6 secretos del Toyota Yaris GRMN que nadie te ha contado hasta ahora

 |  @sergioalvarez88  | 

Una de las grandes novedades del Salón de Ginebra ha sido el espectacular Toyota Yaris GRMN. Se trata de la versión más deportiva del Toyota Yaris, creada por Gazoo Racing, la división deportiva y de competición del gigante asiático. Precisamente a Ginebra viajamos invitados por Toyota, que además de presentarnos sus novedades nos ofreció la posibilidad de entrevistar a su ingeniero jefe, Tetsuya Tada. Tada-san es el artífice de los Toyota GT86, entre otros vehículos, y ha sido el encargado de imprimir un carácter único a este Yaris. El Toyota Yaris GRMN es más especial de lo que parece, y hoy vamos a contaros algunos de sus secretos.

1) La esencia de su motor es humilde y sencilla

Millones de vehículos han usado ya la base de este motor, fiable y sólido como una roca.

El motor del Toyota Yaris GRMN es un 1.8 sobrealimentado por compresor, de desarrollo nuevo. Nada tiene que ver con el motor 1.8 sobrealimentado por compresor de los Toyota Corolla TTE. No es el 2ZZ-GE antes mencionado, es un motor de nuevo desarrollo basado en la conocida arquitectura 2ZR-FE. Estos 2ZR-FE son unidades de 1,8 litros con distribución variable VVT-i, que se montan en decenas de modelos fabricados por Toyota. Es el motor que montan los nuevos Lotus Elise, aunque los de Norfolk le añaden un compresor Magnusson para elevar su potencia hasta unos 220 CV, encargándose también de la puesta a punto.

2) ¿Por qué compresor y no un turbo?

El compresor que usa el 2ZR-FE del Toyota Yaris GRMN es de cosecha propia, desarrollado por Toyota.

Toyota podría haber usado un motor turbo de menor cilindrada. Un movimiento lógico si su coche de rallye ya usa un motor 1.6 turbo por normativa. Pero a Gazoo Racing no le gusta hacer las cosas como mandan los cánones. Pregunté a Tada-san por qué un compresor y no un turbo, y su respuesta tuvo varios matices. En primer lugar, es una cuestión de packaging: el espacio disponible bajo el capó del Toyota Yaris GRMN no es grande, y el bloque de 1,8 litros ocupa ya una parte importante. El compresor se ha montado en la parte frontal del motor y en una posición baja, contribuyendo a reducir el centro de gravedad del utilitario.

En segundo lugar, recordemos que Tada-san es el padre del Toyota GT86, un coche cuyo motor fue expresamente atmosférico. Un utilitario deportivo de hoy en día también debe ser contundente, por lo que un motor sobrealimentado por compresor era la solución: retiene el carácter progresivo de un atmosférico con el abundante par motor de un turboalimentado. Cierto es que no se trata de la aproximación más eficiente a un motor de alto rendimiento, pero en este caso no se buscaba una gran eficiencia en el consumo de combustible: se buscaba un coche con espíritu. Para consumir poco ya está el Yaris Hybrid.

3) Rendimiento y prestaciones: aspirando al Olimpo

El Toyota Yaris GRMN sólo se venderá con caja de cambios manual de seis relaciones. Nada de automáticos, por favor.

Toyota aún no ha suministrado datos prestacionales o guarismos definitivos acerca del Yaris GRMN. No obstante, afirman que será el mejor de entre sus rivales si hablamos de aceleración de 0 a 100 km/h. Toyota también ha apuntado alto en recuperaciones: nadie debería superarles en el 80 a 120 km/h en cuarta marcha. El segmento está repleto de rivales duros, y recientes llegadas, como el nuevo Ford Fiesta ST de 200 CV. Otros rivales a batir son los Peugeot 208 GTi o los MINI John Cooper Works, ambos a un nivel prestacional muy elevado. El Yaris GRMN tendrá que ser muy rápido, pero también muy ligero y divertido.

4) Una curva de potencia y par muy lineal

La idea de Toyota es que el Yaris GRMN tenga carácter de coche atmosférico. Aunque no han podido hacer el motor tan puntiagudo como el 2ZZ-GE del Corolla TTS – aquél motor cortaba a más de 8.000 rpm – será muy lineal, con una entrega de potencia y par progresiva. En definitiva, un motor que nos hará jugar con la caja de cambios y si bien tendrá una buena respuesta a cualquier régimen, trabajará mejor cuanto más alto sea nuestro régimen de giro. Este 1.8 compresor corta inyección a 7.000 rpm, que hoy por hoy en su segmento es el régimen de giro más elevado – cosas de la era turboalimentada del utilitario deportivo.

5) Un coche diseñado para ser divertido

Los Yaris GRMN montan llantas BBS de 17 pulgadas y un equipo de frenado de alta potencia.

Tada-san lo deja claro. La nueva filosofía de Toyota es fabricar coches más emocionantes y divertidos. Se han acabado los coches “blandos” de antaño, y estos primeros escarceos con la deportividad son la primera prueba de esta nueva era. En su momento, el Toyota GT86 fue un coche diseñado sin benchmark con sus rivales: sólo querían fabricar un coche cuyo rendimiento se midiera en sonrisas. Con este Toyota Yaris GRMN sí esperan ser superiores a sus rivales en dinámica de conducción y prestaciones, pero siempre sin olvidar que el conductor debe estar teniendo el mejor momento de todo su día a su volante.

6) El primer GRMN de calle: un experimento rodante

Los guiños al Toyota GT 86 se siguen sucediendo en el Toyota Yaris GRMN. Del deportivo biplaza ha heredado tanto su volante como sus preciosos asientos deportivos.

El Toyota Yaris GRMN no será el último coche de calle desarrollado por Gazoo Racing. Es sólamente el primero. Pero sí es en parte experimental: Toyota busca capitalizar en las calles la experiencia de su equipo de competición, y lo hacen con una filosofía agresiva y directa: fijaos en su imagen agresiva, cargada de vinilos, o en su mecánica sobrealimentada por compresor, o en su herencia directa del mundo de los rallyes. Su retorno comercial con los consumidores está por medir. Os hablaré de ello en otro artículo, pero las buenas noticias es que el Yaris no será el único Toyota con apellido GRMN.

En Diariomotor:


Lee a continuación: 1.8 Compressor: el motor tras la rebelión de Toyota frente al downsizing

Solicita tu oferta desde 9.600 €
  • JaumeRuizRuanoMarcos

    El toyota yaris mas horroroso de la ultima decada (no le queda nada bien esos faros traseros de Auris en un coche tan pequeño) Del frontal ya ni hablemos…
    En cuanto a mecánica, seguro que ni le han puesto tracción total

    • El diseño ya es subjetivo, lo que cuenta es que con planteamiento diferente al resto Toyota regresa al segmento de los GTi pequeños. Hace cuánto que no se ve un modelo como los anteriores Yaris/Vitz TS/RS por ej. O un Corolla TS. El GT86 también fue el que inició todo..ojala el resto de sus paisanos hagan lo mismo y recuperen un poco de lo antaño.

      • Paco Tce

        Poco se puede recuperar de lo de antaño, los coches de antes eran más analógicos, yo particularmente disfruto más en un Clio RSI del 94 bien mantenido que en un Clio RS Trophy de este año.

  • Lsmone Spank

    ¿Un Auris GRMN?