Las 5 razones por las que Porsche jamás abandonará el motor Bóxer (+vídeo)

 |  @ClaveroD  | 

Hablar de las entrañas de un Porsche es hablar de motores bóxer, por lo menos en gran parte de sus modelos tal y como demuestran los Porsche 911 o los Porsche 718 Cayman y 718 Boxster. La casa de Stuttgart siempre ha defendido a capa y espada esta particular disposición de los cilindros, nada fácil de encajar en un vano motor, pero con muchas posibilidades que hoy nos pretenden descubrir. Dicho esto, qué os parece conocer las 5 ventajas que ofrecen los motores Bóxer que hacen que Porsche siga enamorada de ellos.

El motor bóxer es todo un símbolo de Porsche, pero sobre todo es una de las mejores configuraciones para dar vida a un motor deportivo

Porsche nos está descubriendo alguna de sus “rarezas” a través de la serie de vídeos Top 5 que está publicando en su canal oficial en Youtube. Tras conocer sus 5 coches más ligeros o los 5 modelos más exóticos que ha fabricado, hoy es turno de meternos bajo el capó trasero de estos deportivos para descubrir uno de sus grandes reclamos, el motor bóxer.

Con el mismísimo Hans Mezger (padre de los motores Porsche desde los orígenes del 911) acompañado de Jean Pierre Kraemer (JP Performance), Porsche realiza un repaso a las características de los motores bóxer para dar a conocer el porqué tras su uso durante más de 50 años en calle y competición. En Porsche han confiado en este diseño desde que naciese el 911, motivo por el que han evolucionado el concepto hasta nuestros días para mantener su esencia y convertirlo en uno de los motores de referencia en cualesquiera de las muchas configuraciones que actualmetne ofrece la marca. En la actualidad lo encontramos en configuración de 4 o 6 cilindros, llegó a existir una versión incluso de 16, con cilindradas de los 2 a los 4 litros en la actualidad, atmosférico o turboalimentado, en posición central o trasera, desde los 300 hasta 700 CV…

Porsche ha sabido evolucionar francamente bien el diseño del motor bóxer para convertirlo en una alternativa de sobrados argumentos para las configuraciones clásicas en V, haciendo valer sus ventajas como son el muy bajo centro de gravedad que ofrecen este tipo de configuraciones, el equilibrado que alcanzan gracias al movimiento enfrentado de sus pistones – de ahí la denominación bóxer -, o la rápida y contundente respuesta que consiguen frente a otras arquitecturas. Obviamente hay más razones, hasta 5 según el vídeo además de algún que otro inconveniente que Porsche pasa por alto, pero bien merece la pena ver el clip para conocer a Mezger, ese ingenierio que fue responsable de que Porsche y los motores bóxer sean prácticamente una sola identidad.

Lee a continuación: Uno de los Porsche 911 más especiales, el Porsche 911 Targa, surgió por un problema de seguridad

Toda la información que necesitas sobre el modelo Porsche 911: análisis general del modelo, ficha técnica, precios, fotos y todas las noticias relacionadas.

  • Txesz

    El motivo nº 4, el turbo de geometría variable… eso no entra ni con calzador y una maza.

    Yo le veo un inconveniente: si quieres disponer de tracción total, sólo puedes emplazar el motor en el voladizo trasero (Porsche) o en el delantero (Subaru).

    Se podría elevar la posición del bloque para que el árbol de transmisión pase por debajo, pero eso implica perder la ventaja de la baja altura del conjunto.

    • David Clavero Domínguez

      Totalmente de acuerdo, ese motivo lo han metido con calzador al hilo de la cercanía que ofrecen la salidas de escape, pero nada tiene que ver con la tecnología VTG per se.

Toda la información que necesitas sobre el modelo Porsche 911: análisis general del modelo, ficha técnica, precios, fotos y todas las noticias relacionadas.