Gasolina y diésel sintéticos: la apuesta de Opel para sus futuros motores

David Clavero  |  @ClaveroD  | 
Opel Insignia Fabrica 0220 01

El papel de Opel dentro del grupo PSA promete traer interesantes novedades en tanto a propulsores, y es que Opel será gran protagonista en el futuro de los motores diésel y gasolina de PSA. Sí, los híbridos y eléctricos son los grandes protagonistas, pero en Opel están trabajando en el uso de diésel y gasolina sintéticos, una nueva idea con la que conseguir reducir las emisiones de los motores de combustión interna, además de limitar su impacto al emplear energías renovables para su producción.

Los combustibles sintéticos consiguen un factor neutral de CO2, empleando energías renovables para su producción

Hace años que los combustibles sintéticos figuran en la hoja de ruta de muchos fabricantes, una fórmula con la que conseguir combustibles totalmente compatibles con los motores de combustión interna convencionales, pero siendo producidos sin hacer uso alguno de petróleo. En su mayoría estos combustibles sintéticos proceden de biomasa, captura de CO2 y el reciclado de residuos y aceites industriales, consiguiendo así limitar de forma notable el impacto en emisiones. La principal ventaja de estos combustibles está en la posibilidad conseguir un factor de CO2 neutral.

 title=
* Infografía generación de diésel sintético (Audi)

El Diesel Azul o el e-Diesel son combustibles sintéticos, ya sea en parte o de forma completa, empleando para su producción fuentes de energía totalmente renovables para así garantizar un mínimo impacto medioambiental al considerar las emisiones gloables, es decir: "del pozo a la rueda". Opel, a través de su jefe de ingeniería Christian Müller, ha confirmado estar trabajando en esta idea como parte de su pograma de I+D, algo que encajaría a la perfección en los planes de la marca para el desarrollo en paralelo de coches eléctricos a baterías, pila de combustible de Hidrógeno y combustibles alternativos.

 title=

Los motores necesitan estar preparados para funcionar con combustibles 100% sintéticos o 100% biocombustibles

Sin conocer más detalles sobre la apuesta de Opel en este sentido, sí que podemos fijarnos en las iniciativas que se están desarrollando bajo esta misma idea. Por el momento son todos programas experimentales donde flotas de coches, en su mayoría diésel, emplean gasóleo convencional con un porcentaje de gasóleo sintético. Los motores más modernos no presentan problemas de compatibilidad con estos combustibles, pudiendo trabajar sin problemas con ellos y no habiéndose reportado incidencias al respecto al estar ya diseñados para su uso. Sin embargo ésto no se puede decir de los motores diésel o gasolina más antiguos, mecánicas donde por regla general no se recomienda el uso de biocombustibles superiores al E10 en gasolina o B10 en diésel.

Lee a continuación: Opel Grandland X Hybrid4: a prueba el híbrido enchufable de 300 CV

Ver todos los comentarios 1