Mazda no es la única marca de coches que quiere salvar el motor de combustión interna

 |  @davidvillarreal  | 

Restricciones al tráfico y prohibiciones, contaminación, ciudades que se plantean condenar al diésel a su desaparición, y hacer que moverse en un coche sin alguna suerte de electrificación sea cada vez más complicado. Cada vez son más los que abogan por un futuro en el que el coche eléctrico, lejos de jugar un papel discreto, será protagonista. Mientras tanto, otros fabricantes, como Mazda, siguen avanzando con prometedores desarrollos en sus motores de combustión interna. Mazda tiene un plan para salvar el motor de combustión interna, pero no es la única marca de coches que está dando pasos de gigante en el desarrollo de motores que aún necesitarán combustibles fósiles para funcionar. Otros fabricantes, sobre todo japoneses, como Toyota e Infiniti, persiguen desde hace años algunos de los santos griales de la industria del automóvil.

Los coches de Mazda, SKYACTIV-X y el encendido por compresión

Mazda ha perseguido uno de los santos griales de la ingeniería de motores, crear una mecánica de gasolina que trabajase con encendido de compresión, como un diésel. Mazda probablemente sea también la marca de la que más os hemos hablado, al respecto de la tecnología de sus motores. El objetivo, sin duda, era crear un motor de gasolina con unos consumos propios de un diésel. Pero no solo hemos de fijarnos en este cliché, propio de un eslogan publicitario, sino en otras cualidades deseables que se presumen de este motor, como mejorar la eficiencia en todo el régimen de revoluciones. Sobre el papel promete. En la práctica no hemos tenido ocasión de probarlo aún para deciros si este motor que trabaja en muchas situaciones con encendido por compresión – sigue utilizando bujías – es tan prometedor como nos cuentan.

Ver 5 datos que has conocer sobre SKYACTIV-X de Mazda.

Lo que promete Mazda y aún no hemos comprobado: un motor de gasolina que mejore sus cualidades, su rendimiento, y su eficiencia, trabajando en ciertas situaciones como un diésel, con encendido por compresión

Los coches de Toyota y la eficiencia térmica de sus motores

Toyota no solo se ha conseguido convertirse en el adalid de la tecnología híbrida, y que sus clientes no echen de menos en muchos productos un diésel. La clave de sus híbridos no solo reside en un despliegue de sistemas eléctricos perfeccionado tras varias generaciones de Toyota Prius, y utilizado por más de diez millones de clientes en todo el mundo. La clave de los sistemas híbridos de Toyota está también en su motor de combustión interna.

En los últimos años Toyota ha avanzado en el desarrollo de sus motores de ciclo Atkinson para aplicaciones híbridas, hasta alcanzar una eficiencia térmica del 41%, que fue anunciada hace unos días en el motor 2.0 que utilizará una de sus variantes híbridas este año, la estrenada por el Toyota Auris. Eso no es todo, para aplicaciones no híbridas, Toyota también ha presentado un bloque de 2.0 litros que no estará apoyado por un motor eléctrico, y con el que prometen una eficiencia térmica del 40%.

Más información sobre los nuevos motores de 2.0 litros de Toyota, y su eficiencia del 40% y el 41%.

Lo que ha conseguido Toyota: un motor de gasolina con una eficiencia térmica récord, del 40%, y hasta del 41% en aplicaciones híbridas

Los coches de Infiniti y sus motores de compresión variable

Por último, pero no por ello menos importante, Infiniti también nos ha deleitado con una tecnología que, como la de Mazda, bien podría considerarse otro de los santos griales de la ingeniería de motores. Infiniti no es la primera en idear una solución técnica que permita a un motor variar su relación de compresión sobre la marcha. Pero sí la primera que consigue una solución técnicamente viable, y fiable, lo suficiente para su producción en serie y su comercialización en productos de volumen.

La compresión variable, de nuevo, es deseable para conseguir un mayor rendimiento, y una mayor eficiencia, en todo el régimen de revoluciones. Infiniti promete con esta tecnología consumos muy bajos, en motores con un rendimiento superior a los actuales. Mediante una solución compleja, pero ingeniosa, Infiniti ha creado un dispositivo pivotante que es capaz de ajustar, en plena marcha, el recorrido del cilindro, para variar el volumen desplazado por este, el volumen de la cámara de combustión, y por ende la compresión del motor.

Más información sobre Infiniti y los motores de compresión variable.

Lo que ha conseguido Infiniti: idear un sistema fiable y viable para variar la compresión de un motor de combustión interna, y aprovecharse de las múltiples ventajas que aporta esta idea

Lee a continuación: Según Carfax, dos millones de vehículos en España presentan inconsistencias en su kilometraje

  • Chechu Quiroga

    Todo avance en motores de gasolina que baje sus consumos, mejore su rendimiento y eficiencia es bienvenido. Pero es retrasar lo inevitable.

  • mermadon

    Pueden retrasar lo inevitable añorando los viejos tiempos. Y ojo, me encantan los mazda, pero un motor de combustión no tiene absolutamente nada que hacer contra un eléctrico.
    A ver si sacan un mazda mx5 100% eléctrico… Sería una pasada.

