Ssangyong se declara en suspensión de pagos

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 

La coreana Ssangyong acaba de declararse en suspensión de pagos, es decir, no tiene liquidez suficiente para pagar a sus proveedores o empleados. El paso siguiente a la suspensión de pagos suele ser la ruina efectiva, o dicho de otra manera, la bancarrota. Si hay suerte la empresa es absorbida por otro grupo, si no la hay, desaparece del panorama empresarial. La crisis económica ha afectado especialmente a Ssangyong, ya que su cartera de productos únicamente está compuesta por SUVs y grandes monovolúmenes.

En tiempos de crédito restringido es difícil dar salida a dichos productos, incluso a pesar de su precio competitivo y Ssangyong ha notado un bajón muy importante en sus ventas, del 63% globalmente hablando. Ello ha afectado a las cuentas de la empresa, que tienen un déficit para 2008 de unos 76 millones de dólares. Como muestra un botón, en 2007 la coreana tenía 237 concesiones, mientras que en 2008 y con un presupuesto ya recortado a principios de año, ha pasado a tener sólo 180 concesionarios.

La dirección de la empresa ha pedido fondos de emergencia a SAIC, la empresa china propietaria del 51.7% de sus acciones. Las ayudas han sido denegadas, según el diario Chosun, debido a que el sindicato de empresa ha pedido la dimisión de diversos ejecutivos chinos a los que culpa de la situación económica de Ssangyong. El caso es que los empleos de 8.000 trabajadores penden de un hilo, así como las garantías y servicio oficial a los miles de dueños de vehículos Ssangyong en todo el mundo.

Vía: leftlanenews
En Diariomotor: Ford pone Volvo a la venta, Negadas las ayudas a los tres de Detroit, bancarrota en ciernes

Lee a continuación: La crisis aprieta (3): -96.4% en las matriculaciones de Islandia

Ver todos los comentarios 20