea del Norte, pues se pudo ver al líder Kim Jong-un y parte se su séquito desplazándose en un Mercedes S600 Pullman Guard y un Maybach S62.

Pero lo inverosímil de toda esta historia no acaba ahí, pues es bien sabido que el líder del régimen norcoreano Kim Jong-un es un gran aficionado al motor, confirmándose a través de diferentes imágenes la posesión de coches que, según las leyes del régimen, están totalmente vetados. A saber: Rolls-Royce Phantom, Audi R8, Range Rover, Mercedes Clase G, Jaguar XJ, Toyota Land Cruiser V8...