CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor

3 MIN

Qué es la correa de distribución y por qué te despedirás de tu motor si se rompe en marcha

Juan Carlos Lezama Gonzalez | 25 Oct 2022
Correa De Distribucion
Correa De Distribucion

Para que el motor coche funcione de manera correcta necesita de otras piezas para realizar ciertas funciones. Entre esas piezas tenemos un sistema de cadenas o correas, que una vez colocadas en su posición, cumplen diversas funciones. Una de ellas es la correa de distribución y es de la que depende el motor para mantenerse sincronizado.

La correa de distribución se asegura de que todo en el motor funcione sin problemas, y en cierta forma se encarga de mantenernos seguro en la carretera. Juega un papel esencial en el buen funcionamiento de su motor de combustión interna. Aquí vas a aprender qué es la correa de distribución y otros aspectos importantes que todo conductor debe conocer.

¿Qué es la correa de distribución?

La correa de distribución es una correa de goma dentada con dientes duros para entrelazarse con las ruedas dentadas del cigüeñal y los árboles de levas. La correa de distribución tiene como función principal el hacer girar el cigüeñal así como los árboles de levas del motor para que cada uno de los cilindros funcione de manera correcta.

La correa de distribución controla los movimientos de las válvulas de admisión, válvulas de escape y pistones para que las válvulas funcionen al mismo tiempo que los pistones. Si el cigüeñal y los árboles de levas no funcionan sincronizados, el coche no funcionará correctamente.

Por lo general, se encuentra debajo de una cubierta, que busca protegerla de la suciedad, el aceite y la mugre que se encuentran cerca del compartimiento del motor.

¿Por qué es importante la correa de distribución?

La correa de distribución cumple una función importante en el motor al garantizar que todos los componentes móviles a los que está conectada funcionen de manera correcta y sincronizada. Esto hace que siempre se encuentra sujeta a una gran tensión, al mantener las diferentes partes moviéndose al unísono.

Si la correa de distribución está dañada o desgastada, el motor enfrentará problemas, el motor puede detenerse y el coche se detendrá. Lo que es aún más problemático, es que cuando finalmente se rompa, lo que sucederá si no se reemplaza, el daño puede ser potencialmente catastrófico para tu motor.

El tiempo recomendado para reemplazar la correa de distribución es de alrededor de 60 mil a 100 mil millas, sin embargo, estos intervalos pueden ser más largos en los coches más nuevos.

¿Cuándo se debe reemplazar la correa de distribución?

Muy diferente a como suele ocurrir con otros componentes del coche, como la rótula de suspensión o los frenos de tambor, cuando se comienza a dañar la correa de distribución, no hay señales de advertencia únicas. El coche funcionará bien en un momento y fallará al otro.

Lo mejor que se puede hacer para que esto no suceda, es realizar un mantenimiento regular cada cierto tiempo y reemplazarla de acuerdo a los tiempos sugeridos en el manual del fabricante.

Si no reemplaza la correa de distribución en el tiempo recomendado, podría terminar dañando el motor, con válvulas dobladas o rotas, daños en la culata o el árbol de levas o daños en el pistón y la pared del cilindro.