Mini Cooper Cabrio

 |  @omiguel  | 

El nuevo Mini Cooper Cabrio acaba de ser desvelado antes de que se presente en el NAIAS de Detroit y después de que con el anterior adelanto se nos hiciera la boca agua. Este pequeño salto generacional actualiza la “cara” del descapotable con la del Mini Cooper presente en este año, aunque además incorpora una serie de ligeros cambios en el aspecto práctico del modelo.

Uno de los cambios más importantes se produce en la capota, con un recalibrado del sistema de apertura/cierre de techo de lona para ofrecer un tiempo de proceso de 15 segundos a una velocidad máxima de 30 km/h. Entre una situación y otra, existe la opción de abrir parcialmente la parte central como si de un techo solar se tratara, siempre y cuando que no se superen los 120 km/h de velocidad. Al igual que en la anterior versión, la luneta trasera sigue siendo calefactable.

Mini Cooper Cabrio

Un detalle de esos que parece que sólo podría tener Mini tiene que ver con la “experiencia” de usuario a la hora de utilizar un cabrio. El temporizador Always Open (siempre abierto) se encarga de mostrarle al conductor el tiempo que el vehículo ha permanecido con la capota abierta, incluyendo el tiempo en el que el vehículo se encuentra parado. Según la propia Mini el hecho de conocer esta cifra estimula al propietario a utilizar el Cooper Cabrio como un auténtico descapotable. Curioso.

El espacio que queda libre en el maletero se ha afinado, realizando una ganancia de unos 5 litros de volumen cuando se encuentra el techo cerrado con lo que se alcanzan los 170 litros de capacidad de carga. La clásica función “easy-load” ha sido incorporada para poder abatir los dos asientos traseros y sumar, con el techo puesto, una capacidad total de 660 litros. Esta fila trasera, con todo, sigue contando con un espacio para los ocupantes justo pero correcto.

Mini Cooper Cabrio

La máxima conectividad multimedia está disponible en el Cooper Cabrio, incluyendo elementos como el equipo de sonido con conexión USB para reproductores externos y compatibilidad con el iPhone de Apple, enlace Bluetooth para el “manos libres” móvil, etc. También se incluye el ABS+EBD más el CFC (control de frenada en curva), el control dinámico de estabilidad DSC como opción, control de presión de neumáticos, control de distancia de aparcamiento, llantas de 16” con neumáticos RunFlat, climatizador, espejos exteriores eléctricos, etc.

Son dos versiones, como era de esperar, las disponibles en cuanto a motores. La versión Cooper Cabrio incluye el motor 1.6 litros de 120 CV y 160 Nm de par máximo y la versión Cooper S Cabrio incorpora el 1.6 litros TwinScroll de 175 CV y 240 Nm de par máximo. Por defecto, se enlazan a las ruedas delanteras con un cambio manual de seis marchas aunque para el modelo “S” está disponible una caja automática de también seis relaciones.

Mini Cooper Cabrio

El precio estimado para estos modelos será de 22.500 euros en el Cooper Cabrio y de 26.500 euros en el Cooper S Cabrio.

Este vídeo es un pequeño homenaje publicitario al nuevo Mini Cooper Cabrio. Verlo y escucharlo por la carretera recuerda perfectamente a tardes soleadas de verano. Creo que hasta las vacas que aparecen en la secuencia lo piensan.

Parece que el Cooper Cabrio llega perfectamente renovado para seguir haciendo una gran presión en este segmento de pequeños cabrios, frente a otros modelos como el Peugeot 207 CC.

Mini Cooper Cabrio 2009.

Vía: worldcarfans

En Diariomotor: Mini Cooper Cabrio 2009, adelanto de imágenes | Análisis de protección antivuelco de tres conocidos: MINI Cabrio, Peugeot 207 CC y C3 Pluriel | Mini One y Cooper 2008, mecánica y precios

Lee a continuación: Mini E eléctrico, primeras imágenes

Solicita tu oferta desde 16.950 €