¿Quién dijo exclusividad? Ya hay más de 10.000 McLaren por el mundo

 |  @davidvillarreal  | 

Hace ahora seis años, en 2010, en McLaren pensaron que su presencia en deportivos de calle de la mano de otros fabricantes, como Mercedes-Benz y el Mercedes SLR McLaren, o con superdeportivos de series muy limitadas, como el McLaren F1, había terminado. Nacía McLaren Automotive, la sección de deportivos de calle de una marca que llevaba casi medio siglo paseándose por los circuitos. El estudio Foster+Partners diseñaba una factoría de alta tecnología, el McLaren Production Centre, y 14 meses después comenzaba la producción de los primeros deportivos de McLaren, los primeros McLaren 12C. Apenas han pasado cinco años desde aquel acontecimiento. Y McLaren celebra ya la producción de la unidad número 10.000, un McLaren 570S con acabado gris Ceramic Grey, configurado directamente de la paleta de colores de McLaren Special Operations.

McLaren hace análisis de estos años y nos recuerda su crecimiento quasi-exponencial. McLaren necesitó 42 meses para construir sus primeros 5.000 deportivos. Y tan solo 22 meses más para llegar a la unidad número 10.000.

El futuro de la marca se entiende gracias a una gama de productos en la que están cubiertas todas las necesidades del cliente que adquiere un deportivo de altos vuelos. A la espera del ya anunciado sucesor del McLaren F1, el más exclusivo, potente, y deportivo, sigue siendo el McLaren P1 y su homólogo de circuito, el McLaren P1 GTR. Lo que en McLaren denominan como Ultimate Series.

En la zona media nos encontramos con las Super Series, con las diferentes versiones del 650 y el 675. Y de nuevo hay alternativas para todos los gustos, cinco modelos, coupés y descapotables, que se mueven en el entorno de los 650 y los 675 CV.

Por último, McLaren ofrece una alternativa más accesible, las Sports Series, con las diferentes versiones de los 540 y 570. Y en ella no solo nos encontramos con los productos más modestos – por decirlo de alguna forma – de McLaren, desde los 540 CV de potencia. Sino también alternativas que apuestan por el concepto de Gran Turismo, como contrapunto perfecto de sus propuestas más radicales.

El McLaren 570 GT, sin ir más lejos, se convertiría en el Aston Martin de McLaren. Un deportivo potente, emocionante y rápido, pero también un producto muy enfocado para la conducción del día a día y para viajar con el máximo confort.

Fuente: McLaren
En Diariomotor:

Lee a continuación: El sustituto del McLaren 650S llegará en el Salón de Ginebra 2017

  • Miguel Sánchez

    Tanto que decía Mclaren de los Ferrari, que cualquiera que tuviera una buena suma de dinero en el banco se lo podría permitir, que había muchos y que no eran tan exclusivos como los Mclaren.Mclaren a este paso va por el mismo camino de no ser tan exclusivo en cuanto a cantidad se refiere.

    • Leonmafioso

      Bueno… siempre que la calidad se mantenga por mi que saquen diez mil millones.

      • Miguel Sánchez

        Pues si jajaj

    • Agus

      Esa cantidad es la que vende ferrari en un año , actualmente se le pone una etiqueta a todo aquello que se quiera.

      • Miguel Sánchez

        también es verdad:D

  • culturadelmotor.blogspot.com

    ¿10.000 unidades ya?

    ¿Para cuándo el SUV? Jajajaja

    http://culturadelmotor.blogspot.com.es/

    • Miguel Sánchez

      Mclaren lei en una revista(CAR) que no tenían pensado jamas hacer un SUV,que siempre se iban a mantener haciendo superdeportivos,pero ¿Quién sabe?:)

  • ADN

    A escala global, considerando los miles de millones de humanos que somos, siguen siendo exclusivos. Ferrari fabrica varios millares al año, muy por encima de los McLaren.
    Mientras verdaderas joyas como el P1 (y variantes) se mantengan con tirajes a cuentagotas, habrá un halo de exclusividad y deseo sobre la marca.
    Lo único que podría restarle plusvalía, es el uso del mismo monocasco. Aquí Ferrari reina con el uso de múltiples plataformas y motores.

  • almafuerte

    Bien por ellos, aplaudo su éxito. Pero siguen sin parecerme coches realmente lindos. Feos no son claro, pero lindos tampoco. Les falta personalidad, estilo, algo de atrevimiento, les falta imagen. Seguro q son máquinas maravillosas y hemos leído notas (en estas mismas páginas) q demuestran q son tremendamente fiables. Pero el encanto no es su fuerte. Ni la elegancia, ni la locura.
    Ferrari = Encantó
    Aston Martin = Elegancia
    Lamborghini = Locura.
    MacLaren = buen coche? Fiable? Tecnológicamente bien resultó?
    No se si me explico.