El último Lamborghini Aventador SV fabricado presume de la misma pintura que los Porsche 918 Spyder

 |  @sergioalvarez88  | 

Puede que no lo supieras, pero el Lamborghini Aventador SV ya ha dejado de fabricarse. Ha sido reemplazado por el Lamborghini Aventador S, una nueva versión, más moderna y ligeramente rediseñada, pero algo menos potente. Para ver todos los detalles sobre el nuevo Lamborghini Aventador S, os recomendamos pasar por este artículo. Sin embargo, este artículo va sobre el último Lamborghini Aventador SV fabricado. En sí ya es un coche muy especial, pero es aún más especial cuando sabemos que ha sido pintado en un color que ni siquiera pertenece al catálogo de Lamborghini.

El coche fue encargado por un cliente escocés, y ha sido entregado al adinerado propietario por Lamborghini Edinburgh. El coche fue en el fondo una pesadilla para el concesionario, que tuvo que acomodarse a los deseos del cliente. La realidad es que este tipo de pedidos especiales son los que terminan por dar prestigio a centros así, pero no por ello resultan menos tediosos para los trabajadores implicados. “Muchas horas de teléfono con la fábrica, varios viajes a Italia y muchas noches de trabajo”, en palabras del concesionario, pero con un resultado más que brillante a tenor de las imágenes.

La pintura “Porsche 918 Liquid Metal Blue” requiere un proceso de aplicación especial, con multitud de capas, que terminan por conferir al coche un aura única.

Este Lamborghini Aventador SV fue encargado por el cliente en el mismo tono de pintura que el Porsche 918 Spyder, un color plata metalizado con tonos azulados, un color que ni siquiera es estándar en Porsche, llamado “Porsche 918 Liquid Metal Blue”. El hecho de que Porsche también pertenezca al Grupo Volkswagen ha permitido llevar a buen puerto esta complicada empresa. No obstante, el cliente no sólo quería un Aventador SV pintado en el color del Porsche 918 Spyder. Quería que los elementos de fibra de carbono expuesta del Aventador SV también fueran pintados en la misma tonalidad de origen teutón.

Incluso el difusor trasero y los refuerzos del chasis, visibles desde la parte trasera, fueron cubiertos con la misma pintura. Todo este trabajo no ha sido barato: pintar el coche a su gusto habría costado a su propietario al menos 60.000 euros adicionales sobre la factura del SV, que de por sí ya superaba los 440.000 euros. El resultado es un Aventador SV de más de medio millón de euros de valor, con una estética única, complementada por unas llantas multirradio pintadas en color dorado. Sin duda, convierten a este coche en una máquina aún más especial, una potencial pieza de coleccionista.

Fuente: Carscoops

Lee a continuación: Valentino Balboni crea su propia compañía de tuning de Lamborghini

  • Carl

    Que cliente mas fastidioso jajajajajaj, pero su buen pellizco le sacaron en la factura… ahora muchos clientes querrán hacer lo mismo

  • AndresR52

    ¿Que tal le quedaría un Rosso Corsa?

  • Gilo

    Para mí, quedaría mejor con las partes inferiores y del difusor negras como los demás SV. En este se ve excesivo tanto gris, y esas partes desentonan y no quedan tan finas, parece que han sido pintadas con spray…XD