CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
MINI

3 MIN

¿Qué fue del Mini Cooper S XXL, el Mini menos Cooper S de la historia?

Elena Sanz Bartolomé | 8 Abr 2022
Mini Cooper S Xxl  00
Mini Cooper S Xxl  00

A veces los fabricantes de coches llevan a cabo enormes inversiones en proyectos que pocos entienden. El MINI Cooper S XXL es un buen ejemplo de ello: era XXL porque lo transformaron en una limusina, pero de Cooper S tenía… poco. Este prototipo fue creado para los Juegos Olímpicos de 2004 que se celebraron en Atenas (Grecia) y tras una gira posterior, no se ha vuelto a saber nada de él.

Después de la cita olímpica, el MINI Cooper S XXL hizo las maletas para embarcarse en una gira mundial antes de ser transformado en una herramienta de marketing para los mercados de Europa y Asia. Son las únicas dos funciones conocidas para esta particular limusina porque, desde entonces, no ha vuelto a aparecer y no sabemos qué ha sido de él: ¿terminaría en algún desguace? ¿Estará en alguna nave? ¿Se habrá convertido en el típico vehículo para las despedidas de soltera/o?

9
FOTOS

No tenemos respuestas para estas preguntas, pero sí algunos datos para contaros la historia del MINI Cooper S XXL, el MINI menos Cooper S de la historia. Como os comentábamos antes, fue un prototipo que nunca llegó a producción… y no sé si dar las gracias por ello. El fabricante desveló que contaron con la ayuda de un carrocero experto con sede en Los Ángeles aunque nunca han concretado quién hizo el trabajo.

Tres ejes y seis ruedas

El punto de partida fue un MINI Cooper S de 2004 cuya largura original de 3,655 metros se incrementó hasta los 6,3 metros. Esta longitud adicional era demasiado para el chasis estándar así que MINI tuvo que añadir un tercer eje en la parte trasera dando su cómica limusina un total de seis ruedas. Para rematar la puesta a punto, fue equipado con el kit de preparación John Cooper Works para mejorar su manejo: algo que, probablemente, necesitaba.

No hay detalles sobre la mecánica del MINI Cooper S XXL: si no aplicaron ningún cambio, estaría impulsado por el habitual motor sobrealimentado de cuatro cilindros y 1,6 litros. Suficiente para dotar de prestaciones al MINI Cooper S de 2004 que pesaba 1.200 kilos, pero no sabemos cuánto engordó esta limusina… ni cuántos kilos adicionales suponía circular con el jacuzzi trasero en marcha.

Lo último en equipamiento

Aunque las limusinas tradicionales se caracterizan por albergar a numerosos ocupantes, el MINI Cooper S XXL sólo tenía espacio para cinco personas que, eso sí, tenían a su disposición los últimos avances de la época. Al tradicional bar que se suele encontrar en estos vehículos se sumó una televisión de pantalla plana que actuaba, al mismo tiempo, como divisor entre el espacio del conductor y la parte trasera, un reproductor de DVD, radio, un teléfono para comunicarse con el chofer, un nuevo sistema de aire acondicionado y, por supuesto, un techo panorámico.

No obstante, el equipamiento más llamativo se encontraba al final de esos 6,3 metros: un jacuzzi con capacidad para dos personas. Una herramienta perfecta para superar el caluroso verano griego de 2004 que, además, se vaciaba con un simple tapón y se podía cubrir con un ‘hard top’ cuando no estaba en uso. ¿Qué más se podía pedir?

9
FOTOS