Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
Tesla
Logo Icon

3 MIN

Tesla nos muestra el Model S junto al Roadster en vídeo

Hace tiempo que se viene hablando del futuro Tesla Model S, un modelo que, si cumple con las expectativas, se hará un hueco en la historia como uno de los coches eléctricos que ayudó a cambiar el panorama automovilístico mundial.

A su precio, que a día de hoy se estima en unos 57.000 dólares americanos, hay que unir la versatilidad de un vehículo de 5 plazas – se habla de un 5 + 2 – y un diseño atrevido y elegante que hará de esta berlina uno de los coches eléctricos más deseados del mundo.

Su alta carga tecnológica y el buen hacer de la marca con su modelo anterior, permiten a Tesla jugar con ventaja frente a otros nuevos competidores. Por eso mismo, la marca no se esconde y muestra sin rubor su nuevo modelo en comparativa directa con el antiguo Roadster.

Puestos a comparar, el Roadster parece un pequeño juguete al lado de esta berlina de lujo. Está claro que son conceptos totalmente diferentes.

Mientras que el Roadster era un pequeño deportivo, que sirvió para que la marca le mostrara al mundo que un eléctrico puede ser igual de gratificante y divertido que cualquier otro modelo similar de combustión, el Model S será el nuevo buque insignia de la marca y creará un nuevo nicho en el segmento de las berlinas de lujo: las berlinas de lujo eléctricas.

Se habla además de que el Model S saldrá con una gran autonomía gracias a su mayor espacio y a la mejora en la densidad de las baterías. Habrá versiones con hasta 480 km de autonomía, permitiendo circular a una velocidad máxima de 190 km/h y siendo capaz de alcanzar los 100 km/h desde parado en tan solo 6 segundos.

Como clara mejora respecto al Roadster están los tiempos de carga, que se estiman en unos 45 minutos en carga rápida contra las 3 horas que podía tardar el pequeño deportivo.

Está claro que el mayor peso y tamaño de este modelo no permitirá las mismas capacidades deportivas que el mencionado Roadster, pero desde mi punto de vista, la marca busca ya posicionarse en el mercado con el Model S, mientras que el Roadster era una primera aproximación hacia un mercado, el de los coches eléctricos, que todavía tenía que demostrar que era comercialmente viable.

Aunque las comparaciones son odiosas, viendo en el vídeo ambos modelos, a mi personalmente no me importaría hacerme con cualquiera de ellos.

Fuente: Green Car Reports En Tecmovia: Ya no se pueden encargar más unidades del Tesla Roadster en Estados Unidos | Las pequeñas startups de vehículos eléctricos acaban sucumbiendo ante los grandes fabricantes | Tesla Roadster, probamos el primer deportivo eléctrico | Tesla Energy Storage System, el secreto del Tesla Roadster | Tesla Current, un estudio de diseño para el futuro En Diariomotor: Tesla Roadster Sport 2.5, a prueba (I) | Tesla Roadster Sport 2.5, a prueba (II) | Tesla Roadster Sport 2.5, a prueba (III) | Tesla Model S, unos que vienen otros que se van