CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Youtube Diariomotor

6 MIN

Ford Mustang Mach 1, a prueba: enamórate una última vez

David Clavero | @ClaveroD | 21 Jul 2021
Ford Mustang Mach 1 0721 099
Ford Mustang Mach 1 0721 099

No corren buenos tiempos para los románticos del automovilismo, sin embargo hoy os traemos una prueba muy especial para que os reconciliéis con el mundo del motor. Hoy en Diariomotor ponemos a prueba el Ford Mustang Mach 1, 460 CV de ponycar evolucionado y mejorado para ser el mejor Mustang que se ha vendido en Europa hasta hoy. Un coche políticamente incorrecto en los tiempos que corren, pero muy necesario para recordar por qué nos enamoramos del automovilismo.

En un momento donde el coche eléctrico y el diseño SUV inundan el mercado, como bien demuestra la existencia de un Mustang SUV y eléctrico, nos dirigimos a un mundo donde hablamos más de electrodomésticos que de coches, por lo menos desde el punto de vista más petrolhead. Por ello los deportivos más puristas y analógicos están en serio peligro de extinción, pues su visión del vehículo como elemento de disfrute, por desgracia, ya no encaja en el mundo actual.

Y es por ello por lo que el Ford Mustang es esa última oportunidad a la que nos referimos, pues encarna a la perfección ese coche tan políticamente incorrecto, como necesario en estos tiempos: un coche con carácter, sin electrificar y con las sensaciones por bandera. Esta generación del Mustang ha sido la primera diseñada con Europa en la cabeza, pero ello no ha impedido que estemos ante un coche de diseño y tacto añejo. Y ahora el Mach 1 lleva esa filosofía más allá en todos los aspectos, poniendo en el mercado la receta más purista y deportiva que hemos conocido del Mustang a este lado del Atlántico.

99
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Pero aún así, si su diseño de vieja escuela, o los casi 60 años de historia que ya tiene a sus espaldas la receta Mustang, no son suficientes para convencerte, ponte cómodo y píllate un buen cubo de palomitas, porque llega el plato fuerte.

La esencia del Mustang Mach 1

Hablar de Mustang, es hablar de V8, y de verdad que lo siento por los que tengáis un 4 cilindros o un V6, pero este motor de 8 cilindros, 5 litros de cubicaje y aspiración atmosférica no tiene rival en el mercado en la actualidad. En el caso del Mach 1, Ford ha mejorado este V8 Coyote para desarrollar 460 CV y 529 Nm con una admisión heredada del Shelby GT350, nuevo mapa motor y también nuevo escape.

Pero en la receta de este Mach 1 hay más mejoras que merecen la pena destacar. Para empezar, la potencia del V8 es ahora gestionada a través de un cambio manual TREMEC TR-3160 de 6 relaciones, con doble disco de embrague, desarrollos más cortos, un selector más bajo y con menor recorrido entre marchas y función punta-tacón. También existe la posibilidad de montar un cambio automático de 10 relaciones, que hacen que el Mach 1 sea algo más rápido y consuma menos, pero sinceramente, el simple hecho de planteartelo ya nos parece una herejía.

A su vez, Ford Performance incluye la amortiguación magnetoreológica de serie, contando con nuevas estabilizadoras, muelles delanteros más rígidos, silentblocks más firmes, dirección asistida recalibrada, nuevo servofreno, equipo de frenos Brembo para el eje delantero y llantas específicas de 19" calzadas con neumáticos Michelin Pilot Sport 4.

También se ha mejorado la refrigeración y la aerodinámica pensando en el uso en circuito, algo que ha sido posble instalando en el Mach 1 piezas y soluciones de los GT350 y GT500.

Pero no todo van a ser prestaciones, porque una de las razones que hacen interesante a este Mustang se mantiene intacta, y es que sigue siendo un deportivo bastante usable como coche de diario o para viajar, pues nos encontramos una configuración 2+2 y un maletero de 408 litros.

Conduciendo al Mustang Mach 1

Seré breve en este apartado, pues en el vídeo que os hemos preparado os será mucho más fácil y claro entender a qué me refiero cuando hablo de disfrutar de la conducción. Los ingredientes de Mach 1 ya son un buen resumen de lo que ofrece este coche, pero lo cierto es que sólo al conducirlo descubres la receta que se ha empleado, y esa receta es al final lo que mejor define el carácter y comportamiento de este Mustang.

Ford Performance ha introducido mejoras para crear un Mustang más capaz para irse de tramos y circuito, y aunque es cierto que este Mach 1 hace notar esa mejoría, lo verdaderamente importante es que no renuncia a su esencia. Las sensaciones son lo que más importa en este coche, y cuando hablo de sensaciones me refiero al sonido de sus 8 cilindros, el delicioso tacto del cambio manual, su viva trasera o la nobleza con la que puedes pedir el máximo de sus 460 CV. Pocas veces mejor que esta para deciros aquello de que una imagen vale más que mil palabras, así que ya estáis tardando el darle al play, porque os prometo que no os arrepentiréis. ¡Ah! y subid al máximo, merecerá la pena.

Precio y ¿rivales? del Ford Mustang Mach 1

Con lo que vale este Mustang es cierto que puedes comprarte otros muchos coches, un Audi A5, un BMW Serie 4 o un Mercedes Clase C coupé sin ir más lejos, pero créeme si te digo que esa ganancia en calidad e imagen, no impedirá que cada día que te montes en esos otros coupés eches de menos el ronroneo y carácter del V8 con cambio manual de Ford.

Sin tener un precio bajo, porque este Mach 1 cuesta 62.971 euros y por lo tanto no está al alcance de todos los públicos, lo que sí que ofrece el Mach 1 es una relación precio/potencia imbatible. Algo que no se queda solo en las cifras, pues técnicamente estamos ante un coche completamente analógico que no tiene alternativa real en el mercado. Si quieres algo, ya no igual, sino aunque sea similar a lo que ofrece el Mach 1, tu única alternativa real es liarte la manta a la cabeza para importar un Challenger o un Camaro, pues el mercado europeo y sus buenas maneras no ofrece nada que se aprezca a lo que ofrece un Mustang.

En definitiva, este no es el mejor deportivo del mercado dinámicamente hablando, tampoco es el mejor coupé en tecnología o calidades, y de hecho su precio está lejos de lo que podríamos considerar un deportivo asequible.

Pero sabéis qué, todo eso deja de importar cuando te pones al volante de este coche, despiertas su V8 y pones rumbo a tu carretera favorita. Ahí es cuando descubres lo que de verdad importa a la hora de disfrutar de la conducción.

Vídeo destacado del Ford Mustang