El Shelby Mustang GT350 se actualiza para seguir siendo un Ford Mustang aún más deportivo y eficaz

 |  @sergioalvarez88  | 

El Shelby Mustang GT350 sigue siendo uno de los mejores deportivos del mundo. Su fórmula ya no existe a este lado del charco: motor atmosférico de alto régimen de giro, tren de rodaje de primer nivel, cambio manual. Posiblemente el Porsche 911 GT3 es lo más cercano al Ford Mustang más deportivo, pero su precio es dos veces superior. El Ford Mustang se ha actualizado al completo de cara a 2018, y es ahora el Shelby el que se actualiza. Su esencia no cambia, pero es aún más eficaz en circuito, y aún más dinámico. Carroll Shelby estaría orgulloso, tenedlo por seguro.

Para empezar, Ford ha trabajado con Michelin, diseñando un nuevo compuesto para los neumáticos del deportivo. Los Michelin Pilot Sport Cup 2 que los Shelby Mustang GT350 montan de serie tienen una banda de rodadura específica, y están montados en nuevas llantas de 19 pulgadas. La sección de estos semi-slicks es de 295 mm en el eje delantero y de 305 mm en el eje trasero. La aerodinámica ha sido otro de los puntos más trabajados en este nuevo Model Year. En el spoiler trasero han instalado un nuevo “Gurney flap”: un pequeño labio aerodinámico instalado en el borde del spoiler fijo.

El frenado sigue siendo cortesía de enormes pinzas Brembo de seis pistones (con pinzas de cuatro pistones en el eje trasero).

Esta solución aerodinámica fue ideada inicialmente por Dan Gurney a principios de los años 70 – además, Dan Gurney fue uno de los artífices del triunfo 1-2-3 de los Ford GT40 en Le Mans – y está diseñada para añadir más carga aerodinámica a la parte trasera del coche. La puesta a punto del coche se adapta a estos cambios en la aerodinámica de forma acorde. La suspensión magnetoreológica MagneRide ha sido mejor puesta a punto y se ha modificado el tarado de sus muelles. El control de estabilidad y la dirección asistida han sido recalibrados en base a la experiencia en competición de Ford Performance.

El motor del Shelby Mustang GT350 sigue siendo el mismo 5.2 V8 “Voodoo” de alto régimen de giro. Un brillante atmosférico capaz de desarrollar 526 CV, con un corte de inyección de 8.250 rpm. Sigue estando asociado exclusivamente a una caja de cambios Tremec manual de seis relaciones. La puesta a punto está firmada por Billy Johnson, experto piloto del WEC y del IMSA estadounidense. Afirma que el coche ahora es más estable a alta velocidad y sobretodo, tiene un mejor paso por curva. Los últimos cambios afectan a su equipamiento y al diseño del habitáculo, ligeramente remozado.

El Shelby Mustang GT350 puede ahora pintarse en colores Ford Performance Blue y Velocity Blue. Las franjas longitudinales están pintadas y pueden encargarse en blanco, azul o negro.

Ahora un marco de aluminio rodea a la instrumentación – la nota de prensa no explicita que sea digital – y nuevas molduras de fibra de carbono se pueden montar en puertas y consola central. Los asientos deportivos Recaro son de serie, y podemos forrar las puertas con un nuevo tejido de ante. La guinda la pone un nuevo equipo de sonido B&O Play con 12 altavoces, controlado a través de un sistema de infotainment SYNC3 con una pantalla táctil de 8 pulgadas. Estas actualizaciones llegarán al mercado a principios del año 2019, y no, no está previsto que el Shelby Mustang GT350 llegue a venderse en España.

Lee a continuación: Ford Mustang y Mazda MX-5, coupé y roadster más vendidos: ¿Cuál vende más y con qué diferencia?

Ver todos los comentarios 9