Probamos el Mitsubishi ASX 2017: fiel a su esencia, pero puesto al día

 |  @ClaveroD  | 

Ponemos a prueba la reciente renovación del Mitsubishi ASX. El SUV más urbano de Mitsubishi sufre una ligera puesta al día para mantener el frenético ritmo que se respira en el mercado de los SUV urbanos con novedades casi a cada instante, múltiples ideas y nuevas filosofías para hacerse con la mayor cuota posible. El Mitusbishi ASX 2017 mantiene intacta su filosofía pese a los cambios introducidos, defendiendo una línea alejada de los últimos lanzamientos pero que pretende mantener al ASX como uno de los referentes del segmento frente a pesos pesados como Nissan Qashqai, Hyundai Tucson o Peugeot 3008.

El ASX es un SUV donde prima la funcionalidad y la robustez

Lanzado en 2010, el Mitsubishi ASX fue uno de los SUV pioneros en el enfoque más urbano de estos automóviles, uno de los primeros que apostó por esa idea de vehículo todocamino, polivalente pero con un uso mayoritario en ciudad. Esta renovación convierte al Mitubishi ASX 2017 en la segunda actualización que recibe esta generación del ASX. Son novedad el frontal con una nueva línea estilística, las llantas de aleación de 18”, la antena integrada en diseño de aleta de tiburón, pilotos traseros con tecnología LED, volante multifunción, interfaz multimedia y asientos con el uso de nuevos materiales para su construcción.

Tal y como ya hemos comentado, el segmento de los SUV, especialmente urbanos y compactos, es uno de los más activos en la acualidad con infinidad de novedades y nuevas propuestas para conseguir hacerse con un pedazo más grande del pastel. Las estadísticas sugieren que este mercado seguirá creciendo en materia de ventas, por lo que el Mitsubishi ASX 2017 aspira a mantener la cuota de mercado alcanzada en 2016 con 6.000 unidades, nada mal si tenemos en cuenta una oferta de alternativas que crece de forma imparable.

El ASX ofrece un diseño exterior atractivo, algo que pese a sus ya dos actualizaciones se ha mantenido intacto. Sus proporciones y formas se mantienen al día y no da la imagen de obsoleto en ningún momento. Su veteranía se hace más patente de puertas hacia dentro donde el diseño de su consola y mandos hacen evidentes sus años en el mercado. Hablamos de un diseño que desde sus inicios primó la funcionalidad y la robustez por encima de la estética, una idea que es poco compartida por sus rivales y que se convierte en uno de los puntos fuertes del ASX en materia de ergonomía y simplicidad para su manejo. En el ASX no tendrás que pelearte con tablets o complejos mandos, el grueso de las funciones están a la mano y su uso es sencillo y práctico.

A la luz de los últimos movimientos en materia de emisiones, Mitsubishi admite que se ha disparado la venta de ASX y Outlander gasolina

A los mandos del Mitsubishi ASX nos encontramos con un habitáculo de calidades correctas, con ajustes bien realizados, pero sin ningún punto que merezca la pena destacar. La llegada del acabado “Piano Lack” a la consola viste bastante mejor al salpicadero, sin embargo este material no es el mejor aliado para la limpieza del interior por su facilidad para acumular huellas durante el uso y arañazos tras la limpieza. El ambiente que se respira es sencillo, de tacto y apariencia robusta, pero sin ruidos o crujidos incómodos. El ASX da sensación de estar bien construido y una vez en marcha lo demuestra. El habitáculo está bien aislado del exterior y los ajustes están realizados de forma sólida para no comprometer el confort de los pasajeros. En materia de espacio interior nos encontramos con un maletero con doble fondo que alcanza un volumen de 442 litros, ampliable a hasta los 1.219 litros con los asientos traseros abatidos. Estas cotas lo ubican en mejor posición que rivales como el Nissan Qashqai o el Toyota C-HR, los actuales SUV de referencia en el segmento.

Pero en 2017 resulta obligado hablar de infotainment, motivo por el que Mitsubishi estrena ahora una interfaz multimedia con pantalla táctil de 6,1” y navegación integrada. Este sistema es una herramienta instalada y no una solución integrada como sucede en la práctica totalidad de sus rivales. De nuevo Mitsubishi apuesta por la simplicidad y huye de las tan de moda interfaces táctiles que son absolutas protagonistas de los habitáculos en sus rivales. Este sistema multimedia posee un control sencillo y efectivo, pero luciendo unos gráficos no demasiado pulidos. Se trata de un sistema en la línea del coche, pensado más para ofrecer un buen desempeño que para llamar la atención visualmente. En materia de equipamiento encontramos una filosofía idéntica, siendo la cámara de visión trasera, el control de crucero o lo asientos delanteros calefactados los elementos más destacables, algo que deja al ASX lejos de su competencia donde sí es posible encontrar sistemas como la frenada autónoma de emergencia, la cámara con visión 360ª o diferentes asistencias a la conducción.

