Electricidad generada en las salidas de escape, otra mejora del gasto energético

Óscar Miguel  |  @omiguel  | 

¿El futuro es la propulsión de vehículos mediante energía eléctrica? Parece bastante claro que por ahí van los tiros. Alejarse de la combustión fósil, a pesar de las últimas tendencias “parche” en biocombustibles, es un paso que se tendrá que ir dando, pero será de una forma muy paulatina. De momento, están surgiendo las tendencias de aprovechar mucho más cada gota de combustible y de sacar energía para accesorios del vehículo sin que sea a través de los derivados del petróleo.

Regeneración de energía a través de la frenada, la función Start&Stop e incluso la implantación de paneles solares son algunos de los movimientos amén de otros más experimentales, como el que están desarrollando conjuntamente científicos de la universidad norteamericana de Ohio y de Caltech en California. Se trata de un material que permite convertir el calor generado en las salidas de escape para producir energía eléctrica.

Los materiales termoeléctricos no son una novedad físicamente, pues ya la ha utilizado la NASA con diferentes propósitos, pero sí lo es esta aplicación de los mismos. Esta nueva creación permitiría ahorrar un notable 10% de combustible aproximadamente, ayudando a aprovechar más energía de la que realmente se aprovecha en los motores de la combustión (alrededor de un 25% de la generada, perdiéndose lo restante en el calor y en el movimiento de los propios componentes).

Resulta sencillo pensar en una serie de factores que pueden convertir esta tecnología en útil para su expansión y su rendimiento global. En primer lugar, el coste del sistema es totalmente discriminatorio para su producción en serie. Los creadores del invento calculan que, en grandes cantidades, tendría un precio de producción de sólo 10 dólares, por lo que parece que este aspecto está solucionado.

También está el factor de la homologación, que no debería ser un problema si se estudia a fondo, y el también muy importante uso de esta tecnología: ¿con qué vamos a utilizar esta energía? Entre los puntos importantes parecen alzarse la recarga de la propia batería del coche, el precalentamiento del motor, el aire acondicionado, la iluminación, etc. Todo en pro de descargar al motor de combustión de la tarea de generar esa energía.

La novedad efectiva de esta utilización de las piezas termoeléctricas no lo es tampoco en cuanto a estudio, pues algunas marcas automovilísticas como BMW ya se han interesado en esta tecnología para ahorrar cierto consumo de combustible. La japonesa Honda se interesó hace tiempo también por esta tecnología pero no se conocen avances suyos al respecto.

Vía: motorauthority

En Diariomotor: Sistema de medición de la velocidad mediante el ruido del tubo de escape | Luces nocturnas con energía solar en las carreteras de InglaterraGM utiliza gases de vertedero como fuente de energía

Lee a continuación: Loremo, un vehículo ultraeficiente y con nuevo diseño

Ver todos los comentarios 22