CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Youtube Diariomotor

7 MIN

Citroën ë-C4, prueba en vídeo: un coche eléctrico diferente, ¿para bien?

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 24 May 2021
Prueba Citroen C4 2021 12
Prueba Citroen C4 2021 12

El último lanzamiento eléctrico de Citroën se llama ë-C4 y es la versión de cero emisiones del Citroën C4. En esta prueba en vídeo queremos responder a tres preguntas fundamentales: ¿qué diferencias tiene con respecto a un C4 convencional? ¿Es mejor compra que rivales de la talla de los Peugeot e-2008 o Volkswagen ID.3? Y la pregunta más importante: ¿es el Citroën ë-C4 un buen coche eléctrico? En esta prueba vamos a analizar su interior, su habitabilidad, dinámica o prestaciones, para que no tengáis dudas si pensáis comprar un Citroën ë-C4.

Prueba en vídeo del Citroën ë-C4

A continuación, la vídeo prueba.

Fotos de los Citroën C4 y ë-C4

59
FOTOS
VER TODASVER TODAS

¿En qué se diferencia con respecto a un Citroën C4?

A nivel de diseño, el Citroën ë-C4 es un coche muy parecido a otros Citroën C4. Solo cambia su color "Azul Islandia" específico y unas llantas de corte aerodinámico y 18 pulgadas de diámetro. Si somos aún más observadores descubriremos algunas molduras en color azul en frontal y lateral - en los característicos airbumps - y unos emblemas que designan a esta versión. Hay que normalizar los eléctricos, y el ë-C4 lo hace a la perfección. Antes de pasar al interior, recordad que el Citroën ë-C4 no es un eléctrico del todo "puro".

El Citroën ë-C4 está basado en la conocida plataforma CMP del Grupo Stellantis.

Está desarrollado sobre la misma plataforma que el C4 de combustión interna, pero en esta ocasión, eso no supone un problema de cara al espacio interior del vehículo o su calidad interior. Afortunadamente, cuenta con la misma calidad percibida de un C4 térmico - una gran calidad percibida, muy superior a la de un Volkswagen ID.3 - y su habitabilidad interior es idéntica. Incluso el maletero retiene sus mismos 380 litros de volumen de carga. Como detalles específicos, apenas cambian unas molduras y los menús del sistema de infotainment.

El ë-C4 tiene un interior amplio y bien aprovechado, con detalles curiosos como su doble guantera o su soporte para tablets, y detalles que ya no nos gustaban tanto en el C4, como una pequeña instrumentación digital o un gran abuso de los plásticos "negro piano".

¿Cómo se posiciona el ë-C4 con respecto a sus rivales en el plano técnico?

Entre los rivales directos del Citroën ë-C4 están los Peugeot e-2008 - con los que comparte motor eléctrico y plataforma - y los Volkswagen ID.3, además de los Hyundai Kona electric, Mazda MX-30 o Kia e-Niro. En esta tabla podrás encontrar sus principales diferencias con respecto a sus rivales más directos.

Citroën ë-C4Peugeot e-2008Volkswagen ID.3 Pure PerformanceHyundai Kona electric
Potencia y par136 CV / 260 Nm136 CV / 260 Nm150 CV / 310 Nm 136 CV / 395 Nm
Tamaño bruto de batería50 kWh50 kWh55 kWh39,2 kWh
Autonomía WLTP352 km325 km348 km305 km
0 a 100 km/h9,7 s8,5 s9,0 s9,9 s

Con una batería de 50 kWh de capacidad, el e-C4 homologa una autonomía WLTP de hasta 352 km en ciclo combinado. Por su parte, el Peugeot e-2008, con quien comparte batería y motor eléctrico, homologa una autonomía algo inferior, de 325 km. A cambio, es considerablemente más rápido en 0 a 100 km/h. El Volkswagen ID.3 equivalente en precio, con una batería de 55 kWh de capacidad bruta, homologa una autonomía casi idéntica, siendo algo más rápido en prestaciones. El Hyundai Kona eléctrico, con su batería más pequeña, queda por debajo de todos tanto en prestaciones, como en autonomía.

