27 de diciembre de 2018 (*) actualizado a las 13:43

iQuon, Android en el futuro de Saab

( @EugenioDomenech ) el

Ya conocimos hace unos meses en el prototipo Phoenix la tendencia de diseño y tecnología que la Saab irá adoptando los próximos años. En particular cabe destacar la implantación en sus modelos del sistema operativo de Android que ofrece un uso táctil y abre un gran campo de posibilidades tecnológicas. En Saab, este sistema innovador ha sido bautizado como iQuon.

Para entenderlo de un modo sencillo digamos que, con el iQuon, el Saab se convierte en un smartphone a cuatro ruedas. Ofrece conexión a internet, una pantalla táctil de 8 pulgadas, acceso a servicios de archivos de audio y multimedia. Además puede explorar las múltiples plataformas que hay en internet. Por ejemplo: Youtube, TuneIn, Spotify, etc. La unión con éste sistema de Google le dará acceso a todas las aplicaciones en la que se debe destacar Google Maps para la navegación ya que cuenta con una gran cantidad de información de interés.

Registro de datos del vehículo usos prácticos y futuras aplicaciones

La información del estado del vehículo se procesa desde el iQuon y lo comunica al taller para localizar posibles problemas o prevenir riesgos. La información se registra a través de más de 500 sensores que son leídos y procesados por el iQuon. Éstas serán utilizadas para el desarrollo de aplicaciones por parte de terceros. Incluyen mediciones de, por ejemplo: la velocidad del vehículo, la ubicación y dirección de la marcha, la conducción del conductor, velocidad de giro, el ángulo del volante, la velocidad del motor, el par, temperatura exterior e interior, la presión barométrica, la posición del sol, etc.

Sensaciones personales acerca del iQuon

Sólo con imaginar la capacidad que tiene iQuon da un poco de miedo. Hay que considerar la enorme cantidad de aplicaciones tanto útiles como juguetitos que, a partir de la recopilación de tantos datos y con la opción de poder controlar desde la propia aplicación el coche, podrán hacer gran cantidad de acciones como, por ejemplo: tintado automático de lunas, análisis de conducción ahorrativa o deportiva, errores al volante, desgaste de frenos, explimir el par, y una lista infinita de etcéteras. Pero es un miedo mezclado con la sensación del niño que espera los regalos de los reyes magos, con unas ganas locas de conocer de cerca esta tecnología.

Al final, cabe esperar que el copiloto disfrute del iQuon más que el conductor que deberá (lógicamente) estar atento a la conducción. Quizá sea demasiado interesante como para hacer que el conductor pueda estar pendiente de la carretera y a la vez buscar su música favorita, registrarse en un hotel, llamar a su padre… pero, en fin, lo mismo se diría con la aparición de la radio… Sólo queda ver cómo el hombre se va adaptando y van cayendo los mitos o se van consolidando realidades.

Fuente: Android, Saab
En Tecmovia: Harman quiere integrar todo el ecosistema Android en tu coche, Seguridad Vial Race, una completa aplicación para Android y iPhone, Controla el estado de tu Nissan Leaf con la aplicación oficial para Android

Comentarios...

No está permitido comentar.