Koenigsegg le recuerda a Bugatti quién manda, pulverizando el 0-400-0 km/h del Chiron. Foto 6 de 13.