Porsche y su abandono del diésel, la nota discordante de Volkswagen para apostarlo todo al eléctrico

 |  @davidvillarreal  | 

Estos días seguimos analizando las reacciones de los fabricantes a la crisis de los diésel, y en este caso hablaremos de Porsche. No por esperada, la noticia del anuncio oficial del abandono de los diésel de Porsche deja de ser menos sorprendente. Porsche era de alguna forma un símbolo, de cómo los diésel se habían convertido en la piedra angular de Volkswagen y sus marcas, y en una opción apta para turismos asequibles, y coches de lujo de altas prestaciones. Porsche es la nota discordante dentro del Grupo Volkswagen, pero su decisión no tiene tanto que ver con una pérdida de confianza en el diésel, sino con el hecho de que sus clientes hayan encontrado alternativas mejores en su gama y, sobre todo, que el futuro de Porsche sea eléctrico.

Por qué abandona Porsche el diésel

Porsche ha asegurado que la verdadera razón por la que han abandonado el diésel es que sus clientes han dejado de comprarlos. Los híbridos enchufables se han erigido como la opción perfecta para aquel que busca un Porsche para hacer muchos kilómetros y en una de las opciones más recomendables de las gamas Porsche Panamera y Porsche Cayenne. Porsche descartaba que la decisión tuviera que ver con la crisis vivida en los últimos años en el Grupo Volkswagen aunque, lógicamente, algo habrá tenido que influir, también en la intención de compra de sus clientes. Pero la clave, sin duda, es el hecho de que en 2017 solo el 12% de los Porsche vendidos en todo el mundo fueran diésel.

Ver artículo: la verdadera razón por la que Porsche abandona la venta de coches diésel.

Porsche abandona el diésel porque sus clientes se han decantado mayoritariamente por sus híbridos enchufables, y porque su futuro, sin duda, es eléctrico

El futuro de Porsche sin diésel

El futuro de Porsche es eléctrico. Según las estimaciones de la marca, en 2025 más de la mitad de los coches que vendan en todo el mundo contarán con alguna suerte de electrificación, es decir, serán completamente eléctricos, o híbridos enchufables. Ya se estaría trabajando, incluso, en la posibilidad de que los Porsche 718 Boxster y 718 Cayman fueran completamente eléctricos, y sin asegurar que eso vaya a suceder, Lutz Meschke, CFO de Porsche, habría reconocido que existen muchas probabilidades de que vayamos a ver algo así.

En los últimos años Porsche ya habría lanzado pistas tan importantes como asegurar que contarán con alguna suerte de electrificación en todos los modelos de su gama. Eso quiere decir que veremos, como mínimo, versiones híbridas incluso en sus deportivos.

Pero los eléctricos puros son, sin duda, la clave de la nueva Porsche que conoceremos en los próximos años.

Porsche anunció hace años que todas sus líneas de producto contarán con alguna suerte de electrificación, al menos con un modelo híbrido, y estiman que en 2025 más de la mitad de sus ventas mundiales serán de híbridos o eléctricos

Los eléctricos de Porsche

2019 será el año del Porsche Taycan que, según apuntan los de Stuttgart, podría convertirse en el verdadero referente del coche eléctrico. Las cifras que ya nos ha proporcionado Porsche no solo nos presentan un sedán eléctrico deportivo con unas prestaciones de altos vuelos, sino sobre todo un vehículo con una tecnología de baterías y carga innovadora, y en la punta de la lanza. Porsche habría desarrollado un sistema de baterías capaz de lidiar con potencias enormes – amén de una densidad de almacenamiento energético que ya han calificado como la mejor jamás vista en un eléctrico – que podrá recargar en solo 4 minutos suficiente energía para recorrer 100 kilómetros.

Tras el Porsche Taycan comenzaremos a ver el desfile de nuevos Porsche eléctricos. Sin que Porsche aún asegure que eso vaya a suceder, ya apuntan que es muy probable que en 2022 aterrice en los concesionarios un SUV eléctrico. Y no debería ser el último eléctrico de Porsche. La marca alemana ha invertido nada más y nada menos que 6.000 millones de euros únicamente en el lanzamiento del Taycan, que incluye la creación de una nueva fábrica, dentro del edificio principal de Zuffenhausen, destinada específicamente a sus coches eléctricos.

Estamos convencidos de que Porsche acabará lanzando un coche eléctrico en todo aquel segmento que consideren en el que existe cierta demanda entre sus clientes, y sea viable. De hecho, las enormes inversiones que está realizando Porsche en este ámbito no alteran uno de los objetivos más importantes de la marca, el de situar su margen de beneficio por encima del 15%.

Vídeo destacado del Porsche Taycan

Lee a continuación: Oficial: el Porsche Taycan tendrá una versión Cross Turismo de inspiración crossover

Ver todos los comentarios 1
  • Jpd45

    Porsche ha decidido enterrar definitivamente el díesel porque este supone una pequeña parte tan solo de sus ventas (12%) y las pérdidas ocasionadas por ello son mucho menores que la ganancia en imagen que pretende la marca alemana al desmarcarse del escándalo de emisiones de motores diésel del Grupo Volkswagen al que pertenece por tanto no creo que se trate de una iniciativa por apostar directamente al vehículo eléctrico sino más bien un producto de marketing puro y duro de la marca para mejorar su imagen dañada y los últimos años