Al volante del Citroën ë-C4

Lo que más me llama la atención al volante de este coche eléctrico, es su tacto abiertamente orientado al confort. Es un coche silencioso y refinado de por sí, y si a ello añadimos el funcionamiento sedoso de un motor eléctrico, tenemos una de las experiencias de conducción más tranquilas en existencia. A ello se une la suspensión de topes hidráulicos progresivos, que sin llegar al confort legendario de las hidroneumáticas de antaño, filtra realmente bien los baches e irregularidades, primando la comodidad del pasaje.

La suspensión de topes hidráulicos progresivos suaviza la respuesta del coche en baches, pero no es una revolución.

Y con todo, no resulta un coche lento o carente de prestaciones. Sus 136 CV se hacen notar cuando pisamos el acelerador con fuerza y el coche gana velocidad con fuerza hasta los 100 km/h. Personalmente, me ha parecido que tiene más "fuelle" que un Volkswagen ID.3 de potencia superior, al menos a partir de los 50 km/h. Eso sí, olvida una buena contención de los balanceos en curvas o una dirección informativa: es un coche de tacto absolutamente filtrado - si te gusta conducir, el Peugeot e-2008 será una opción mucho más recomendable.

Por último, queremos mencionar que el consumo medio de este Citroën ë-C4 durante la prueba fue de unos 18 kWh/100 km, y rara vez subió de los 20 kWh/100 km. Por tanto, es un coche de buena eficiencia, y que se puede acercar a su homologación en condiciones realistas.

Recarga del Citroën ë-C4

No hemos hablado aún de la recarga de las baterías del Citroën ë-C4. La carga de la batería de 50 kWh brutos del Citroën ë-C4 es posible a potencias de hasta 100 kW en corriente continua, en cuyo caso, alcanzar el 80% de carga nos llevará apenas media hora. Usando un punto de carga doméstico de 7,4 kW, el tiempo de carga completo ascendería a 7 horas y media. Si lo cargamos en una toma de corriente de 3,6 kW, nos iríamos a cerca de 15 horas, pero esta será la opción más asequible e indicada si queremos cargarlo a diario en nuestro garaje.

¿Es un buen coche eléctrico? Conclusiones de la prueba del Citroën ë-C4

Antes de llegar a las conclusiones, veamos cuánto cuesta el ë-C4, suponiendo que nos acogemos al Plan MOVES III y achatarramos un vehículo de al menos siete años.

Citroën ë-C4 FeelHyundai Kona electric MaxxVolkswagen ID.3 Pure PerformancePeugeot e-2008 Active
Precio de tarifa35.270 euros36.560 euros32.240 euros35.150 euros
Precio con descuentos y Plan MOVES III21.489 euros25.940 euros23.030 euros21.750 euros

El Citroën ë-C4 es una de las alternativas eléctricas más asequibles del mercado en su categoría. Eso sí, una vez aplicamos todos los descuentos disponibles. Se queda a poca distancia del Peugeot e-2008, cuyo equipamiento en la versión Active es similar, aun siendo un coche de posicionamiento bastante diferente. Como se ha podido demostrar en esta prueba el Citroën ë-C4 está a la altura de sus rivales en rendimiento y habitabilidad, destacando incluso en eficiencia energética y también en espacio interior y de carga.

El Citroën ë-C4 ya está a la venta.

Una de sus claves es haber sido desarrollado junto al C4 térmico, y haber sido dotado de una personalidad marcada. En un mercado donde todo el mundo quiere ser dinámico y deportivo, el ë-C4 apuesta por la comodidad y el refinamiento. El ë-C4 convence como coche eléctrico, y en apariencia, podría pasar completamente desapercibido entre el tráfico. No se siente diferente a un coche térmico, y eso es una buena noticia para la expansión del coche eléctrico. Es también uno de los eléctricos más asequibles, siempre que nos acojamos al Plan MOVES III.

De lo contrario, arrastra un sobreprecio de unos 10.000 euros con respecto a un Citroën C4 de combustión interna. Con respecto a rivales como el Volkswagen ID.3 o el Hyundai Kona electric destaca en precio, pero no cuenta con versiones de mayor autonomía y tamaño de batería, algo de lo que el alemán y el coreano sí pueden presumir. Si estás interesado en comprar un coche eléctrico, te recomendamos leer nuestras guías de compra en Qué Coche Me Compro, donde también podrás encontrar las mejores ofertas de coches como el Citroën ë-C4.

Fotos de los Citroën C4 y ë-C4

Vídeo destacado del Citroën C4