Vídeo: ¿Puede un Infiniti QX30S vencer a un Porsche 928 S4 en circuito?

 |  @sergioalvarez88  | 

Hace un tiempo os enseñamos un vídeo en el que un Toyota Camry V6 humillaba profundamente a un Chevrolet Corvette de segunda generación en un circuito estadounidense. Una dolorosa demostración de los avances tecnológicos del sector del automóvil. Motor Trend ha probado recientemente el Infiniti QX30S y han decidido comprobar si el crossover de tracción delantera de 211 CV es capaz de vencer a todo un Porsche 928 S4, el mismo que hace 30 años se batía el cobre con Lamborghini Countach o Ferrari Testarossa.

¿Quieres saber cómo va el Infiniti Q30? Lee aquí nuestra prueba en su presentación internacional.

El resultado de la batalla en circuito no os va a gustar. Os voy preparando para el visionado del vídeo. Sobre el papel, el Infiniti QX30S no es un coche especialmente rápido. Su motor 2.0 turbo de 211 CV de origen Mercedes – el Infiniti QX30 es esencialmente el mismo coche que el Mercedes GLA, si bien su puesta a punto es muy diferente – le permite un 0 a 100 km/h de 7,3 segundos y una velocidad máxima de 230 km/h, con un peso cercano a los 1.600 kilos. ¿Qué hay del Porsche? En 1987, su motor 5.0 V8 entregaba la friolera de 320 CV.

En su momento, aceleraba en 5,7 segundos hasta los 96 km/h y su velocidad máxima estaba cifrada en 274 km/h. Aunque no era un coche ligero, pesa prácticamente lo mismo que el crossover de Infiniti. El Infiniti QX30S nada tiene que hacer frente al pura sangre de Zuffenhausen, ¿verdad? Pues el resultado de una vuelta rápida a Big Willow – el loop largo del Willow Springs Raceway en California – revela que el japonés es un segundo más rápido por vuelta que el Porsche.

En ambos casos, ha sido el piloto de competición Randy Pobst el que ha marcado los tiempos. No es un aficionado cualquiera, en definitiva. La diferencia de tiempos evidencia los avances tecnológicos en 30 años de diferencia entre ambos coches. Especialmente en lo tocante a neumáticos, frenada y suspensiones, tres elementos que suponen un mundo de diferencia en circuito. Estos tres elementos son muy superiores en el Infiniti, a pesar de su déficit de potencia y más elevado centro de gravedad.

Ahora bien, ¿quién gana en sensaciones y en autenticidad?

En Diariomotor:


Lee a continuación: Un Infiniti Q30 con esteroides, muchos esteroides, en Pekín

Solicita tu oferta desde 22.990 €
  • Oliver

    Curioso resultado. Mi sensación es que el Porsche no ha sido conducido “con el cuchillo entre los dientes”. En un coche con tantas ayudas electrónicas como el Infiniti, es complicado ver un vídeo en el que el coche parezca descontrolado, porque la electrónica no deja lugar al “espectáculo”; sin embargo, en ese Porsche analógico, si hubiera ido realmente a tope, tendríamos (creo) que haber visto en algún momento algún signo de descontrol: más deslizamiento, bloqueos de frenada, alguna cruzada aunque fuera tenue; nada de eso se aprecia, por lo que me huelo que el tiempo hecho por el 928 hubiera podido ser mejorado.

  • Mr. [HOONIGAN] #11

    Es importante señalar que el 928 lleva cambio automático, y en los ’80 los automáticos no eran como los de hoy en día. Creo que ese ha sido el factor que ha marcado la diferencia.

  • Nico D´Pavez

    Concuerdo con que quizas el 928 no se haya conducido de la forma que esta pensado un deportivo, que teniendo mejores numeros de motor, peso, dimensiones y hasta aerodinamica, le haya ganado un suv mas pesado y menos potente…Solo marketing para darle credito al Infiniti. Prueba pauteada.