El sueño de McLaren es el nuestro, coches más ligeros, y no más potentes

 |  @davidvillarreal  | 

La industria británica no pasa por su mejor momento. Hace tiempo ya os hablamos del declive que sufrió la industria del automóvil británica, de marcas hoy desaparecidas, y de lo que otrora fuera uno de los productores más importantes de coches de Europa y el mundo. En un momento en que marcas como BMW sopesan incluso marcharse de las islas, si las consecuencias del Brexit así lo requirieran, la industria británica se ampara en fabricantes de coches exclusivos y deportivos que, como McLaren, aportan el glamour y la distinción del coche inglés. ¿Pero qué futuro le espera a los fabricantes? El sueño de McLaren es el nuestro, coches más ligeros, y no más potentes.

El sueño de McLaren, coches más ligeros, y no más potentes

Esta ha sido la declaración intenciones de Mike Flewitt, CEO de McLaren Automotive, que hablando con autoridades y representantes de la industria del automóvil en Reino Unido ha abogado por un futuro en el que la batalla de los fabricantes de coches se libre en la reducción de peso, y no en el incremento de potencia.

Una filosofía que un día fue, y aún lo sigue siendo, la luz que guía y que guió a marcas como Lotus.

Recuperando la excelencia de la industria británica

Poner el foco en el peso y no en la potencia no solo garantiza la creación de deportivos más competitivos, con mejores prestaciones, con los que competir con marcas como las italianas, con Ferrari o Lamborghini. Centrar el desarrollo en el aligeramiento, preocuparse menos de la potencia y más de ahorrar peso es una garantía de vanguardia tecnológica.

La batalla del aligeramiento se libra en las nuevas técnicas de ensamblado y estructuras, pero sobre todo en la elección de los materiales, y en la producción de componentes, a menudo de gran tamaño, con metales ligeros y fibra de carbono y materiales compuestos. Una producción de componentes que exige de maquinaria adecuada, de inversiones en infraestructura y sistemas de producción, pero sobre todo en personal cualificado.

McLaren, como no podía ser menos, lleva esta declaración de intenciones a su propia marca y recuerda que en modelos como el McLaren Senna se ha llegado a conseguir que una puerta pese menos de 10 kilogramos, prestando atención a detalles que podrían parecer insignificantes, como la densidad de la pintura, y el grosor de las capas que se aplican en la carrocería. Ver 5 nuevos datos y 18 imágenes inéditas del McLaren Senna que, ahora sí, harán que te enamores.

En cualquier caso, y aún asumiendo que seguimos hablando de un fabricante de coches exclusivos, de volumen modesto – unos 4.000 coches al año – y precios fuera del alcance de cualquiera de los mortales, no nos quepa la menor duda de que la excelencia se consigue siguiendo estrategias como las planteadas por el CEO de McLaren Automotive.

Más imágenes del McLaren Senna:

Lee a continuación: Si el McLaren Senna fuera un eléctrico, tendría que pesar dos toneladas para igualar sus prestaciones

Ver todos los comentarios 3
  • eder

    Lo mismo que la filosofía Lotus-Caterham, Ariel, Radical Sports, Bac y demás marcas británicas fabricantes de trackdays.

    • Leonardo Vendrasco

      podriamos poner a Pagani

  • Bull00

    cuanto más lo veo más feo me parece, vale que es un super lo que querais pero la lineas y demas no son dignas de mclaren….. la linea marcada con el P1 era la correcta… por lo menos no parecia montado a piezas jajajajaj