Así es el Infiniti QX50: consumos de diésel y motor de compresión variable en un envoltorio tecnológico (+52 fotos)

 |  @sergioalvarez88  | 

El Infiniti QX50 es la más fuerte apuesta de Infiniti de cara al 2018. Es un todocamino mediano de corte premium, un misil dirigido a la línea de flotación de los Audi Q5 y BMW X3, así como de los Lexus NX y Mercedes GLC. Todos sus rivales pertenecen a marcas consolidadas y compiten en uno de los segmentos más reñidos del mercado, un segmento en el que se juega el prestigio de la marca. El anterior Infiniti QX50 era un producto sólido pero anticuado, incapaz de rivalizar con garantías con lo mejor de Alemania. Con su motor de compresión variable y mucha tecnología, el nuevo Infiniti QX50 tiene grandes ambiciones.

Todo lo que necesitas saber sobre el Infiniti QX50 2018

El Infiniti QX30 es un todocamino premium mediano, de 4,69 metros de longitud, 1,90 metros de ancho y 1,68 metros de alto. Está construido sobre una plataforma completamente nueva. Esta plataforma está diseñada para vehículos de tracción delantera e integral, con el motor en posición delantera transversal. El uso de acero de alta resistencia eleva su rigidez torsional en un 23% con respecto al actual Infiniti QX50, de arquitectura muy diferente. Infiniti ha dejado clara la flexibilidad de esta plataforma modular, que a buen seguro será usada en modelos futuros de la marca.

El nuevo Infiniti QX50 se ofrecerá en versiones de tracción delantera y tracción total inteligente (Infiniti Intelligent All-Wheel Drive). A nivel de diseño, este todocamino hereda los códigos de diseño estrenados en coches como el Infiniti Q60 o el Infiniti Q30. La parrilla es un claro ejemplo, así como sus bonitas ópticas con LED diurnos o el ya clásico quiebro del pilar C. Combinando estos elementos con imprescindibles del diseño SUV como grandes llantas – de hasta 20 pulgadas – y una línea de cintura alta, la marca japonesa ha logrado fabricar un producto elegante, con presencia y con la dosis adecuada de deportividad.

El maletero del Infiniti QX50 tiene 895 litros de volumen con la fila trasera – con regulación longitudinal – en su posición más retrasada.

Es un coche cuyo diseño no cae en los excesos de otros segmentos – atendiendo a un perfil de cliente algo más conservador. En su interior descubrimos una calidad aparente muy elevada, con recubrimientos de alta calidad para consola central, salpicadero o asientos. Las posibilidades de personalización serán altas, y materiales como el aluminio pulido, Alcantara o la madera natural recubren algunas de sus molduras. Aunque el puesto del conductor es el más cuidado, se mima la comodidad y bienestar del pasaje, con una gran amplitud, cinco plazas reales y un sistema de cancelación activa del ruido ambiental.

El sistema de infotainment InTouch es el protagonista de la consola central, con dos pantallas táctiles. La inferior tiene 7 pulgadas y está reservada al manejo de la climatización, ordenador de a bordo y apps conectadas, mientras que la superior de 8 pulgadas es la indicada para hacer uso del navegador y el equipo de sonido del coche – equipo de sonido Bose de última generación con hasta 17 altavoces y cancelación activa del ruido. El Infiniti QX50 disfruta de un Head-Up Display opcional, así como una avanzada suite de sistemas de seguridad activa, desarrollados por el Grupo Renault-Nissan.

Con el sistema ProPILOT el coche mantendrá el carril, la distancia con otros vehículos, e incluso girará el volante en conducción extraurbana.

Por ejemplo, puede equipar el sistema ProPILOT de conducción semi-autónoma en autopista, así como un sistema de frenado automático de emergencia, avisador de vehículos en el punto muerto e incluso un curioso sistema que frenará el coche si vamos a impactar contra objeto al dar marcha atrás. Pero sin duda, la principal innovación del Infiniti QX50 es el motor 2.0 VC-Turbo de relación de compresión variable, del que ya os hemos hablado largo y tendido. Infiniti prometía consumos y par motor de diésel con la potencia y refinamiento de un gasolina. Por fin han suministrado sus datos técnicos.

El motor desarrolla 272 CV a 5.600 rpm, con un par máximo de 380 Nm a 4.400 rpm. Su relación de compresión varía según lass condiciones de funcionamiento entre 8:1 y 14:1, siendo la primera la más indicada para situaciones de poca carga, como por ejemplo una conducción relajada en autopista. El motor está asociado a una caja de cambios Xtronic de variador continuo, capaz de simular la presencia de ocho relaciones escalonadas. En el ciclo de consumo estadounidense – mucho más fiel a la realidad que el NEDC o incluso el WLTP – el Infiniti QX50 de tracción delantera promete un consumo medio de 8,7 l/100 km.

En el caso del QX50 de tracción total, el consumo anunciado es de 9,0 l/100 km. Son cifras más altas que las de un diésel, pero nos damos por satisfechos si son replicables en el día a día. Es un motor que definitivamente analizaremos con detalle cuando podamos probarlo. En cuanto a las prestaciones, con un peso en orden de marcha de 1.795 kilos, el QX50 de tracción total hace el 0 a 96 km/h en 6,3 segundos, con una velocidad punta de 230 km/h. De nuevo en los AWD, un sistema electrónico frena de forma individual las ruedas, aislando la entrega de par de las ruedas que provocan el subviraje.

Lee a continuación: El novedoso motor de compresión variable de Infiniti y Nissan ya está aquí, ¿pero en qué modelos lo veremos?

Ver todos los comentarios 2
  • CarlosAndresKaiser

    no, decepciona absolutamente, me quedo con el QX50 Conceptual.

  • javi

    El consumo no es de diesel, pero la fuerza aun menos, ya que un diesel de la potencia mencionada debería rondar los 500 Nm