Skoda Karoq Scout y Karoq Sportline desde 27.000 euros: ¿lo prefieres campero o deportivo?

 |  @ClaveroD  | 

Tal y como ya sucedió con su hermano mayor el Skoda Kodiaq, el Skoda Karoq estrena los acabados Sportline y Scout, dos terminaciones que pretenden llevar al SUV compacto de la marca hacia dos perfiles de cliente muy diferentes: Karoq Sportline para los que buscan un toque más deportivo y Karoq Scout para los que quieren aventurarse más allá del asfalto. Con la llegado de estos dos nuevos acabados se completa la gama Skoda Karoq en la zona alta, convirtiéndose en un serio rival para modelos como el Nissan Qashqai, el Hyundai Tucson o el Kia Sportage.

Dos versiones que se presentan como las interesantes, también las más costosas, de la gama Skoda karoq

Skoda Karoq Sportline

El Skoda Karoq Sportline tiene un precio desde 27.000 euros, quedando un peldaño por debajo de la versión Scout y defendiendo un perfil más deportivo. Sus principales diferencias las encontramos en un kit de carrocería específico de look deportivo con todas las piezas pintadas en el color de la carrocería, difusor, taloneras y pasos de ruedas específicos y llantas de 18 pulgadas (19″ en opción). A nivel de interior se emplea un diseño de volante y asientos deportivo, con tapizado en textil con costuras en contraste. El equipamiento de serie es abundante al tratarse de uno de los acabados más altos encontrando el paquete de iluminación LED, cristales tintados, sistema multimedia con pantalla táctil de 8″, las llantas de aleación ya mencionadas, cuadro de instrumentos digital o climatizador bizona.

Skoda Karoq Scout

El Skoda Karoq Scout tiene un precio desde 29.450 euros convirtiéndose así en la configuración más costosa de toda la gama. Se trata de una versión que se caracteriza por ofercer una visión más campera del Scout a través de una carrocería revisada con nuevas protecciones en símil de aluminio, altura ligeramente sobreelevada y una configuración de terminación exterior/interior específica. No encontramos detalles técnicos que le permitan mejorar sus cualidades todocamino. A nivel de equipamiento, al ser una de las versiones tope de gama, encontramos elementos como el Virtual Cockpit, iluminación Full-LED, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, llantas de 18″ de serie, climatizador bizona, cristales tintados, etc.

Un solo motor para los Karoq Scout y Sportline

En el lanzamiento de estas dos versiones, ya disponibles en configurador y concesionarios, Skoda sólo ofrecerá una única configuración mecánica. Hablamos de que tanto el Karoq Sportline como el Karoq Scout estarán asociados a un motor 2.0 TDI de 150 CV, con cambio manual de 6 relaciones y tracción total 4×4. A futuro es más que probable que veamos una ampliación de la oferta mecánica del Karoq en estos dos acabados, introduciendo la caja de cambios automática DSG o una alternativa gasolina, pero por el momento solo será posible adquirir esta configuración diésel.

Vídeo destacado del Skoda Karoq

Lee a continuación: ¿Por qué comprar un Skoda Karoq en lugar de un Nissan Qashqai?

Similar al SEAT Ateca con el que comparte muchas piezas, el nuevo Karoq pretende convertirse en la alternativa algo más sobria y elegante. Destaca por su amplio habitáculo y notable presentación

Ver todos los comentarios 1
  • joel david riobueno herrera

    Me parece que se quedaron CORTOS en todo lo concerniente a lo mecánico y técnico para darle una mayor capacidad off road. Ademas de que exteriormente lo “scout” les ha quedado flojo.

Similar al SEAT Ateca con el que comparte muchas piezas, el nuevo Karoq pretende convertirse en la alternativa algo más sobria y elegante. Destaca por su amplio habitáculo y notable presentación