    • Fco. Xabier Pereira

      Yo es que los tiempos antiguos no los recuerdo, pero si se retrasan los suficiente puden volver a ver el primer porsche (que por cierto era eléctrico)

      lo único que pasó era que la gasolina era más barata que la electricidad.

    • Little Bastard

      Qué bonito suena eso del 100% eléctrico. Que parece que no contaminen nada. Cuando en realidad no es así. La producción de energía emite CO2. La fabricación de un coche emite muchisimo CO2. Y si ya nos advierten de lo extremadamente contaminantes que son las pilas o las baterías de nuestros teléfonos, no me quiero imaginar la de un vehículo, con lo grande que es. Y cual será el proceso de su reciclaje y si se prodra reciclar al 100% y a qué coste medioambiental.
      Lo que pasa es que es muy “cool” comprar un coche eléctrico. Pero es medioambientalmente mucho más responsable seguir utilizando el coche viejo, que no comprar uno 100% eléctrico, porque para empezar el CO2 que se emite en la producción de dicho coche viene a ser practicametne el mismo que emite el motor térmico a lo largo de toda su vida.
      Pero qué esperar de una sociedad que tira y cambia las cosas antes de que lleguen al final de su vida útil?
      Por no hablar de la procedencia de la energía, y de que no existe ninguna infraestructura en españa capaz de abastecer un parque automovilístico del 50% de coches, ya no digamos del 80 o 100%.
      Y que, por supuesto, si ocurre y nos suben la luz, no solo se encarecerá el coste por km, sino el coste de calentar un vaso de leche en el microondas, de encender la luz de casa al anochecer, o de ver la TV en el salón.
      En cuanto a lo del MX5, no sé si eres poseedor de uno, pero francamente si a ese coche le ponen un motor 100% eléctrico, se cargarían la filosofía, encanto y diversión del mismo. Que son las 3 cosas por las que ha triunfado hasta la actualidad.
      Un saludo.

      • Jose

        Totalmente de acuerdo en tu reflexión… Yo añadiría…¿ que sucede con el numero ingente de calefacciones a gasoil que hay en todas las ciudades y que son responsables en un porcentaje muy alto de la famosas “boinas” de las grandes ciudades… ? que hacemos, también las retiramos y las ponemos eléctricas.. ? alguien es consciente de lo que cuesta calentar una vivienda de 90m/2 tipo a “chispas” ??? De esto nadie dice nada.. En fin… que bien se vive en los mundo de Yuppy..

  • Jose

    Bienvenidas todas la nuevas tecnologías en pos de mejores prestaciones y consumos…. Esto promete…!!!

  • Sr. Rajuela

    De lo que ningún medio de comunicación dice nada es de lo que contaminan los aviones.
    Parece que hay una serie de intereses turísticos intocables que censuran cualquier tipo de información que pudiera perjudicicárles.
    Si conociéramos el dato del numero de aviones que circulan por hora , de su consumo y de sus emisiones nos tiraríamos de los pelos. Y no hablemos de los grandes buques…

  • Jesús María Rodríguez Presedo

    Muchos de los comentarios aquí vertidos están llenos de razón. Las emisiones de CO2 de la aviación civil en g/km se estima que es de aproximadamente:

    Vuelos domésticos, corta distancia, menos de 463 km: 259 g
    Vuelos domésticos, larga distancia, más de 463 km: 178 g
    Internacionales: 114 g
    Esto es similar a las emisiones de un vehículo terrestre de cuatro butacas con una única persona a bordo.

    Los barcos posiblemente sean el medio de transporte menos contaminante (en términos del coste medioambiental por tonelada de mercancía transportada) pero aún así, un gran barco portacontenedores puede contaminar lo mismo que 15.000 vehículos.

    Las calefacciones son otra de las causas de la contaminación en las ciudades, y poco se puede hacer salvo cambiar las calderas por otras más eficientes, promover el uso del gas natural y el abandono de tecnologías obsoletas como el carbón, etc. Como bien dicen, pretender calentar con electricidad no es viable económicamente.

    • Salva García

      Yo trabajo en una gabarra (para quien no sepa es un barco utilizado para suministrar combustible a otros buques) Un gran barco portacontenedores suele consumir más de 40 toneladas de fuel al día y aparte unas cuantas toneladas de diesel en sus motores auxiliares cuando están en puerto. Los grandes petroleros pueden consumir más de 60 toneladas cada día. Esos buques no llevan filtro antipartículas ni ningún medio para reducir las emisiones. Creo que un solo buque contamina bastante más que 15.000 vehículos. Aún así es cierto que por capacidad de carga son la mejor opción de transporte. Ahora sí, los políticos deberían tomar medidas también y obligarles a usar otros combustibles, por ejemplo GNC. Nuestra atmósfera lo agradecería.

      • JuandeJaen

        Que se quiere bajar la contaminación, pero en la zonas urbanas. Lo que buscan son las “Ciudades” con baja contaminación. No ha nivel planetario, por eso los barcos y aviones no le hacen casi caso.

  • jairo

    una mierda para el vehículo eléctrico y sus defensores