La oferta de mecánicas del Mitsubishi ASX 2017 cuenta con un único bloque gasolina de 160 MPI con 1,6 litros y aspiración atmosférica que rinde 117 CV. La oferta diésel está compuesta por dos motores, un 160 DI-D de 1,6 litros turbodiésel con 114 CV y un 220 DI-D con 2,2 litros turbodiésel que alcanza los 150 CV. La mecánica gasolina sólo puede asociarse al cambio manual de 5 relaciones y tracción delantera. El motor diésel de 114 CV está asociado a un cambio manual de 6 relaciones y puede escogerse tanto en versiones de tracción delantera como tracción total 4WD, quedando el motor diésel de 150 CV cuya única configuración disponible es con tracción total 4WD y cambio automático de 6 relaciones por convertidor de par.

Durante la presentación del Mitusbishi ASX 2017 pudimos poner a prueba la motorización 160 DI-D de 114 CV 2WD y cambio manual, sin duda una de las configuraciones mecánicas estrella de la gama, aunque ahora la misma marca admite un importante aumento en la demanda del propulsor gasolina 160 MPI. El propulsor diésel de 114 CV de origen PSA destaca por ofrecer una respuesta progresiva y por estar unido a un cambio manual con un tacto y recorridos muy acertado. La sonoridad del propulsor diésel en el interior es baja, al igual que las vibraciones. Tanto a baja como a alta velocidad el propulsor 160 DI-D siempre brinda empuje aunque siempre de forma muy lineal, por lo que no nos parece que el el motor superior 220 DI-D sea especialmente recomendable a no ser que se vayan a transportar grandes cargas o se emplee remolque.

En lo referente a comportamiento, el Mitusbishi ASX 2017 apenas difiere de su antecesor encontrando los mismos elementos técnicos y puesta a punto. La suspensión está diseñada para primar el confort de los pasajeros, con capacidad para absorber irregularidades y buena estabilidad, sólo se echa en falta algo más de firmeza en cambios rápidos de apoyo. Aún así, el tarado escogido para el ASX nos resulta el más adecuado para el uso urbano y las leves incursiones todocamino que puedan surgir aprovechando los 18 centímetros de altura libre al suelo que brinda.

El precio de partida del nuevo Mitsubishi ASX 2017 es de 15.900 € en promoción, si bien la versión que hemos probado durante la presentación con el motor diésel menos potente y el acabado más completo Kaiteki se va hasta los 28.150 euros antes de ofertas, promociones o posibles descuentos (en estos momentos Mitusibishi ofrece 5.200 euros de rebaja por financiación). Y si aún así el ASX 2017 no te convence y buscas más tamaño o un diseño completamente nuevo dentro de la marca, no olvides que en unos meses llega el Mitsubishi Eclipse Cross.

En Diariomotor:

Lee a continuación: ¿Cuáles son las 5 marcas que más han crecido en 2015 en España? ¿Por qué? Pista: la moda del SUV

Solicita tu oferta desde 15.950 €
  • Javier

    Increíble, han conseguido con un restyling hacerlo parecer más viejo de lo que estaba!

    • Vicentín el de Amalia

      Es verdad, y mira que soy muy admirador de Mitsubishi. Le pasa como a esos agricultores que consiguen lo imposible con los melocotones, una fruta que por sí misma sabe a melocotón, y ellos consiguen que no sepa a nada.

      • F(Clemente)1

        Gran comparación, mejor persona jajajajajajaja

  • Smat

    El ASX llegó al mercado como una muy seria alternativa al primer qhasqai, pero tiempo ha hecho mella en él y el mercado ha cambiado mucho en estos años, así en mitsubishi no han tenido más remedio que bajar el posicionamiento del coche (por eso el eclipse cross, su sustituto natural, se coloca por encima y el próximo ASX sera un B SUV) y ahora sus precios y tamaño lo colocan en la pelea del segmento B SUV o como alternativa económica a un C SUV al uso, frente a los primeros es algo más coche, frente a los segundos muy barato, pero en ambos casos queda desfasado en tecnología y diseño.

  • F(Clemente)1

    Estoy muy de acuerdo con los comentarios, con el último restyling se podían haber estado quietos. Aun así, el ASX siempre me ha parecido un coche bien proporcionado, bonito, armónico. No juega la carta de ser excesivo en adornos pero el resultado es bueno. Pesan ya los años sobre todo en el interior, y más en este segmento en los que se están acortando los relevos generacionales de 8 a 6 años y desde que salió el ASX, todos sus rivales han presentado otra generación más. Aun así sigue siendo una opción más que válida y no tan vista por las calles, también jugando a favor de una posible entrega más pronta (comento esto, porque por ejemplo, se que la espera cuando pides un 3008 está llegando a ser hasta Agosto-Septiembre y hay quien le gusta correr al estrenar coche)