comscore
MENÚ
Diariomotor
Youtube Diariomotor

3 MIN

El Honda Civic Type R masacra al Hyundai i30 N en una batalla en circuito (+vídeo)

Civic Type R Vs I30 N

El Hyundai i30 N es uno de los compactos deportivos más interesantes del momento. Es el primer compacto deportivo de Hyundai, desarrollado bajo el atento escrutinio de Albert Biermann, el que fuera en su momento director de BMW Motorsport - si hay alguien que sabe desarrollar deportivos, es él. El Hyundai i30 N tiene muchos rivales, y en esta ocasión se enfrenta a uno de los más duros: el temible Honda Civic Type R. No obstante, esta batalla en circuito filmada por EVO tiene lugar sobre una superficie mojada. ¿Será capaz el coreano de hacerle sombra al japonés, o perderá su orgullo sobre la pista?

Como podéis intuir por el título del artículo, el Hyundai i30 N no ha tenido mucho que hacer frente al meteórico Honda. Pero debemos analizar el porqué de este resultado. En primer lugar, ambos coches son claramente dispares. El Honda Civic Type R tiene 320 CV, lo que le otorga una diferencia de 45 CV con respecto al Hyundai i30 N, equipado con el pack opcional Performance. El Honda también aventaja en casi 50 Nm de par motor al Hyundai, que además tiene un extra de lastre: en orden de marcha pesa 1.429 kilos, 49 kilos más que el Honda.

Los dos coches cuentan con trenes de rodaje deportivos y diferenciales autoblocantes. Ambos son de tracción delantera y no tienen cambios automáticos, siquiera en opción.

Ambos coches emplean cajas de cambio manuales de seis relaciones - no tienen opción automática, afortunadamente - y disfrutan de diferenciales de deslizamiento limitado. El autoblocante del Honda es mecánico, y el del i30 N es multidisco, controlado por la electrónica. Ambas opciones deberían ser muy eficaces en circuito, y son superiores a las "simulaciones de autoblocante" que frenan la rueda que pierde tracción. Sobre el papel, sus prestaciones no son tan diferentes: el Hyundai i30 N hace el 0 a 100 km/h en 6,1 segundos, mientras que el Honda Civic Type R hace lo propio en 5,9 segundos.

Sin embargo, la práctica suele acabar peleándose con la teoría. Con Steve Sutcliffe a los mandos se percibe cómo el Honda Civic Type R tracciona mucho mejor sobre la superficie mojada, permitiéndole trazar de forma similar a la que trazaría en seco, aprovechando mejor la pista. Aunque el Hyundai i30 N es un coche rápido y eficaz, no consigue transmitir su potencia al suelo de forma tan efectiva, y cuando lo hace, sigue teniendo un déficit de potencia. Esto es patente en las zonas menos reviradas del circuito, pero también a la salida de las curvas. El resultado final es pavoroso.

El tiempo de vuelta en Rockingham ha sido de 1:30,27 en el Honda, y de 1:34,35 en el Hyundai.

En una vuelta de poco más de un minuto y medio, el Honda administra una ventaja de más de cuatro segundos al Hyundai. Honda vuelve a demostrar que su compacto deportivo no tiene rivales, al menos con dos ruedas motrices.

82
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Vídeo destacado del Hyundai i30